Adolfo Pérez Esquivel: “Hace unos años Fidel me dijo que tengamos cuidado con el fracking”

Otro Viento visitó las oficinas del Servicio de Paz y Justicia (SERPAJ) para entrevistar a Adolfo Pérez Esquivel.  Luego de atravesar varias escaleras e intercambiar algunos ejemplares de nuestra revista, Adolfo comenzó contándonos su experiencia como docente en la Facultad de Arquitectura platense y su reciente visita en el 50° aniversario de la institución. Su oficina repleta de condecoraciones y retratos con grandes amigos como Fidel Castro o Desmond Tutu fue el escenario de la charla.
 -¿Cómo analiza la política de derechos humanos a nivel latinoamericano y el avance de las empresas transnacionales?
 
La política de derechos humanos en América Latina es compleja, es difícil y peligrosa. Por un lado hay países donde existe una fuerte persecución a quienes defienden los derechos humanos, como México, Guatemala, Honduras, Colombia, Paraguay. En Honduras hay más de 100 periodistas muertos, otros en el exilio, otros presos, por defender la libertad de información.
Por el otro lado, hay países que tienen dificultades pero que tratan de regular o de mantener un Estado de Derecho, y dentro del Estado de Derecho hay dificultades. Hace poco estuve en Chile y la represión a los estudiantes es durísima al igual que a los Mapuches. Sin embargo, se habla de un gobierno democrático. Al pueblo mapuche le aplican la Ley Antiterrorista, que son 30, 40 o 50 años de prisión por defender sus tierras y esto es gravísimo.
El caso de Paraguay es un drama donde prácticamente no está Stroessner, no está la dictadura, pero utilizan los mismos mecanismos de represión y control social. Por eso mismo lo voltearon a Lugo. El caso de los campesinos, acusados del Ejército Revolucionario del Pueblo, fue armado por la derecha paraguaya. En Brasil hay muchísimos problemas también a pesar de que hay un gobierno popular como el de Dilma que trata de hacer pero las cosas se deforman, porque ahí en las favelas hay muchos narcotraficantes, hay muchas situaciones muy difíciles de manejar.
El ejemplomás grave del continente es Colombia, con más de 50 años de conflicto armado, no sólo entre las FARC y el gobierno sino que hay grupos parapoliciales, paramilitares, del ejército de los Estados Unidos. Dentro de este panorama no podemos ignorar que tiene más de 6 millones de desplazados internos y les han quitado las tierras para entregarlas a las empresas multinacionalesque no vienen a proponer un desarrollo sino una explotación, vienen a saquear todo lo que pueden. Aquí en Argentina, en Chile o en cualquier país latinoamericano.
Y un poco está pasando esto en el país también, como con el ingreso de las empresas transnacionales como el caso de Chevron que fue condenada en Ecuador a pagar 19 mil millones de dólares.Es patético, ¿no? Porque los derechos humanos tenemos que hablarlos desde su integridad, no únicamente en lo que es secuestro y desaparición o tortura de personas.
 Cuando hablamos de derechos humanos tenemos que hablar de derechos de los pueblos. Hoy los pueblos son afectados por la megaminería, por los hidrocarburos, por los agrotóxicos, por la frontera de la soja que camina y que está devastando no sólo la tierra sino el medio ambiente y que va a dejar una situación calamitosa el día que eso ya no les rinda más. Porque todo comienza y todo termina, entonces hay procesos muy avanzados de desertificación a raíz de los desmontes que hay por plantar soja.
¿Ustedes alguna vez sintieron hablar del agua virtual? Los pinos y los eucaliptus cuando ya son árboles más o menos adultos,pasando los 15 años, absorben entre 60 y 70 litros de agua por día. Cuando cortan los rollos para las celulosas y se los llevan en los camiones tienen que calcular cuánto se llevan de agua. Tienen que multiplicar esa cantidad de litros por 365 días y por 15 o 20 años. Estoy hablando de un solo árbol.
Cuando te encontrás con miles y miles de hectáreas con plantaciones de pinos o eucaliptus, porque son de crecimiento rápido, haces un cálculo y te das cuenta de la barbaridad de cómo están consumiendo el agua y no es un bien renovable. El agua se pierde y hoy hay 32 países en el mundo que no tienen agua. Estuve en Irak 12 días y te puedo decir que íbamos con la camioneta cargada de agua para dejarlas en los hospitales pediátricos, reservándonos una botella para nosotros.  Hay petróleo pero no hay agua.
 
