Uruguay: ambientalistas iniciaron campaña de recolección de firmas para prohibir la megaminería

Los impulsores de la reforma constitucional para prohibir la minería metalífera a cielo abierto no lo tienen fácil; necesitan reunir 260.000 firmas antes de fines de abril. Ayer lanzaron su campaña con la participación de artistas y periodistas. 

Juan Pablo Correa

El movimiento denominado Uruguay Libre lanzó ayer, en el anexo del Palacio Legislativo, la campaña de recolección de firmas para reformar la Constitución con un video en el que artistas conocidos como “Pelusa” Vera, Carmen y Cristina Morán, Julio Frade, Orlando Laport, Dani Umpi, Daniel Drexler y el periodista Miguel Nogueira exponen las razones de su oposición a la extracción de minerales metalíferos a cielo abierto. De la reunión de lanzamiento participó la integrante del directorio nacionalista, Beatriz Argimón, ediles blancos y colorados, productores agropecuarios y militantes ambientalistas.

Los impulsores del movimiento pretenden que en simultáneo con las próximas elecciones nacionales se vote para que en todo el país queda prohibida la minería metalífera a cielo abierto.

Víctor Baccheta, un periodista y autor de larga trayectoria militante en la izquierda y el ambientalismo, abrió la reunión diciendo que los grandes proyectos mineros “no son una perspectiva de desarrollo estratégico para el país” y destruyen los ecosistemas “de manera definitiva”. Enfatizó que en Uruguay “no somos un país rico en minerales” y que el yacimiento que pretende explotar la multinacional Zamin Ferrous (proyecto “Aratirí”) tendrá una vida útil de solamente 12 años. Baccheta rebatió las estimaciones que ha dado el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, respecto a los niveles de producción que alcanzaría la minera. Según Baccheta, Kreimerman ha manejado 36 millones de toneladas anuales cuando la propia empresa habla de un máximo anual de 18 millones de toneladas. Si se llegara a los 36 millones, la vida útil del proyecto se reduciría a 6 años, sostuvo Baccheta.

Los impulsores de la campaña no quieren que se los asocie con los intereses de terratenientes que tendrían interés en rechazar la minería como forma de mantener deprimidos los salarios en las zonas ganaderas. Sostienen que en la zona cercana a Valentines (departamentos de Durazno, Treinta y Cerro Largo) los predios tienen unas 500 hectáreas en promedio y pertenecen a familias asentadas en la zona hace generaciones. Baccheta cuestionó que ya se esté negociando por parte del gobierno un contrato con la multinacional cuando aún no dispone de las autorizaciones ambientales, que según datos que manejan los ambientalistas, lejos está de obtener.

También estaba en el público el vicepresidente de la Federación Rural, Manuel Bettega, que si bien aclaró que su organización no se ha pronunciado a favor de la prohibición, opinó que era importante recabar información y consideró que el presidente José Mujica ofendía a los productores y acentuaba la dicotomía campo-ciudad al sostener que los productores pretenden mantener bajos los salarios de sus trabajadores.

Eso es “totalmente falso” porque “los productores tratamos de tener a nuestros colaboradores lo mejor que podemos”, señaló.

 El meteorólogo Raúl Viñas dijo que los organizadores de la campaña “tenemos que informar, informar e informar” que las empresas de minería de gran porte “no pagarán impuestos por 7 años” y que el proyecto de Aratirí supone la explotación por 12 años de recursos “que no se regeneran”.

La campaña lanzó un sitio web (uruguayciudadanossinmegamineria.org), ya cuenta con las papeletas que se deberán firmar y está organizada en 11 de los 19 departamentos.

Los opositores a la megaminería señalan que en países como Chile y Perú se practica en zonas desérticas en tanto que Uruguay esa actividad destruiría un ecosistema fértil.

Fabiana Campos, de Rivera, denunció la acción de la empresa minera Orosur en su departamento, en la zona de Vichadero y Minas de Corrales donde extrae oro.

Aratirí es el blanco

Si bien la minería a cie lo abierto se practica hace años en Rivera, Aratirí y su proyecto concentran la oposición de los ambientalistas. La empresa dice que Uruguay puede llegar a ser el octavo exportador mundial de hierro, muy demandado en China. Planea explotar cinco yacimientos.

http://www.elpais.com.uy/informacion/ambientalistas-buscan-firmas-prohibir-megamineria.html