Argentina: Barrick Gold despide a 1500 trabajadores del proyecto Pascua Lama

Barrick, la productora de oro más grande del planeta, y el gobierno de San Juan llegaron ayer a un acuerdo por el cual la empresa minera hará una fuerte reducción de personal . Hasta el último día de este mes, la compañía empleará a unas 5000 personas, pero desde enero ese número bajará, más tarde o más temprano, a unos 3500 empleos, es decir, un recorte de 30 por ciento de su plantilla. A cambio, Barrick se comprometió a no suspender por completo las tareas en la mina. En total, el proyecto demandará una inversión de US$ 8500 millones.

Los trabajadores que seguirán vinculados a la iniciativa estarán dedicados a obras que incluyen el movimiento y la impermeabilización de suelos, manejo del agua, mantenimiento de infraestructura general y monitoreos ambientales, entre otras cosas.

John Thornton es una de las personalidades más importantes del negocio minero. Su tarjeta indica que es el copresidente del directorio de la canadiense Barrick. En los últimos ocho días, aterrizó dos veces en San Juan. La primera fue el viernes pasado, y la segunda, ayer. Su objetivo: llegar a un acuerdo con la gobernación de esa provincia -a cargo del vicegobernador Sergio Uñac, que reemplaza al convaleciente José Luis Gioja- para llevar adelante el plan de desaceleración temporal de los trabajos de construcción de la mina Pascua Lama, el primer proyecto binacional a nivel internacional y la inversión en curso más importante de la Argentina.

Las negociaciones que llevaron adelante la compañía y el gobierno provincial en la última semana fueron monitoreadas por el secretario de Minería, Jorge Mayoral. De acuerdo con fuentes que participaron de las discusiones, el funcionario nacional acompañó al timonel provincial debido a que se hizo cargo de la provincia hace escasos meses. Del lado de la empresa, Guillermo Caló, máxima autoridad de Barrick en el país, acompañó a Thornton.

“El nuevo escenario implica planificar lo que resta de la construcción mediante un trabajo en fases con programas específicos de tareas, presupuestos y objetivos”, explicaron fuentes vinculadas a la construcción de Pascua Lama. Sostienen que de esta forma se facilitará una planificación y ejecución más eficaz junto con una mejora en el control de costos.

El plan de Barrick es emplear el número de personas necesarias para las distintas etapas del proyecto, algo que la empresa había adelantado a mediados de año, cuando anunció la recalendarización de trabajos.

Respecto de la gente que continuará vinculada al proyecto, fuentes de la compañía fueron enfáticas en recalcar que “siempre Barrick ha trabajado priorizando la contratación de proveedores y mano de obra local, y seguiremos haciéndolo sin dudar”.

El proyecto Pascua Lama, la nave insignia de Barrick a nivel internacional, está afectado por dos grandes cuestiones. Por un lado, recibió requerimientos importantes por el lado de la justicia chilena. Si bien eso no le impide avanzar con las obras del lado argentino, le quita sentido al hecho de mantener la planificación inicial.

En segundo término, durante los últimos meses, el precio de los metales registró una caída pronunciada que afecta la actividad minera a nivel internacional. Es por eso que, según la compañía, su intención es retomar un mayor ritmo en la construcción del proyecto sobre la base de una mejora en las condiciones económicas futuras, tanto por una eficientización de los costos como por una mejora en los precios de los metales.

A principios de noviembre, la empresa había informado que planeaba “disminuir temporalmente las actividades de construcción en Pascua Lama, excepto aquellas que se requieren para la protección del medio ambiente y el cumplimiento regulatorio. Esta decisión pospondrá y reducirá los desembolsos de efectivo de corto plazo, y le permite a la compañía proseguir con el desarrollo en el momento apropiado bajo un esquema en fases más efectivo”.

El presidente y CEO de la compañía, Jamie Sokalsky, explicó en esa ocasión que “en este momento, el curso prudente es disminuir temporalmente la construcción del proyecto, pero naturalmente mantendremos nuestra opción de retomar el ritmo de la construcción y finalizar el proyecto cuando hayan sido logradas mejorías a sus actuales desafíos”.

http://www.lanacion.com.ar/1647652-barrick-se-desprende-de-1500-empleados-en-pascua-lama