Honduras: con manifestaciones en su contra, asumió J. O. Hernández y dijo que “a la delincuencia se le acabó la fiesta”

Un alto dispositivo militar y policial y la asistencia de miles de nacionalistas rodeó ayer el traspaso de mando del expresidente Porfirio Lobo Sosa, a su sucesor Juan Orlando Hernández Alvarado, quien se convirtió en el undécimo presidente constitucional, desde el retorno a la democracia en 1982, cuando asumió el exmandatario Roberto Suazo Córdova.

Por primera vez desde 1982, un gobernante del Partido Nacional le entrega la banda presidencial a un correligionario.

La extensa cadena de seguridad, con sus eslabones diseminados en los cuatro extremos del Estadio Nacional y sus alrededores, incluso, impidió que las graderías de sol y sombra se llenaran como esperaban los organizadores.

En algunos puntos, las Fuerzas Armadas (FFAA) colocaron varias tanquetas y no permitieron la entrada de vehículos particulares.

Los hondureños que podían entrar tenían que mostrar un brazalete o una acreditación especial, los que fueron repartidos por dirigentes del Partido Nacional en los diferentes departamentos.

El presidente Hernández contó con el calor de los asistentes, que no llenaron el estadio, pero lo aplaudieron durante su discurso, que duró 48 minutos.

El presidente Hernández, quien hizo anuncios importantes en materia de seguridad y empleo, contó con la presencia de más de 56 jefes de misiones, entre los que destacaron el príncipe de Asturias, Felipe de Borbó;el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, quien fue el último en arribar ayer a la capital y el mandatario de China Taiwan, Ma Ying-Jeou.

También estuvieron presentes, entre otras, las delegaciones de México, Haití, Chile, Estados Unidos, Canadá, Ecuador, Cuba, Rusia, Qatar, Perú, India, Japón, Corea, la Santa Sede, Brasil, la Soberana Orden de Malta, Finlandia, Gran Bretaña, Israel, Unión Europea, Alemania, Egipto, Suecia, Irlanda, Bulgaria, Portugal, Bélgica, Noruega, Vietnam, Uruguay, Tailandia, Turquía, Suiza, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Francia, Georgia, Pakistán y Paraguay.

Para controlar el ingreso de los asistentes, los portones de ingreso fueron habilitados minutos después de las 5:00 de la mañana.

CEREMONIA DE TRASPASO DE MANDO
La ceremonia del traspaso de mando comenzó minutos antes de las 7:00 de la mañana con el inicio de la sesión del Congreso Nacional, que tras comprobar el quórum dio lectura a la correspondencia y le concedió permiso al diputado nacionalista, Reynaldo Sánchez, ex secretario privado de Lobo Sosa, para que se desempeñe como ministro de la Presidencia.

Luego, el pleno del Congreso Nacional se trasladó al Estadio Nacional –sin los 36 diputados de Libre– para reanudar la sesión y seguir con el proceso de la imposición de la banda presidencial.

Mientras los diputados llegaban, ingresaron las delegaciones visitantes, después Lobo Sosa y por último el nuevo presidente.

INVOCACIÓN A DIOS
A las 9:10 los organizadores le concedieron la palabra al obispo auxiliar de San Pedro Sula Rómulo Emiliani, para una invocación a Dios, a quien pidió que le dé sabiduría al presidente Hernández, para que combata al faraón de la delincuencia en sus distintas manifestaciones y la corrupción.

Seguidamente, intervino el pastor evangélico, Alberto Solórzano, quien elevó una plegaria para que Dios intervenga y ayude al presidente Hernández a crear una nueva Honduras.

Solórzano dijo que no es con espadas ni con ejércitos que se combatirá el crimen, sino con justicia.

Después, Hernández juró con su mano derecha en una Biblia que no defraudará al país y que dará todo su esfuerzo para sacar adelante la nación.

