En medio de fuertes protestas, aprueban la reforma del Sistema de Retiro de Maestros

En medio  de una apabullante algarabía de protesta que escenificó una centena de maestros en las gradas del hemiciclo senatorial, anoche se aprobó la reforma a los Sistemas de Retiro de Maestros (SRM) y de la Judicatura.

El proyecto del SRM se aprobó con 15 votos a favor y 12 en contra. Entre los votos en contra se encontraban el de los senadores populares, Maritere González, Pedro Rodríguez, Cirilo Tirado y  Rossana López.

El gobernador, Alejandro García Padilla, agradeció anoche a los legisladores “responsables y valientes que cumplieron con su deber”, al votar a favor de los mencionados proyectos. “La aprobación de estas medidas representan un paso transcendental para la estabilidad económica del país y el bienestar de miles de servidores públicos”, dijo el mandatario en comunicado de prensa.

 

“Nosotros teníamos un retiro fuerte y ellos lo han dañado”
El gobierno reclama que el SRM enfrenta  un déficit actuarial de $10,251 millones y que sin la reforma colapsará en el 2020 al quedarse sin dinero, requiriendo inyecciones anuales del erario de unos $562 millones anuales. La reforma, específicamente al SRM, es una de las condiciones que ha impuesto la casa acreditadora Moody’s para evitar la degradación del crédito de Puerto Rico, a nivel de chatarra.

  El senador Tirado quien criticó el proceso “atropellado”  de la sesión extraordinaria, exhortó a su partido a considerar la reestructuración de la deuda pública lo que implicaría renegociar los pagos que se le hacen a los bonistas.

“Maestros quieren la huelga”

En respuesta a la  aprobación de las medidas, que solo necesitarán la firma del gobernador  para convertirse en ley, Emilio Torres, presidente de la organización magisterial Únete y uno de los principales líderes de Frente Amplio en Defensa de Sistema del Retiro de Maestros (FARM), indicó que todas las organizaciones que integran la entidad se van a preparar para convocar un paro del magisterio en enero.

“Todos los maestros quieren la huelga para hacerse oír. Eso es lo que hemos visto a lo largo de este proceso y eso es lo que vamos a hacer en enero”, dijo Torres.

El líder magisterial sostuvo que la huelga podría tener como objetivo presionar para que las medidas sean revertidas o para que sean enmendadas a favor del magisterio. Sostuvo que durante el periodo navideño el FARM se estará reuniendo en sus diversas regiones  para establecer las estrategias del paro.

Senadores del PNP piden tiempo para analizar las medidas

“Tenemos pensado que el 8 de enero le estaremos informando al país lo que hemos decidido”, indicó Torres.

Por su parte, María Elena Lara, presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico (FMPR), indicó que el magisterio deberá decidir lo que desea hacer y no descartó que la organización apoye la opción de la huelga.

“Estamos preparados para huelga y desobediencia civil. Tiene que ser una huelga de pueblo”, añadi%