Y las empresas vienen a saquear. Te mencioné aChevron pero en la Argentinatenes a La Alumbrera, a Pascua Lama, tenes las grandes empresas como los monocultivos de soja que producen la desertificación, la salinización de la tierra. Por ejemplo, hace poco estuve en Misiones, fui de Posadas a Cataratas, dónde está enterrada mi familia,en todo el trayecto ves muchos pinos pero no ves pájaros. Ahora ¿por qué no hay pájaros?, porque se ha quebrado la biodiversidad, y comienzan a producirse estas contradicciones donde se privilegia el capital financiero por sobre la vida de los pueblos. Lo que la Madre Tierra nos dejó cada vez lo están destruyendo más.
-Teniendo en cuenta que el kirchnerismo ha reivindicado la bandera de los derechos humanos en relación con lo que fue la dictadura, ¿qué queda pendiente respecto a esta temática y cómo cree que se puede abordar de manera integral?
 
El gobierno aquí tomó una opción política que nosotros, como Servicio de Paz y Justicia, acompañamos. Lo que hicieron fue abrir las posibilidades o aprobar lo que nosotros reclamábamos. Exigir el derecho de la verdad y la justicia y los juicios, la nulidad de las leyes de impunidad,no es un logro del gobierno sino de las organizaciones.Eso lo hizo bien el gobierno kirchnerista, pero la política de derechos humanos comienza y termina ahí.
 Yo comprendo que hay organizaciones como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, Hijos, familiares, que apoyan al gobierno porque se encuentran contenidos y dieron respuesta a lo que ellos buscaban. Ahora, los derechos humanos no se agotan ahí. El caso de las tierras de los pueblos originarioscomo los Qom o los Mapuches y de los pueblos como  Andalgalá en Catamarca o el caso de Famatina, son claros ejemplos de violación de los derechos humanos.
Acabo de llegar de Córdoba, de estar con la gente de Malvinas Argentinas que están enfrentándose a esa gran empresa que el gobierno tiene como un héroe, Monsanto, cuando es expulsada y condenada en todas partes del mundo. Observas esto y ves que hay contradicciones, son políticas de derechos humanos y el gobierno tiene un aplazo total. No ha cumplido en nada y encima trae a Chevron para utilizar el fracking a Vaca Muerta.
Hace unos años mi amigo Fidel Castro me dijo: “Ojo, tengan cuidado con el fracking  porque en la Argentina es uno de los países donde van explotar los hidrocarburos con ese método”. Yo no sabía ni que era el fracking, y él meexplicó que perforan a más de 4mil metros la roca madre y le inyectan agua que se contamina para sacar el petróleo, entonces ahora, por ejemplo, el gobierno hace esos acuerdos y son secretos, nadie puede acceder a ellos bajo la escusa de que “son empresas privadas”.
 
YPF, ¿se nacionalizó o no se nacionalizó? Y si fuese privatizado el pueblo tiene derecho a saber, nada se pone en debate, además ni la provincia sabe lo que se firmó, pero pasa con otras provincias también con acuerdos que hacen,  nadie sabe nada y eso no es bueno y es antidemocrático.
-Teniendo en cuenta el rol preponderante de la Iglesia católica en el genocidio y en el saqueo de América, ¿cómo cree que el Papa puede reivindicar los derechos humanos atacados históricamente por la institución que hoy representa?
 
