México conmemora 20 años del alzamiento zapatista y del TLC con EEUU y Canadá

Sí hemos avanzado asegura el EZLN

Veinte años después de levantar la voz, los indígenas chiapanecos que eran afines al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) están listos para celebrar el vigésimo aniversario de “ser rebeldes”.

Hoy pasaron de ser zapatistas a rebeldes. Fue el 1 de enero de 1994 cuando el EZLN irrumpió la fiesta de fin de año en Chiapas. Diez años más tarde formaron sus Juntas de Buen Gobierno y hoy celebran que se les recuerde.

“Claro que tenemos mucho qué festejar, son 20 años de ser rebeldes, de andar el paso”, aseguró don Aníbal.

El indígena de unos 45 años salió de la “escuelita zapatista” que recién tuvo su curso en la comunidad de Oventic.

Como él, cientos de indígenas tzeltales y tojolabales se arremolinaron sobre la carretera que lleva a las comunidades agrupadas en el territorio zapatista, denominados Caracoles. Son cinco las regiones que son las sedes de las respectivas juntas de gobierno: La Realidad, La Garrucha, Morelia, Roberto Barrios y Oventic.

Actualmente se dan clases en las “escuelitas zapatistas” instaladas en las cinco regiones en las que se habla de los conceptos de libertad y se hace vivir a nacionales y extranjeros lo cotidiano de la zona: siembra de café, maíz, hortalizas, ganadería. Miembros de las Juntas de Buen Gobierno clausuran los cursos y responden a los alumnos.

“Estamos más organizados”

Este 1 de enero cada uno de los cinco caracoles celebrará un año más de existencia.

“Sí que hemos avanzado, aunque digan que no. Hoy estamos más organizados, en cada comunidad hay educación, hay trabajo”, comentó don Aníbal.

El paso del tiempo es visible para algunos. San Cristóbal de Las Casas es en donde el EZLN proclamó la Declaración de La Selva Lacandona. Hoy ese municipio es cosmopolita, con trasnacionales y un turismo que abarrota los hoteles en temporada alta.

Desde San Cristóbal y hasta Guadalupe Tepeyac, pasando por Comitán, Las Margaritas y Oventic, que ya es zona zapatista, el camino de terracería ya desapareció.

“Hace como un año pusieron la carretera y eso hace que lleguemos más rápido a todos lados”, agrega don Aníbal.

En ese camino que lleva a La Realidad, primera comunidad que se convirtió en autónoma, decenas de “rebeldes” esperaron el paso del camión para llegar a la fiesta.

En camiones de volteo los “rebeldes” se trepan para llegar a La Realidad en donde la comunidad autónoma organizó ya el festejo: “1994-2014, 20 años de ser rebelde”, reza un letrero a la entrada.

En el ejido Nuevo Momón, don Aníbal logró reunir a unas 80 personas que van al festín, gente que no rebasa los 30 años, en su mayoría.

Ofelia carga a un menor de ocho meses; ella tiene apenas 28 años y recuerda que a sus ocho años le tocó vivir el levantamiento armado.

“Sí pues, yo tenía 8 años y desde entonces estoy aquí”, balbuceó.

A la entrada de La Realidad hay “rebeldes” y otros que no lo son, pero se respetan. Ever, un joven de 22 años, dice que él y su papá dejaron de ser zapatistas simplemente porque se aburrieron.

Alejandra y Enedina profesan la religión de Testigos de Jehová y por ello no pueden ser rebeldes.

En el lugar de fiesta el resguardo es grande. Los medios de comunicación no entran.

En Prado Pacayal, lugar en donde el “subcomandante Marcos” tuvo su casa, el paso es restringido.

Si alguien quiere preguntar, hablar, o simplemente recordar, hay que pedir permiso a la comunidad autónoma en La Garrucha.

Los hermanos Lázaro y Daniel Aguilar saben esa historia pero, sin permiso, no cuentan nada.

Lo cierto es que los “rebeldes” ya están reunidos en los Caracoles, en donde la puerta está abierta a la sociedad civil, entre los que hay un buen número de extranjeros.

Habrá mucha comida y baile, son los 20 años del alzamiento y lo que nadie sabe es si el “subcomandante Marcos” aparecerá desde algún lugar de la Selva Lacandona.

http://pulsoslp.com.mx/2013/12/31/si-hemos-avanzado-asegura-el-ezln/

Ni más ni mejores empleos con el tratado comercial

A 20 años de haber sido suscrito el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), éste ha fracasado en cada una de sus promesas. Más comercio y más inversiones no se han traducido en más y mejores empleos para los mexicanos. Por el contrario, en dos décadas se ha registrado ecocidio y la devastación del campo mexicano, la industria nacional está desmantelada, en el país crece el desempleo, la precariedad laboral y bajos salarios y se sigue arrojando a millones de compatriotas a la migración.

Organizaciones no gubernamentales realizaron un recuento de daños de las dos décadas del TLCAN, en el que concluyeron que el sueño norteamericano se convirtió para los mexicanos en pesadilla económica.

Entre las organizaciones que realizaron este análisis se encuentran la Asociación Mexicana de Mujeres Líderes Micro Empresarias; Bia’lii, Asesoría e Investigación; el Centro de Promoción y Educación ProfesionalVasco de Quiroga; Colectivo Ciudadano Conciencia Libertaria; Comité 1968 por las Libertades Democráticas y Jóvenes frente al G-20, entre otras.

