El año en que el Caribe inició el reclamo a Europa por la esclavitud colonial

Tras décadas de debates y propuestas, los países miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom) acordaron en julio presentar un reclamo formal de indemnización a los Estados europeos por la esclavitud y el genocidio colonial.

Caricom: Un 2013 lleno de reclamos por justicia – Por Damy Vales

La Comunidad del Caribe (Caricom) dio en 2013 un gran paso como bloque regional al iniciar el reclamo formal de compensaciones económicas y morales a Europa por la esclavitud y la explotación a la que fue sometida el área.

Luego de décadas de discusiones y propuestas, las naciones caribeñas cerraron filas para demandar a las antiguas metrópolis por la esclavitud, el genocidio de los pueblos autóctonos y el colonialismo.

Durante la Asamblea General de las Naciones Unidas celebrada entre el 24 de septiembre y el 1 de octubre de este año, los 15 países miembros del ente oficializaron la demanda de reparaciones económicas a Europa por el comercio de esclavos durante la época colonial.

Previamente, en la XXXIV cumbre de la Caricom, celebrada del 3 al 6 de julio último en Trinidad y Tobago, se dio luz verde a la formación de un grupo regional para iniciar las reclamaciones a las exmetrópolis, supervisado por los primeros ministros y presidentes de la región.

Esa nueva institución, dirigida por el académico barbadense Hilary Beckles, tendrá la tarea de coordinar las comisiones nacionales de cada Estado.

También se encargará de velar por el proceso jurídico contra Reino Unido, Holanda, Francia, España y Portugal en demanda de una compensación económica y de inversiones en planes de desarrollo para paliar la pobreza heredada de los tiempos de la esclavitud.

En ese sentido, la firma inglesa de abogados Leigh Day & Co estará encargada de asesorar a la Comisión de Reparaciones y de representar legalmente a los países del Caricom para negociar un acuerdo sobre “el impacto de la esclavitud en las sociedades del Caribe en la actualidad”.

El abogado Martyn Day, de Leigh Day & Co, considera que de no lograrse un acuerdo a través del diálogo con los países europeos involucrados, el bloque consignará su demanda ante la Corte Internacional de Justicia, y según líderes del área, no se trata de una venganza sino de reparar una falta histórica.

De acuerdo con el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, el legado de la esclavitud incluye la pobreza endémica y la falta de desarrollo que caracterizan a la mayor parte de la zona.

Pese a no haber datos oficiales, historiadores y abogados involucrados en este tema estiman que más de 12 millones de africanos fueron arrancados de su continente y trasladados al hemisferio occidental para trabajar como esclavos.

No obstante, muchos de ellos no alcanzaron a ver su destino pues murieron en la travesía, debido a las malas condiciones higiénicas, de alimentación y al hacinamiento en las bodegas de los barcos.

Aunque las naciones caribeñas no presentaron una reclamación monetaria concreta, la prensa regional parte de la compensación otorgada por Gran Bretaña a los propietarios de las plantaciones caribeñas tras la emancipación de los esclavos en 1834.

Según Armand Zunder, presidente del Comité Nacional de Reparaciones de Suriname, sólo Holanda obtuvo durante la ocupación de esa nación unos 125 mil millones de euros.

La mayoría de las naciones caribeñas fueron colonias británicas, como Granada, Trinidad y Tobago, Jamaica, y Dominica, aunque otras estuvieron bajo control de Francia, España y Holanda.

A 40 años de que Eric Eustace Williams, Lincoln Forbes Burnham y Errol Walton Barrow, junto a Michael Norman Manley fundaran la Comunidad del Caribe y Mercado Común, bajo el Tratado de Chaguaramas, aún vive ese legado.

Y son precisamente esas reclamaciones dirigidas por líderes actuales, las que hacen renacer el legado de sagaces visionarios que en julio de 1973, decidieron crear una agrupación capaz de defender la soberanía del Caribe.

Por ello, la Caricom llevó a cabo también durante este año, otro reclamo de justicia relacionado con un fallo del Tribunal Constitucional de República Dominicana que afecta a miles de descendientes de haitianos.

La presidenta pro témpore del ente regional y primera ministra de Trinidad y Tobago ha promovido varias acciones para presionar a la Corte dominicana a que revierta la sentencia del 23 de septiembre último, que hace apátridas a los hijos de inmigrantes indocumentados y en tránsito.

Ese fallo, de manera retroactiva a 1929, dejaría a unos 200 mil dominicanos de origen haitiano sin ciudadanía.

Entre otros actos de justicia, los gobiernos de Jamaica y de Trinidad y Tobago analizan cuestiones relacionadas con la libre circulación de personas estipulada por el Tratado Revisado de Chaguaramas.

El pasado 19 de noviembre, 13 jamaicanos fueron devueltos a su país al llegar al aeropuerto internacional de Piarco, Puerto España, incidente que generó indignación pública y socavó la confianza por parte de muchas personas hacia Trinidad y Tobago.

También originó cierta preocupación a escala regional.

Esos reclamos del ente a lo largo del 2013, entre otros de alcance internacional por la paz mundial, muestran al mundo una entidad que además de promover la integración económica y cooperación entre sus miembros, sigue trabajando por la justicia.

Asimismo tiene como prioridad que los beneficios de la integración se distribuyan equitativamente.

Para el período 2014-2018, los planes estratégicos del ente se centran en las esferas económica, social y cultural orientadas a satisfacer las necesidades de los países miembros de esa organización.

Con el fin de continuar haciendo justicia, la Caricom proyecta elevar el nivel de vida y trabajo de las naciones de la región, eliminar el desempleo y acelerar, coordinar y sustentar el desarrollo económico, además de fomentar el comercio y las relaciones económicas con terceros países.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=2187861