Organizaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes colombianas realizan encuentro nacional sobre cultivos ilícitos

Unos 200 delegados de organizaciones campesinas, indígenas y afrodescendientes colombianas se reunirán hoy aquí en un encuentro nacional sobre los cultivos declarados ilícitos, para elaborar propuestas sobre este tema desde la mirada de los propios productores.

El encuentro, según los organizadores, tiene como objetivo “coadyuvar y brindar insumos para construir soluciones desde la perspectiva de quienes son productores de estos cultivos”, coincidiendo con el debate sobre este punto que abordan hoy en los diálogos de paz el Gobierno y la guerrilla de las FARC-EP.

Según la convocatoria durante dos días se trabajarán en cuatro mesas en temas específicos como la erradicación forzada, las fumigaciones con glifosato -que ha traído consecuencias nefastas para el medio ambiente y la población-, el conflicto y el narcotráfico.

Los productores de hoja de coca, marihuana y amapola analizarán el uso tradicional, cultural y alternativo que tienen estos cultivos y las perspectivas para el desarrollo y fortalecimiento socio cultural y económico rural.

También se abundarán en temas como el desarrollo agrario integral, el primero de los puntos abordados en la mesa de paz entre las partes en diálogos, que en mayo último lograron acuerdos parciales sobre este particular.

A este encuentro nacional fueron invitados delegados indígenas y campesinos productores de coca de Bolivia, Perú y Ecuador, afectados por las aspersiones aéreas con glifosato en la frontera.

De acuerdo con los organizadores, durante las jornadas, con sede en la Plazoleta de Los Artesanos de Bogotá, se recogerán propuestas “sobre el desarrollo agrario integral con enfoque territorial, sin condicionamientos”.

En septiembre último se realizó en Bogotá y en San José del Guaviare dos foros sobre la solución al problema de las drogas ilícitas, organizado a pedido de la mesa de conversaciones entre el Gobierno y la guerrilla, que sesiona en Cuba desde noviembre de 2012.

En aquella ocasión los participantes coincidieron en la necesidad “de un cambio radical en la manera como el Estado y varios sectores perciben a los cultivadores de coca, amapola y marihuana” e hicieron un llamado a cambiar la política antidroga y detener las fumigaciones aéreas y la erradicación forzada.

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2165881&Itemid=1