Nicaragua: con apoyo de Rusia, crearán centro de lucha contra drogas

La Asamblea Nacional aprobará un convenio con el Gobierno de la Federación de Rusia, para que personal del Ministerio Público y del Ejército de Nicaragua se capaciten en el marco del control de tráfico de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

La comisión de Asuntos Exteriores del Legislativo concluyó una consulta con el Ejército y la Fiscalía de la República, con el fin de tener listo un dictamen que permita a personal de esas instituciones la superación profesional para el control del tráfico de estupefacientes y sustancias psicotrópicas.

El diputado Jacinto Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, sostuvo que con el convenio se pretende crear un Centro de Capacitación Policial donde se impartan técnicas contra el lavado de dinero y de activos.

Javier Morazán, funcionario de la Fiscalía General de la República, manifestó estar de acuerdo con la aprobación de ese convenio, pues el lazo entre Nicaragua y Rusia permitiría establecer la cooperación en materia específica de capacitación y asistencia técnica.

Representantes del Ejército de Nicaragua también mostraron su opinión favorable para que se apruebe el convenio de colaboración en el área de la superación profesional del personal en el marco del control de tráfico de estupefacientes, sustancias psicotrópicas y sus precursores.

Hay que recordar que en septiembre pasado, durante una visita a Rusia que realizó el Comandante en Jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés Castillo, se acordó la construcción del Centro de Servicio Federal Antidrogas Ruso, para el próximo año en Managua.

Rusia firme contra la narcoactividad

Vale destacar que además del firme apoyo de Rusia a Nicaragua en la lucha contra el narcotráfico internacional, Moscú se ha convertido en uno de los países que van a la cabeza en el combate al negocio de las drogas en el mundo entero.

Algunos analistas coinciden en que el narcotráfico es la base no solo del crimen organizado sino la fuente principal de las organizaciones terroristas, y que para librar al mundo del terrorismo es necesario combatir el narcotráfico.

Muchos países desde hace muchos años cooperan en la esfera de la lucha contra el tráfico de drogas. Actualmente, el centro de atención es Asia Central, porque el próximo año EE.UU. tiene previsto retirar sus tropas de Afganistán.

Debido a ello se espera un incremento de la actividad del narcotráfico en Tadzhikistán, Uzbekistán, Turkmenistán a través de Kirguizia y Rusia, por lo cual muchos de esos países se preparan para reaccionar en conjunto ante esa amenaza.

Como base original de esa cooperación actúa la Organización del Acuerdo de la Seguridad Colectiva (OASC), precisamente creada por Rusia y los países de la Comunidad de Estados Independientes a comienzos de los años 90.

Con esos convenios Rusia se convierte en el país líder de una interacción más estrecha entre los órganos internacionales en la lucha contra la narcoactividad, especialmente con el intercambio de información operativa y en la capacitación de los cuadros.

Un ejemplo claro de esa cooperación es la actividad común de las agencias antidrogas de Rusia y EE.UU. en Afganistán. Como resultado de esa actividad fueron detectados y destruidos una serie de laboratorios para la producción de drogas. Esa colaboración es muy efectiva a pesar de las divergencias existentes entre Moscú y Washington.

Una lucha integral

En la lucha contra el narcotráfico internacional, los analistas coinciden en que Rusia se caracteriza por el estricto cumplimiento de las normas internacionales de la materia. Moscú ayuda a reforzar el potencial profesional de los órganos antinarcóticos y de la Policía en muchos países del mundo, desde Asia hasta América Central.

Importantes medios de Moscú revelaron que el año pasado en la Federación de Rusia se capacitaron más de 600 especialistas de diferentes partes del mundo.

Negocio multimillonario

Uno de los objetivos clave en la lucha contra el narcotráfico es la destrucción de la base financiera de los cárteles. Según estiman los expertos, el volumen del comercio de las drogas en el mundo supera los 60 mil millones de dólares.

Tomando en cuenta la experiencia de Rusia, Nicaragua y resto de países de América Latina pueden dar un paso en firme hacia la destrucción de la narcoactividad, que es la base financiera del terrorismo.

http://www.elnuevodiario.com.ni/politica/304431-nicaragua-apoyo-de-rusia-creara-centro-de-lucha-contra-drogas