Chile: crecen los críticas a Bachelet por designación de cuestionada funcionaria en Educación

Bachelet marca autoridad y desafía al movimiento estudiantil pero deja abierta la puerta a salida honrosa de Peirano

Es lógico que la Mandataria electa no quiera aparecer “doblegada” y que debe dar muestras de autoridad, pero lo que está en juego es el frágil puente que la Nueva Mayoría construyó en las campañas de primera y segunda vuelta con el movimiento social y estudiantil. Un quiebre anticipado puede poner más cuesta arriba aún los desafíos del segundo gobierno de Bachelet. Y mantener el tema arriba de la agenda puede afectar a la gobernabilidad interna de toda la Nueva Mayoría, especialmente el PC, partido que no ha estado exento de fricciones internas por el apoyo a Bachelet.

Han sido ya más de 48 horas de públicos cuestionamientos a la nominación de Claudia Peirano (DC) como futura subsecretaria de Educación, tanto de parlamentarios de la propia Nueva Mayoría como de los dirigentes estudiantiles, que ponen en tela de juicio a la ingeniera comercial por ser dueña de una Agencia de Asistencia Técnica Educativa (ATE) y haber tenido una conocida postura a favor del lucro. Pero ayer el nuevo gobierno optó por respaldarla, aunque el tema levante el primer foco de tensión con el movimiento estudiantil y eso que aún faltan seis semanas para que asuma la Mandataria electa junto a su gabinete.

Peirano llegó ayer hasta el consejo de gabinete, en las Termas de Jahuel, en el mismo auto que el futuro subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, una señal de que algunos sectores de la DC la respaldan y quieren jugarse por tratar de mantenerla en el cargo. El punto es que ese sector no es la mayoría de la falange y en la propia mesa directiva hay fuertes voces que consideran que es inviable que la ingeniera comercial llegue al Ministerio de Educación, porque es “una autoridad que está deslegitimada desde ya” y se trata de un área que representa –dijeron– uno de los compromisos políticos más complejos  y relevantes que adquirió Bachelet en su campaña: la educación gratuita.

La reunión extraordinaria de la mesa directiva de la DC, que empieza a las 10:00 horas, no será fácil. Se vaticina tensa y sus propios miembros reconocen que será un gallito no menor entre la mayoría que quiere zanjar este foco de conflicto, que temen terminará afectando al partido, y el timonel Ignacio Walker, que se alzó como el guardián de Peirano.

Es más, ayer se comentó que fue el senador quien habría convencido a la ingeniera comercial de no dar un paso al lado y resistir la avalancha, porque hay quienes creen que todo es parte de una operación digitada desde el entorno de la próxima ministra de la Segpres, Ximena Rincón, conocida disidente de Walker.  Rincón es la actual pareja de Walter Oliva, ex marido de Peirano y dueño de una red de establecimientos educacionales subvencionados a la que ésta asesoraba desde su ATE.

 

Son varios los que dicen que Peirano es un nombre que “debería ser rescatado”, pero saben que si su permanencia implica que “se golpeará a Bachelet durante semanas sin tregua”, entonces es imposible que logre asumir el 11 de marzo en la Subsecretaría. Es ahí donde se abre la puerta, idea que se baraja en la DC, a la posibilidad de una salida honrosa para la ingeniera comercial. Eso implica que la Mandataria electa no la baje, sino que sea Peirano “por el bien de la Presidenta electa, para no complicarla”, la que decida no llegar al gobierno y dar un paso al costado.

 

Desde la directiva DC esperaban que concluyera la primera jornada del consejo en Jahuel para coordinarse con el entorno de Bachelet, ya que cualquiera sea la decisión que finalmente se tome en este caso, la premisa sería que debe ser resuelta “en conjunto y con todos remando para el mismo lado”. Por lo mismo, la apuesta es que la mesa concluya hoy con una resolución, la que –agregaron– debe ser entendida como un claro indicio de cómo se manejara el asunto en los próximos días.

Son varios los que dicen que Peirano es un nombre que “debería ser rescatado”, pero saben que si su permanencia implica que “se golpeará a Bachelet durante semanas sin tregua”, entonces es imposible que logre asumir el 11 de marzo en la subsecretaría. Es ahí donde se abre la puerta, idea que se baraja en la DC, a la posibilidad de una salida honrosa para la ingeniera comercial.

Eso implica que Bachelet no la baje, sino que sea Peirano, “por el bien de la Presidenta electa, para no complicarla”, la que decida no llegar al gobierno y dar un paso al costado. Una fórmula que no suena descabellada, considerando que el nuevo gobierno ayer en la tarde salió públicamente a respaldar a la figura DC, reconocer su trayectoria en el área de la educación e, incluso, el rol que jugó durante la campaña, como parte del equipo que elaboró el programa de gobierno de Bachelet en el ámbito educacional.