Hay que aclarar una cosa: cuando se habla de la Iglesia no hay que meter a todos en la misma bolsa. En América Latina hay muchísimos mártires, hay gente como monseñor Romero, el pelado Angelelli, hay gente maravillosa como el cardenal Paulo Evaristo Barrios, Carlos Cajade en La Plata. Hay mucho trabajo de base en las iglesias.Ahora, durante la época de la dictadura la mayoría de los episcopados en América Latina guardaron silencio, salvo algunos que lo asumieron.
En Chile la vicaria de la solidaridad con el cardenal Raúl Silva Henríquez, toda la línea de la teología de la liberación en Brasil, han hecho cosas fantásticas. En Uruguay estaba Luis Pérez Aguirre -jesuita y compañero nuestro del Serpaj-.  También podríamos hablar de Centroamérica, el caso de los jesuitas; en El Salvador el asesinato a Ellacuria ymonseñor Romero. Hubo otros que sí estuvieron comprometidos con la dictadura y justificaron hasta la tortura. Ellos sí, tienen que responder ante la Justicia. Algunos como Victorio Bonamín, Adolfo Tortolo,  Antonio Plaza, Christian Federico Von Wernichse murieron, tuvieron hasta esa suerte.
Creo que el Papa Francisco es un hombre que viene haciendo cambios muy profundos. Hay una diferencia en la Iglesia entre los que son funcionarios y están en el poder, y los que son pastores y acompañan a las comunidades de base, trabajan. Bergoglio aquí, iba a las villas, iba a lavar los platos, a barrer, trabajar con la gente y eso se conoce poco. Fue un hombre que ayudó durante la época de la dictadura, sin embargo, no era como la gente que estaba al frente,  lo mismo con Jaime Francisco de Nevares (obispo de Neuquén); ambos estaban con las comunidades de base. Son grandes personas, gente que trabajó, luchó y que realmente tenían una conciencia liberadora, porque hoy se habla mucho, pero cuando había que ponerle el hombro para estar, defender la vida y retornar a la vida democrática de los pueblos, eran pocos.
 
-¿Cómo analiza esta presunta división entre personas u organizaciones que se atribuyen defender lo mismo, ya sea respecto de los organismos de derechos humanos, como es el caso de las Madres de Plaza de Mayo, que tiene a Hebe de Bonafini por un lado y a Nora Cortiñas por el otro; o representantes de comunidades originarias?
 
Lo peor que podemos tener en la vida, así como están los monocultivos de soja, son los monocultivos de las mentes. Si te agarran con los monocultivos de las mentes estás jodido. Esto viene del pluralismo, o sea que la madre naturaleza nunca generó monocultivos, siempre generó la biodiversidad. Acá el pensamiento y las diferencias están bien, hay que tener las diferencias pero hay que tener en claro para dónde va el país dentro de la diversidad.
En el caso de las Madres, Abuelas e Hijos de desaparecidos que optaron por aliarse con el gobierno, es un derecho de cada organización. Nosotros mantenemos la independencia de cualquier partido político, es lo único que nos da credibilidad, y si tenemos que criticar a uno u otro, lo hacemos. Si tenemos que hacer propuestas, también las hacemos, tanto a nivel de gobierno como de organizaciones.
El caso de Félix Díaz, que lo venimos acompañando, sufrió la represión en su comunidad, hay muertes, hay heridos, hay persecuciones a la familia. Félix es un hombre que es coherente, quiere el respeto, la dignidad de su pueblo y sus territorios. Hay otros dentro de la misma comunidad que se aliaron con el gobierno de un señor terrateniente, un señor feudal llamado GildoInsfrán (gobernador de Formosa), una persona nada confiable por todas las cosas que viene haciendo.
Nosotros fuimos al juzgado donde están las causas contra Félix y tienen 60 centímetros de espesor y las causas por las muertes Qom sólo tienen 3 páginas. Entonces, ves lo que pasa con la justicia, ves lo que está pasando con la sociedad, y es un hombre que corre peligro, por eso tratamos de apoyarlo. Si no hubiese estado ahí Nora Cortiñas, Aldo Etchegoyen de la asamblea, Pablo Pimentel y yo, lo hubiesen destrozado. Después La Cámpora va y los echa del acampe de Avenida de Mayo y 9 de Julio. Ahí estuvo el “Cuervo”Larroque, que sí, es un cuervo. Eso no es hacer política buena, eso es politiquería.
 
Nosotros que estamos acompañando a los pueblos, lo hacemos por su derecho al territorio. Pero ese territorio después se lo dan a las empresas, que destruyen todo, no dan nada y generan más hambre, pobreza y enfermedades. Se habla de que tenemos un sistema democrático porque votamos y eso no es democracia, es falso. Es decir, el voto no te garantiza la democracia, que significa derecho e igualdad para todos.Y son espacios a construir, no son espacios que te los dan y vos lo disfrutas.Hay que construir la democracia. Se dice que estamos viviendo en democracia pero no es cierto, estamos viviendo en un gobierno constitucional, no en democracia.

http://otroviento.blogspot.com.ar/2013/11/entrevista-adolfo-perez-esquivel.html