Uruguay se convertirá hoy en el primer país en asumir la regulación de la marihuana

Hoy, y luego que 16 legisladores del Frente Amplio levanten su mano en señal de aprobación, Uruguay se transformará en el primer país del mundo en asumir el control de todo el proceso de producción, importación, distribución y venta de cannabis tras la sanción que se dará en el Senado a la ley que regula la marihuana. La iniciativa del Poder Ejecutivo, aprobada por Diputados el pasado 31 de julio, volverá a tener en la cámara alta el apoyo de todo el Frente Amplio.

El proyecto había sido anunciado en una cadena de radio y televisión hace más de un año, enmarcado dentro de otras medidas de “seguridad” y “por la vida”. Fue el propio Mujica quien el 19 de junio de 2012 y luego de anunciar las medidas, invitó a los uruguayos a “un mes de reflexión” sobre las propuestas que se darían a conocer públicamente pocos días después. Fue así que el gobierno anunció un proyecto de ley de un solo artículo para la legalización del comercio del cannabis, que estaría regulado y controlado por el Estado.

El director de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, aseguró en una entrevista con la prensa internacional que el marco legal que a partir de hoy regirá en Uruguay “es un experimento abierto a que la gente venga, mire, vea, y después, con datos, opine”.

“Es un experimento en el sentido más puro y sincero, porque cuando uno busca alternativas necesariamente se experimenta. Todo lo otro sería dogmatismo (…) No queremos cometer los mismos errores de los que nos dicen que la solución es lo que se hace hasta ahora pese a que los resultados nos dicen sistemáticamente lo contrario”, agregó. Calzada dijo estar convencido que el camino que se inicia hoy en Uruguay “es lo que teníamos que hacer”.

Uruguay será también, a partir de hoy, uno de los países que abandona la doctrina de represión enmarcada en el régimen sobre el que se sustentan las políticas tradicionales, establecido a lo largo de más de seis décadas nacido en el protocolo de 1948 que determinó que las drogas controladas solo podrían usarse para fines médicos e investigación científica. La Convención de 1961 prohibió el uso y la producción de drogas controladas y la Convención de drogas psicotrópicas de 1971 añadió muchas sustancias sintéticas de uso médico controlado. La Convención de 1988 se enfocó en el control del tráfico incluyendo la necesidad de combatir el lavado de activos y penalizando el tráfico, el cultivo, la producción, la venta y el lavado de dinero, e hizo obligatoria la penalización de la posesión de drogas para consumo personal”.

Legislación

Las primeras legislaciones en Uruguay respecto a la regulación del uso de drogas fueron establecidas en 1933 tras regular el comercio de la coca, el opio y sus derivados. El 11 de setiembre de 1937 se amplía esta ley adecuándola a la legislación internacional y los compromisos con la Convención para la supresión del tráfico ilícito de drogas.

En 1974 se establecen medidas contra el comercio ilícito de la marihuana, establecendo algunas excepciones como el uso medicinal. Pero la plantación, tráfico y posesión de cannabis serían penados con cárcel salvo una cantidad mínima para consumo personal. En 1988 se promulgó la ley 17.016 que cambió la norma del ‘74 y es la que rige hoy sobre el uso de la marihuana.

Claves

– El fin de la ley es “proteger, promover y mejorar la salud pública de la población mediante una política orientada a minimizar los riesgos y reducir los daños del uso del cannabis”, que promueva la educación y prevención, además del tratamiento y rehabilitación de los usuarios problemáticos de drogas.

– La iniciativa diferencia entre el uso de cannabis para investigación científica, fines medicinales, distintos procesos industriales y el consumo recreativo.

– Prevé la creación de un Instituto de Regulación y Control de Cannabis (Ircca), que funcionará en la órbita del Ministerio de Salud Pública y que controlará las plantaciones, el cultivo, la cosecha, producción, acopio y expendio del cannabis.

– Permite el autocultivo personal (con un límite de seis plantas o una producción máxima de 480 gramos) y el cultivo en clubes de membresía (con 15 a 45 socios y un número de plantas proporcional, con un máximo de 99). Tras aprobarse la ley, quienes ya tengan plantas dispondrán de 180 días para registrarse como autocultivadores.

– El texto prevé otorgar licencias de expendio de cannabis psicoactivo a las farmacias. Quienes compren allí deberán inscribirse en un registro de usuarios y podrán comprar un máximo de 40 gramos mensuales.

– Los usuarios deberán optar por una de las tres opciones, no podrán estar en todos los registros.

– Quien produzca cannabis sin autorización legal será castigado con pena de 20 meses de prisión a 10 años de penitenciaría.

– Los consumidores registrados y habilitados para el consumo recreativo deberán ser mayores de 18 años y probar que residen en el país.

– La norma prohíbe toda forma de publicidad de la sustancia psicoactiva, que será vendida sin marcas ni distintivos. Además se prevé la inclusión de pautas de prevención sobre el uso problemático de las drogas en todos los niveles de educación y disponer políticas para la promoción de la salud.

– La plantación, el cultivo y la cosecha así como industrialización y comercialízación de cannabis de uso no psicoactivo (cáñamo) – Las plantaciones o cultivos deberán ser autorizados por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y quedarán bajo su control d i r e c t o.

– EI Sistema Nacional Integrado de Salud deberá disponer de las politicas y dispositivos pertinentes para la promoción de la salud, la prevención del uso problemático de cannabis.

– El Sistema Nacional de Educación deberá disponer de poIíticas educativas para la promoción y prevención del uso problemático de cannabis.

http://www.republica.com.uy/uruguay-regula-hoy-la-marihuana/

La última “marcha ilegal”

La Coordinadora Nacional por la Regulación de la Marihuana convocó para hoy a marchar a las 18 hs, desde Plaza Cagancha hasta el Palacio Legislativo. Los convocantes consideran que será esta la “última marcha ilegal” en la historia del país.

“Según las movilizaciones anteriores esperamos entre 11 y 12 mil personas”, dijo a LA REPÚBLICA Julio Rey, integrante de la Coordinadora. “El momento de esta votación es un avance de los derechos en el país y el fin de provincianismo en Uruguay”, comentó Rey.

En cuanto a una encuesta dada a conocer hace unos días, Rey destacó que el 79% de las personas dijo que era mejor que quienes consumían fueran a una farmacia y no a una “boca”. La misma encuesta daba que un 74% aprueba la marihuana para uso medicinal.

Frente a la idea del Partido Nacional de derogar la Ley si es aprobada, Rey dijo que “nosotros estamos tranquilos, ya veremos. Lo que importa es que esto va a repercutir en el mundo, y ahora nos interesa ver la reglamentación de la Ley”.

http://www.republica.com.uy/la-ultima-marcha-ilegal/