El valor de los “Fernando” -Periódico La República, Uruguay

“Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región”

El pedido de procesamiento sin prisión de Fernando Lorenzo y Fernando Calloia ha golpeado duro en la izquierda, particularmente en su alma. Y para atender con claridad el alcance del dolor, hay que saber lo que es el Frente Amplio.

No somos de los que creemos que los buenos están de un solo lado, sino que en todas las filas políticas hay gente de bien, con códigos éticos profundos. Valores, por cierto, que son construcciones históricas de nuestra sociedad donde casi todos hemos participado.

La honestidad es, por eso, un patrimonio de los uruguayos, un verdadero orgullo particularmente cuando se expresa en el sistema político, que es el pilar fundamental de una sociedad construida con una fuerte impronta liberal y republicana. Aunque claro está que nadie está vacunado contra el horror de la corrupción. Por eso la democracia siempre debe estar atenta y vigilante.

Quienes conocemos en profundidad la actitud de vida de Lorenzo y Calloia, sabemos de sus particularidades personales y en ambos casos tenemos el firme convencimiento de que son servidores públicos de primer nivel, identificados con la dignidad humana, la democracia y el republicanismo.

Si cometieron errores no fue por procesar una actitud displicente, sino por querer participar activamente en las soluciones de los problemas de la gente y del destino de la patria.

Se les puede enjuiciar políticamente o en un estrado académico, pero jamás en un escenario penal, por más que la oposición sueñe con encerrarlos con grilletes en algún galpón.

Los dos acusados corrieron peligro y perdieron ante el peligro, lo que muchas veces pasa en aquellos que no profesan el neoliberalismo y que por ello no dejan todo librado al mercado. Es que Lorenzo y Calloia creen que el Estado puede influir en la marcha de un país, como lo han demostrado con los éxitos económicos y financieros que lograron en beneficio de la sociedad en sus años de gestión en el gobierno. Por eso se metieron en la boca del lobo.

Un tema importante como es el de Pluna está ahora impregnado de miserias políticas y humanas, impulsadas por amplios sectores de la derecha. Allá ellos: puede ser que ganen las elecciones nacionales, pero si no lo logran que se preparen para un tercer gobierno del Frente Amplio, de un cuarto y un quinto. Y para que esto pase la dirigencia del FA tiene que ir a tocar el orgullo de ser de izquierda, para que las multitudes se apropien de la política, que no es otra cosa que el engrandecimiento del concepto de ciudadanía.

 

http://www.republica.com.uy/el-valor-de-los-fernando/