Antes de jurar, presentó a sus hijos Ivón, Daniela, Isabella y Juan Orlando Hernández, quienes fueron aplaudidos por los asistentes e invitados especiales.

Luego un grupo de niños de varias escuelas de Lempira, departamento de origen del presidente, le entregó un diploma y una de las niñas interpretó una composición musical –cuya letra resalta su personalidad– que lo hizo derramar algunas lágrimas.

Luego Lobo Sosa se despojó de la banda presidencial, se la entregó al presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva Herrera, quien le colocó la insignia y le tomó el juramento de ley.

Durante su discurso tres aviones F-5 e igual número de helicópteros surcaron los aires de la capital, sobre el Estadio Nacional, en honor al nuevo mandatario, que gobernará a Honduras durante cuatro años.
En la cúspide de su discurso Hernández anunció el comienzo de las operaciones de la Fuerza Tigres, adscrita al Ministerio de Seguridad.

EL DATO
La ceremonia de más de 3 horas fue transmitida en cadena nacional.

 

http://www.tiempo.hn/portada/noticias/juan-orlando-hernandez-ejerce-ya-como-presidente

 

Discurso completo:  http://www.latribuna.hn/2014/01/28/juan-orlando-hernandez-yo-solo-no-puedo-ayudenme-ayudense-ayudemos-a-honduras/

 

Miles de personas protestaron en Honduras por asunción a la presidencia de Juan Hernández

Miles de opositores al recién electo presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, marcharon este lunes desde la Universidad Pedagógica Nacional hasta el Estadio Nacional (centro), donde se celebraba la ceremonia de toma de posesión, para expresar su rechazo a este acto, pues consideran que Hernández ganó de manera fraudulenta los comicios presidenciales del mes de noviembre.

De acuerdo al reporte de la agencia de noticias AFP, unas cinco mil personas se acercaron al lugar convocadas por los partidos de izquierda Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) y Partido Libertad y Refundación (Libre), liderado por expresidente Manuel Zelaya, sin embargo un nutrido contingente de policías y militares les impidió el paso a la ceremonia.

“Queremos pasar”, “dictadura”, protestaban a gritos los manifestantes frente al cordón de seguridad, donde policías y militares estacionaron una tanqueta de chorros de agua a presión para intimidarlos.

Ante la imposibilidad de continuar con su protesta, Zelaya se subió junto a otros dirigentes opositores a un vehículo descapotado, desde donde acusó al nuevo gobierno de reprimir la libertad de expresión.

Debido a la situación, el nuevo presidente de corte conservador de Honduras, invitó este lunes al diálogo a todos los partidos políticos representados en el Congreso.

“He convocado a los principales actores de la vida nacional, a un pacto por Honduras (…) en este trabajo común que es de beneficio para todos (…) extiendo formalmente esta invitación a todos los partidos políticos que están representados en el Congreso Nacional (…) lo que nos une es Honduras, a sentarnos a dialogar por Honduras”, dijo el nuevo mandatario en su discurso pronunciado tras recibir la banda presidencial.

No obstante el pasado 14 de enero, el para entonces presidente electo de Honduras firmó un pacto con representantes de diferentes sectores sociales, en el que excluyó a la oposición de izquierda.

Hoy (lunes) “se está montando en Honduras una nueva esclavitud, un gobierno que reprime la libertad de expresión, un gobierno despótico”, denunció el derrocado exmandatario en medio de la ovación de sus simpatizantes.

Hernández, del Partido Nacional (PN, derecha) ganó con 36,8 por ciento de los votos las elecciones del pasado 24 de noviembre a la esposa de Zelaya y candidata de Libre, Xiomara Castro, con 28,79 por ciento de los sufragios, quien denunció un fraude electoral ante la Corte Suprema de Justicia, mediante un recurso de amparo que fue desestimado.

 

http://www.ellibertador.hn/?q=article/miles-de-personas-protestaron-en-honduras-por-asunci%C3%B3n-la-presidencia-de-juan-hern%C3%A1ndez