Envían nota de protesta a Costa Rica por continuar construcción de carretera

Nicaragua, por medio del Ministerio del Exterior, envió ayer una nota de protesta a Costa Rica por el anuncio de la presidenta Laura Chinchilla, de que continuará con la construcción de la carretera que provoca severos daños al nicaragüense río San Juan

Nicaragua, por medio del Ministerio del Exterior, envió ayer una nota de protesta a Costa Rica por el anuncio de la presidenta Laura Chinchilla, de que continuará con la construcción de la carretera que provoca severos daños al nicaragüense río San Juan.

En la nota, firmada por el canciller Samuel Santos y dirigida al canciller tico, Enrique Castillo, se dice que Nicaragua “lamenta” las declaraciones de Chinchilla, quien manifestó que continuarán con la construcción de la carretera durante este verano.

“Nicaragua no solo lamenta las declaraciones de la presidenta Chinchilla y altos funcionarios en tanto los mismos niegan lo afirmado por su país ante el alto tribunal y atentan contra la buena fe de las partes”, expresa la nota.

En la carta Nicaragua demanda a Costa Rica no continuar “con la construcción de una obra que ella misma ha reconocido que ha sido mal planificada y ejecutada hasta tanto no cumpla con sus compromisos internacionales de garantizar que esa obra no ocasiona más daños”.

En la nota de protesta, Nicaragua hizo un nuevo llamado a Costa Rica “a abstenerse de más actos que puedan agravar o prolongar la controversia” ante el máximo tribunal de las Naciones Unidas “o hacerla más difícil de resolver”.

“Al igual que hace un llamado al debido cumplimiento de todos estos compromisos adquiridos” ante la CIJ, agregó el canciller Santos en su comunicación.

El Gobierno de Nicaragua estima que los magistrados del tribunal de La Haya señalaron en sus consideraciones que Costa Rica “reconoció durante el curso de las audiencias orales que tiene un deber de no causar ningún daño significativo transfronterizo como resultado de los trabajos (de) construcción en su territorio”.

Según Nicaragua, en su resolución, la Corte Internacional de Justicia, CIJ, observó que Costa Rica reconoció “la necesidad de realizar trabajos de mitigación en aras de mitigar los daños causados por los efectos de la mala planificación y ejecución de las obras de la carretera”.

Además, Costa Rica se comprometió a entregar este jueves un estudio de “diagnóstico ambiental que cubre todo el estrecho de la carretera a lo largo del banco del río San Juan”.

Se retoma la palabra a ticos

En tanto, el doctor Mauricio Herdocia, exagente de Nicaragua en La Haya, considera que con la nota de protesta se retoma la palabra de Costa Rica en el sentido de que no se reiniciarían los trabajos de construcción de la carretera sino hasta finales del 2014 o inicios del 2015.

“Esa afirmación de Costa Rica, efectuada durante la segunda ronda de alegatos orales, fue el resultado del planteamiento de Nicaragua sobre la urgencia de detener tales trabajos. A ello Costa Rica responde entonces que no existe tal urgencia, por cuanto ‘la reasunción de la construcción’ no sería inmediata sino en esas fechas”, dijo Herdocia.

El experto recuerda que Costa Rica explicó que existía una “versión actualizada del calendario” de construcción, desvaneciendo así el sentido de premura alegado por Nicaragua.

“En palabras de la Corte, con esta afirmación, Costa Rica resaltaba, desde su punto de vista, ‘la falta de cualquier base para al argumento nicaragüense concerniente a la urgencia’”, dijo.

Consideró que esa nueva modificación del calendario, anunciada por los ticos, fue un elemento importante para formar el criterio de la Corte sobre la medida cautelar relativa a la suspensión de los trabajos. La Corte misma expresaría que “lamentaba no haber tenido esa información en una etapa más temprana del juicio”, remarcando así la importancia de la declaración costarricense.

 

Ticos obligados

El especialista mundial en Actos Unilaterales, Víctor Rodríguez Cedeño, exrelator de las Naciones Unidas para este tema, comparte plenamente el criterio de que las declaraciones unilaterales contenidas en el párrafo 33 y 37 de la ordenanza de la CIJ contienen verdaderos compromisos y generaron la expectativa sobre la supuesta falta de urgencia de la medida específica solicitada por Nicaragua.

Ese tipo de declaraciones unilaterales, formuladas por representantes competentes y con la intención de ofrecer a la Corte un hecho concreto que no puede ser revertido, genera la obligación de darle cumplimiento. “Esa obligación no deviene de la ordenanza, que solo se limita a registrarla y documentarla, sino del propio Estado que asume una obligación internacional, esta vez ante un tribunal internacional, vía fuente de obligaciones denominada ‘Declaraciones Unilaterales’”, dice el experto.

 

http://www.elnuevodiario.com.ni/politica/305356-nicaragua-insta-a-costa-rica-a-no-agravar-controversia

 

Carta de la Cancillería de Nicaragua

http://www.cancilleria.gob.ni/publicaciones/carta_cr_17122013.pdf