“Claudia Peirano es una mujer honorable, que tiene más de 25 años de trayectoria trabajando por la educación, tiene una trayectoria reconocida, nacional e internacionalmente, se ha desempeñado en el sector público, también en el ámbito académico y en organismos internacionales y lo más importante, formó parte de la comisión que elaboró el programa de gobierno en materia educacional de Michelle Bachelet (…) está profundamente comprometida con esta reforma que va a ser central en las tareas de los próximos cuatro años”, dijo categórico ayer el futuro ministro de la Segegob, Álvaro Elizalde.

Sí, se le dio un piso no menor a Peirano en medio de un día de duros cuestionamientos, pero tampoco Elizalde se amarró públicamente con alguna frase que garantizara que la nominada subsecretaria sí o sí llegará a jurar el 11 de marzo con el resto del gabinete. Claramente, con  eso dejaron abierta la puerta para la llamada salida honrosa.

Es lógico que la Mandataria electa no quiera aparecer “doblegada” y que deba dar muestras de autoridad, pero lo que está en juego es el frágil puente que el gobierno de la Nueva Mayoría construyó en la campaña de primera y segunda vuelta con el movimiento social y estudiantil.  Un quiebre anticipado puede poner más cuesta arriba aún los desafíos del segundo gobierno de Bachelet. Y mantener el tema arriba de la agenda puede afectar a la gobernabilidad interna de toda la Nueva Mayoría, especialmente el PC, partido que no ha estado exento de fricciones internas por el apoyo a Bachelet.

Así, la salida airosa dependerá, explicaron en la DC, de cómo se decanten los hechos en los próximos días y, al final, puede terminar siendo la mejor solución para ambas, Bachelet y Peirano. La primera, no aparece pauteada por el movimiento estudiantil y, la segunda, no es denigrada con el hecho de que se retire su nominación y se elija otro nombre para la Subsecretaría de Educación.

Ayer, en la Nueva Mayoría era evidente la profunda molestia que imperaba en todos los partidos por esta situación. Pero no era con Bachelet, ni siquiera con Peirano, sino que todos los dardos estaban dirigidos al entorno de la Presidenta electa, a sus asesores, al futuro ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, los que –se les criticó– no hicieron el chequeo exhaustivo correspondiente, lo que implicaba una lectura política que adelantara que las características de la elegida desatarían un conflicto en el minuto cero de la nueva administración.

La situación ha generado coletazos varios. El principal fue la postergación del anuncio de los quince intendentes que eligió la Mandataria electa. Son varios los que coinciden en precisar que la nómina estaba lista desde el miércoles en la tarde, antes que Bachelet regresara de la Cumbre de la CELAC en La Habana, pero que al final no se dio a conocer, porque se optó por un chequeo riguroso y con lupa para evitarse un nuevo error forzado.

En todo caso, hoy se cumple el plazo que se autoimpuso la Presidenta electa para dar a conocer su equipo gubernamental. Ya están los ministros, los subsecretarios y –recalcan en la Nueva Mayoría– no puede “no cumplir” con lo que dijo públicamente, “es importante hacerlo”, porque, si no, dará la sensación errada de “que el gobierno está perdiendo el ritmo antes de asumir”.

El Consejo de Gabinete de Jahuel debería concluir hoy, cerca de las 14 horas, con una declaración pública y las futuras autoridades con las directrices claras de sus prioridades desde el primer día.

 

http://www.elmostrador.cl/pais/2014/01/31/bachelet-marca-autoridad-y-desafia-al-movimiento-estudiantil-pero-deja-abierta-la-puerta-a-salida-honrosa-de-peirano/

 

Gabriel Boric sobre designación de Peirano: “Lo más coherente es que no asuma en Educación”

La situación de la designada, Claudia Peirano, se ha convertido en la primera controversia entre el próximo gobierno y el movimiento estudiantil.

En entrevista con CNN Prime, el diputado electo y ex dirigente estudiantil, Gabriel Boric, ahondó en el nombramiento realizado el martes pasado. “Yo creo que si existe un compromiso por parte de la Nueva Mayoría y de Michelle Bachelet con el fin al lucro, con la gratuidad universal (…), me parece que lo más coherente sería que no asumiera en Educación”, afirmó.

Respecto al eventual escenario en que ella asumiera el próximo 11 de marzo, Boric destacó que es “una partida en falso, un error. En un tema tan clave como es la reforma educacional se generan tensiones innecesarias que se podrían haber evitado”.

En relación a las declaraciones de Peirano y el programa de Bachelet, el diputado electo manifestó que” esperaría que en un acto de humildad se rectifique, es importante reconocer los errores y acá claramente hay contradicciones evidentes”.

Además, enfatizó en la designación de Eyzaguirre como encargado en Educación, asegurando que el nombramiento del futuro ministro ” ya es una primera señal” y recalcando que “los antecedentes que hay sobre la mesa, ya son suficientes para que Claudia Peirano no asuma como subsecretaría en Educación”.

 

http://cnnchile.com/noticia/2014/01/30/gabriel-boric-sobre-designacion-de-peirano-lo-mas-coherente-es-que-no-asuma-en-educacion