Aprobará hoy reformas a la Constitución, incluída la reelección presidencial

Diputados de oposición votarán contra los cambios a nivel general, y desconectarán sus sistemas electrónicos cuando se discutan las modificaciones a cada artículo.

Entre este martes y miércoles los diputados sandinistas discutirán y aprobarán en segunda legislatura las reformas a la Constitución Política de Nicaragua, las cuales dejan la puerta abierta a la reelección indefinida del presidente inconstitucional Daniel Ortega, así como mayor concentración de poder.

El jefe de la bancada sandinista Edwin Castro manifestó que no habrá cambios de fondo durante la discusión, aunque se harán algunos ajustes de forma, citando como ejemplo que en el caso de la suspensión de la inmunidad del presidente también dirá vicepresidente, “cosas de ese tipo”, expresó Castro.

 

IGUAL POSICIÓN OPOSITORA

Los diputados de la Bancada Alianza Partido Liberal Independiente (Bapli) aseguraron que la posición que tendrán en el plenario será la misma que tuvieron el 10 de diciembre del 2013, cuando las reformas fueron aprobadas en primera legislatura.

Más poder a Ortega

Wilber López, jefe de la Bancada Alianza Partido Liberal Independiente, manifestó que con “las mal llamadas reformas a la Constitución” solo se le da más poder al presidente inconstitucional Daniel Ortega.

Para López lo que está haciendo el Frente Sandinista es quedándose con la cuota que se había repartido con el Partido Liberal Constitucionalista en las reformas del 2000.

Puntos torales

La reforma constitucional que se discute hoy permite al presidente reelegirse cuantas veces quiera, no hay prohibición alguna y puede ser electo con la mayoría relativa de votos, se elimina la posibilidad de segunda vuelta.

Militares y policías podrán ocupar cargos en el ejecutivo.

El presidente no está obligado a presentar informe personalmente ante la Asamblea Nacional.

El periodo de los alcaldes se extiende a cinco años.

Incluye los valores cristianos, ideales socialistas y prácticas solidarias.

Constitucionaliza el hecho de que los funcionarios públicos se mantengan en sus cargos una vez vencido su periodo, mientras no se haga la nueva elección.

El diputado Eduardo Montealegre reiteró que las reformas a la Constitución no son necesarias y que hay que enfocarse en problemas como el de los cafetaleros, la calidad de la educación, entre otros. Agregó que en la votación en lo general votarán en contra y en la discusión artículo por artículo, van a desconectarse electrónicamente.

 

DEFIENDE REELECCIÓN INDEFINIDA

Castro argumenta que con la reforma se está profundizando en la democracia del país y defiende la apertura a la reelección indefinida, alegando que en una democracia es el pueblo quien decide. “No hay que ponerle cortapinzas ni tenerle miedo a que el pueblo decida”.

Sin embargo, desde el 2008 los organismos de observación nacional e internacional, así como los partidos políticos, han señalado que las elecciones en Nicaragua no han sido transparentes y los magistrados del poder electoral han actuado de forma parcializada con el partido de gobierno, por lo que se ha demandado la elección de nuevos funcionarios y una reforma integral al sistema electoral.

 

Reforma constitucional a discusión