¿Y la gringa cómo sabe que así serán los resultados? – Por G. Zelaya

“Los resultados en el nivel presidencial NO se divulgaran la misma noche del día de las elecciones por parte del Tribunal Supremo Electoral, debido al estrecho margen con el que se ganaría el solio presidencial”, asegura la embajadora de los EEUU acreditada en Honduras. ¿Y la gringa cómo sabe que así serán los resultados? Dice que han apoyado “técnicamente el proceso” y parece que eso les permite anticipar datos, controlar acciones, determinar límites y establecer hasta dónde debe llegar cada candidato, en especial la que no les conviene.

A derrotar el fraude

Esto apareció en la prensa nacional, en la recalcitrante prensa escrita que respaldó activamente el golpe de estado de junio de 2009: “Los resultados en el nivel presidencial NO se divulgaran la misma noche del día de las elecciones por parte del Tribunal Supremo Electoral, debido al estrecho margen con el que se ganaría el solio presidencial”, asegura la embajadora de los EEUU acreditada en Honduras.

“Las elecciones generales que se celebrarán el 24 de noviembre en Honduras serán “apretadas” y es posible que no haya un resultado definitivo la noche de ese domingo, afirmó este viernes la embajadora de Estados Unidos… Por otro lado, remarcó que “si hay resultados apretados, entonces es muy posible que nadie va a saber los resultados esa misma noche”. Ante tal situación, advirtió que “la gente no va a querer esperar y van a comenzar a oír cosas de un lado, de otro lado”. Palabras de Lisa Kubiske.

¿Y la gringa cómo sabe que así serán los resultados? Dice que han apoyado “técnicamente el proceso” y parece que eso les permite anticipar datos, controlar acciones, determinar límites y establecer hasta dónde debe llegar cada candidato, en especial la que no les conviene. Como siempre, el imperio imponiendo sus reglas de dos maneras: por la fuerza o por la fuerza. Según las normas diplomáticas que son aceptadas a nivel mundial no tendría ni que opinar, al menos públicamente. Pero son el poder mundial y nosotros no estamos cerca de Rusia ni de Irán para que alguien nos tienda la mano.

Sólo somos un maravilloso paisaje, un resort, un lugar en donde pueden hacer turismo y jugar golf los jubilados gringos. Y mucho más apreciado y efectivo el paisaje si carece de pobladores locales, sólo aplican los sirvientes y similares.

Frente a esta intromisión no va a aparecer ningún comunicado del gobierno protestando por la injerencia norteamericana en los asuntos internos de Honduras. Nada parecido a la dureza que el Lobo muestra contra Caperucita roja, contra médicos y profesores.

Lo más probable es que alaben la “mesura”, la “prudencia”, el llamado a la “cordura” de la gringa y que aparezca un bullicioso coro de respaldo en la prensa oficiosa y en los voceros más agresivos de la oligarquía. Ni siquiera hay un solo voto en las urnas, ni una sola acta electoral escaneada y los abusivos norteamericanos ya están preparando el escenario para la negociación, para la repartición del pastel, para imponer sus criterios sobre las políticas de gobierno de Libertad y Refundación y así defender a sus favoritos, a sus protegidos, a los golpistas.

Es muy probable que tengan los nombres de quiénes deben ocupar cargos en el ejecutivo, en las embajadas, en la chafarotada, además de la lista que siempre prepara el cardemal (Óscar Andrés Rodríguez) para “sus” embajadas. Eso no tiene que asombrar a nadie, siempre ha sido de esa forma. Hasta el Cabro Negro pide su tajada y se pone rabioso cuando no lo complacen. ¿Cuándo se deben saber los resultados? Hasta después que los tengan amarrados los gringos.

Después que se haya negociado el triunfo del pueblo, después de las traiciones de siempre. Esas son las pretensiones de la embajada norteamericana y de la derecha golpista.

Pero tenemos la esperanza de nuestro lado, la absoluta confianza en Xiomara Castro, en su entereza, en la experiencia de su equipo y la certeza del apoyo popular. Hay que tener bien claro que algo se tendrá que negociar, que la derecha hondureña es muy fuerte, que la presión gringa va a obligar a establecer pactos, acuerdos secretos, que hay algo peligroso y durísimo sobre el futuro gobierno de Libre y no es más que el peso de la deuda interna y externa, que se va a enfrentar una situación crítica por la quiebra financiera y moral del Estado y el repunte de la criminalidad.

Sin embargo, de nuestro lado hay poderosos instrumentos: la organización popular, los nuevos niveles de conciencia política en buena parte de la población, la masividad del voto que tendrá Xiomara Castro, ese gigante dormido que es el Frente nacional de Resistencia Popular, la movilización a favor de las medidas democráticas del gobierno, la presión pacífica del pueblo para profundizar la transformación y realizar la refundación.

Para mediatizar un poco la injerencia gringa y la demencial terquedad de la derecha golpista debemos acudir temprano y en masa a votar por Xiomara Castro, a exigir que se cumpla la ley electoral que ordena que el escrutinio sea público. El fraude puede derrotarse, aunque los gringos y sus aliados locales pretendan imponer sus criterios. El fraude se derrota con el voto masivo a favor de Xiomara Castro.

 

http://www.ellibertador.hn/?q=article/an%C3%A1lisis-honduras-%C2%BFy-la-gringa-c%C3%B3mo-sabe-que-as%C3%AD-ser%C3%A1n-los-resultados