En un pronunciamiento público que dieron a conocer ayer señalan que sólo con la razón de la fuerza, el fraude, el engaño y el sometimiento a intereses extranjeros se ha podido mantener el TLCAN.

Indicaron que afianzada en más de un millar de reformas constitucionales y modificaciones a leyes y reglamentos nuestro sistema jurídico se adapta a las disposiciones del TLCAN y se ha configurado a la Constitución de nuestro país, como la que arropa a los grandes capitales privados, a quienes se les otorgan plenos derechos, privilegios y garantías para sus inversiones y ganancias pero nulas obligaciones laborales, sociales, ambientales y productivas para con México.

Con este tratado, el país se enganchó a la región de América del Norte, encabezada por Estados Unidos, en la que corporaciones expolian y explotan a los pueblos, y reprodujo el modelo económico que le dictaron desde los organismos financieros mundiales, caracterizado por la polarización y descomposición social, la desarticulación regional y productiva. Una región en la que la militarización y el gasto bélico no tienen comparación en otras latitudes, desde la cual se promueve el gobierno de las corporaciones.

http://www.jornada.unam.mx/2013/12/31/politica/003n2pol

México, EEUU y Canadá buscarán avanzar en una nueva visión estratégica

México, Estados Unidos y Canadá buscarán en la Cumbre de líderes de febrero avanzar en una nueva “visión estratégica” de Norteamérica al cumplirse el 20 aniversario del TLCAN, sostuvo el embajador mexicano en Washington, Eduardo Medina Mora.

En entrevista, el diplomático mexicano señaló que la nueva visión debe incorporar sectores que no tenían el mismo peso hace 20 años como la tecnología de la información, operaciones en red, así como la nueva realidad energética regional y la formación de capital humano.

“De lo que ahora se trata es de construir está visión de gobiernos para que, a través de políticas públicas enfocadas en bajar los costos de transacción y aumentar la competitividad de la región, podamos aprovechar mucho más del potencial que todavía tenemos”, afirmó.

Los presidentes Enrique Peña Nieto, Barack Obama y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, tienen previsto reunirse en la segunda mitad de febrero en algún lugar de México, aún por definir, como parte de los encuentros de líderes de Norteamérica que se realizan desde 2005.

Entre los temas de interés para el gobierno mexicano figuran el crecimiento económico, la competitividad, ciencia y tecnología, así como infraestructura y educación.

Medina Mora, quien asumió el cargo el pasado 14 de enero, dijo que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) dio paso a una “muy efectiva integración” de las cadenas productivas y de valor en manufacturas y servicios, con énfasis en la industria automotriz y electrónica.

“Ahora también involucra el sector aeroespacial y manufactura avanzada en componentes más sofisticados para la industria y también en el diseño e investigación y desarrollo de nuevas tecnologías y nuevos equipos, que empresas como General Electric o 3M realizan en México”, destacó.

Medina Mora señaló que la lógica de la nueva visión es incrementar las capacidades de los tres países para impulsar los niveles de bienestar y empleo en toda la región.

En el caso de la relación económica México-Estados Unidos, el diplomático comentó que muchos de los avances en los primeros 20 años del TLCAN fueron producto de sus reglas, pero no necesariamente por acciones de los gobiernos, sino de las empresas y agentes económicos.

“Ambos gobiernos enfocan ahora sus esfuerzos para construir una visión estratégica compartida respecto del espacio económico común que es Norteamérica”, puntualizó.

Medina Mora indicó que en ese marco se inscribió la visita del presidente estadunidense Barack Obama a México en mayo, cuando los dos mandatarios acordaron establecer un grupo de diálogo de alto nivel y el foro binacional sobre educación e innovación.

“Vamos a proteger, preservar y potenciar la relación que tenemos a través del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y sobre todo que esto se mire como la región compitiendo y comerciando con Asia”, dijo.

El embajador hizo notar por ejemplo que en la frontera México ?Estados Unidos existe un “avance importante pero ciertamente insuficiente respecto de la dimensión y la dinámica” del comercio.

“Hay mejor infraestructura y mejores sistemas pero no a la altura del potencial de intercambio comercial”, subrayó en alusión al hecho de que por la frontera transitan unos 420 mil millones de dólares de mercancías con costos más altos de lo que deberían ser.

El Banco Norteamericano de Desarrollo (NADBANK) estima que se requiere una inversión de mil millones de dólares anuales durante una década para modernizar la infraestructura de la frontera México-Estados Unidos.

Exembajador en Gran Bretaña, Medina Mora expresó que México también sigue con atención las negociaciones del acuerdo de inversión y comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, aún cuando no están tan avanzadas como las de la Alianza Transpacífica (TPP).

“México y Canadá no sólo estamos atentos a negociaciones con Europa, sino creo que tenemos un papel activo que jugar, como en el sector automotriz que es una actividad integrada de un producto norteamericano”, explicó.

“En nuestro interés está la preservación de la acumulación de la regla de origen porque uno de las factores fundamentales en nuestra capacidad de mayor comercio y más interacción con Europa es que incorporemos contenido que no sólo es mexicano o canadiense, sino norteamericano”, aseveró.

Aunque Medina Mora aplaudió que la administración Obama haya aceptado tener consultas permanentes, expresó su expectativa de que México y Canadá “puedan incorporarse a está negociación en el momento oportuno”.

http://www.milenio.com/politica/Mexico-EUA-Canada-estrategia-regional_0_217178351.html