Condenas de 66 y 58 años a policías por el asesinato de dos universitarios

Los jueces del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional de la Corte Suprema de Justicia, condenaron a cuatro exagentes de la Policía Nacional por el asesinato de dos estudiantes universitarios.

En audiencia de individualización de pena a Santos Arnulfo Padilla Rodríguez se le impuso una pena de 66 años de reclusión; a José Rubén Pozo López, Wilson Roberto Córdova Rodríguez y Gabriel Donatilo Marcías Hernández una condena de 58 años de prisión a cada uno.

La resolución “estima que los hechos declarados probados se califican como un delito de abuso de autoridad en concurso real con el delito de asesinato, en virtud que los imputados, todos se aprovecharon de su condición de policías, abusando de su autoridad al haber omitido sus deberes de proteger a Carlos David Pineda Rodríguez y auxiliar a Rafael Alejandro Vargas Castellanos quien iba herido con un disparo provocado por agentes que se conducían a bordo de la patrulla MI-92, por lo que el abuso de autoridad fue el medio necesario para ejecutar los asesinatos”.

El hecho donde perdió la vida el hijo de la rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), Julieta Castellanos ocurrió el 22 de octubre de 2011.

De conformidad al artículo 36 del Código Penal, establece que “en el caso que un solo hecho constituya dos o más delitos o cuando uno de ellos sea medio necesario para cometer otro, se impondrá la pena correspondiente al delito que tenga señalada mayor sanción, aumentada en una décima cuarta parte”.

En el caso concreto se estableció que la pena que deberá imponérseles a los imputados José Rubén Pozo, Santos Arnulfo Padilla, Wilson Roberto Córdova y Gabriel Donatilo Marcías Hernández, “este tribunal establece que a los imputados debe imponérseles la pena en concurso real de conformidad a lo establecido en el artículo 35 de la normativa penal” reza la resolución.

“En razón que al imponerles la pena en este concurso real a los condenados les resulta más favorable la imposición de todas las penas aplicables por los delitos que resultaron condenados, ya que al aplicar la nueva pena abstracta por abuso de autoridad en concurso ideal y con asesinato sería de 25 a 37 años y seis meses, lo que resulta más favorable aplicar las penas de forma separada por cada delito, siguiendo con las reglas del concurso real, cuya pena abstracta sería de tres a seis años por el delito de abuso de autoridad y de 20 a 30 años por cada asesinato”.

Es así que el Tribunal de Sentencia con competencia territorial nacional en materia penal determinó condenar en “título de autor” al señor Santos Arnulfo Padilla Rodríguez con una pena de reclusión de 30 años por el delito de asesinato en perjuicio de Rafael Alejandro Vargas Castellanos.

Así mismo se le condena a la pena de reclusión de 30 años por el delito de asesinato en perjuicio de Carlos David Pineda Rodríguez. También se le condena a la pena de reclusión de 6 años por el delito de abuso de autoridad en perjuicio de la administración pública.

Cabe señalar que al hacer la sumatoria de las penas al imputado Padilla Rodríguez suma un total de 66 años, mismas que son impuestas en concurso real por ser más favorables al reo.

También se condenó a título de autor al señor José Rubén Pozo López a la pena de 26 años, por el delito de asesinato en perjuicio de Rafael Alejandro Vargas Castellanos, así mismo se le condena a la pena de reclusión de 26 años por el delito de asesinato en perjuicio de Carlos David Pineda Rodríguez.

A Pozo López también se le condenó a la pena de reclusión de 6 años por el delito abuso de autoridad.

Cabe señalar que al hacer la sumatoria de las penas, a Pozo López le suman un total de 58 años. Otro de los exagentes que fue condenado a título de autor de comisión por omisión es Gabriel Donatilo Marcías Rodríguez a quien se le impuso una pena de reclusión de 26 años por el delito de asesinato en perjuicio de Rafael Alejandro Vargas Castellanos.

Así mismo se le condena a la pena de reclusión de 26 años por el delito de asesinato en perjuicio de Carlos David Pineda Rodríguez.

También se le condena a la pena de reclusión de 6 años por el delito de abuso de autoridad.

Al hacer la sumatoria de las penas al imputado Marcías Rodríguez suman un total de 58 años.

Igual condena se le aplica a Wilson Roberto Córdova Rodríguez.

Por este mismo caso se encuentra prófugos Carlos Yovanny Galeas y Wilfredo Figueroa Velásquez, por lo que Julieta Castellanos y Aurora de Pineda, solicitan a las autoridades que investiguen donde se encuentran para que los capturen y se les aplique lo que establece la ley.

http://www.laprensa.hn/inicio/430239-96/condenan-a-66-y-58-anos-de-carcel-a-asesinos-de-dos