Chile: fallece Nicolasa Quintreman, histórica dirigente pehuenche

Pesar existe por la sorpresiva muerte de la histórica luchadora pehuenche, quien fuera encontrada en las aguas del lago artificial Ralco. En Alto Biobío se decretó duelo comunal y se esperan varios días de ceremoniales para despedirla.

“Yo no tengo por qué salir. Muerta saldré de mis tierras, pero no viva”, era la frase que se le escuchaba constantemente a Nicolasa Quintremán, quien junto a su hermana Berta se opuso por diez años a la implementación de la represa Ralco de Endesa.

Fue el propio lago Ralco, construido artificialmente en dicha represa, el lugar donde perdió la vida, luego de extraviarse de su casa. Con 73 años de edad, la “ñaña” Nicolasa sufría de serios problemas visuales, los que podrían estar detrás del fatal accidente.

“Aparentemente, resbaló, cayó al lago y habría fallecido”, dijo el fiscal Carlos Díaz, quien añadió que “la causa precisa va a ser establecida por la autopsia del Servicio Médico Legal. Carabineros informó que, a primera vista y en base a su experticia, el cadáver no presenta lesiones atribuibles a terceras personas”.

Luego de la autopsia, los restos de la dirigenta fueron llevados a Ralco Lepoy, donde serán velados hasta que se realice su ceremonia fúnebre, programada para este viernes.

Durante los ’90, la lucha de las hermanas Quintremán contó con la solidaridad de los movimientos sociales, especialmente el estudiantil, así como de luchadores por los Derechos Humanos de todo el mundo.

Incluso, en dos oportunidades lograron paralizar las obras que implicaban la inundación de amplios sectores del Alto Biobío, territorio pehuenche.

Luego que el caso llegara a la Comisión Interamericana de DD.HH., con mediación del gobierno de Ricardo Lagos, las hermanas Quintremán terminaron por alcanzar un acuerdo con Endesa, que permitió a la empresa conseguir el terreno para terminar la instalación del proyecto hidroeléctrico.

El acuerdo implicó compensaciones económicas y en tierras para las hermanas Quintremán, tal como ya había ocurrido con más de cien familias que fueron reubicadas y que ahora acusan a Endesa de dejarlas a la deriva.

Nicolasa Quintremán siempre fue muy crítica de la actuación de esta empresa: “Van a tener buenas casas, camas y cocinas, decían. Todo bueno. Hartos animales y más campos, entonces la gente les creía”, dijo alguna vez.

Luego de su muerte, su hermana Berta la recordó emocionada y pidió reserva: “Que me dejen tranquila para trabajar y no olvidar a mi hermana. A ella la voy a tener presente y más rabia voy a tener. ¡Más rabia voy a tener!”, declaró.

En tanto, el alcalde de Alto Bíobío, Nivaldo Piñaleo, manifestó su tristeza, sobre todo porque el cuerpo de la emblemática dirigente apareció en las aguas del lago artificial de la central a la que ella se resistía.

El edil decretó duelo comunal por lo que calificó como “la pérdida de una persona con tantos conocimientos y capacidades propias de los pehuenche”.

http://radio.uchile.cl/2013/12/25/ceremonia-funebre-de-nicolasa-quintreman-se-realizara-este-viernes