Panameños conmemoraron 50 años de la Gesta del 9 de enero

Los sobrevivientes organizaron actos que captaron la atención. Hubo disertaciones y marchas. El gobierno caminó en paralelo
‘El 9 de enero de 1964 Ezequiel Meneses González, el héroe y mártir coclesano, junto a otros estudiantes cumplió con su palabra de volver a pisar la Zona del Canal, ellos ofrendaron con su sangre esa jornada histórica. . ’. Con este relato, el historiador Ricardo Ríos Torres, uno de los protagonistas de los hechos que hoy Panamá recuerda, abrió el primer acto cívico conmemorativo a la gesta histórica en la que —recalcó— ‘no hubo banderías políticas’.
Medio siglo después de este acontecimiento, en un Panamá que se posiciona como la Dubai de América y en medio de la incertidumbre ante la posible suspensión de los trabajos de la ampliación del Canal, el profesor Ríos Torres, ese hombre septuagenario al que le tocó sembrar la bandera en el edificio de la Administración junto a figuras como Carlos Arellano Lenox, con el mismo espíritu nacionalista de sus años mozos lanzó enérgicamente una advertencia: ‘¡todavía hay zonians!’.Ayer fue un día de emociones, de reflexión y de protesta, tal como lo fue en la otrora y extinta zona canalera aquel jueves 9 de enero del 64. Así lo recordó el Movimiento por el Fortalecimiento de la Institucionalidad Panameña, que caminó hacia el icónico monumento en el que tres jóvenes izaron la tricolor.

Ahí, en aquella 4 de Julio (hoy Avenida de Los Mártires), más de un centenar de docentes, exinstitutores, miembros del Consejo Nacional de Trabajadores, la Central General de Trabajadores, la Fundación Ascanio Arosemena, El Kolectivo y políticos de oposición se sumaron al llamado del grupo independiente.

Fue un cabildo abierto. Los exinstitutores tomaron la palabra, la preocupación al unísono fue ‘la pérdida de la soberanía educativa del Instituto Nacional’.

Anais Morán, de la Fundación Pro Instituto Nacional, soltó la inquietud. La dirigente hizo un llamado a mantenerse alerta y defender los destinos del emblemático plantel, cuna de las luchas que gestaron y forjaron la soberanía.

Culminado el programa del Movimiento por el Fortalecimiento de la Identidad Nacional, el acto comenzó a adquirir otro matiz a medida que se iba acercando la marcha organizada por el Ministerio de Educación. Apostados alrededor de uno de los muros del nuevo viaducto de la Avenida de Los Mártires, miembros de El Kolectivo comenzaron a pintar. Las unidades del Servicio de Protección Institucional y oficiales de la Policía Nacional rodearon el área intentando bloquear la acción. (Ver nota: La batalla que ganó El Kolectivo) En cuestión de segundos llegaron las unidades antimotines, pero la presión de las personas impidió que se desarrollara un acto de represión. Poco a poco, sobre el muro gris se fue plasmando un mensaje contundente que quedará para la historia: ‘Panamá libre y soberana’.

Mientras los pintores le daban los últimos retoques a su arte, una marcha de pequeñas delegaciones de entidades gubernamentales llegaba al final de la ruta. En esta actividad nadie lanzó consignas, los gritos de orgullo nacional se cambiaron por melódicos ritmos nacionalistas interpretados por las bandas.

Más tarde, el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción (Suntracs), la Asociación de Profesores, el Frenadeso y el FER 29 dijeron presente. Lo hicieron con sus tradicionales y conocidas consignas, y como dato curioso hubo una amplia delegación que vestida con suéteres blancos que en su parte trasera resaltaba en rojo: ‘Genaro presidente’.

Además, el Suntracs realizó un volanteo en el que plasmaba un mensaje del candidato presidencial del FAD: ‘Enero es Ascanio y los 21 panameños muertos y más de 500 heridos que se sacrificaron por la patria injuriada’.

Una patria que en tres meses elegirá a su próximo gobernante, una patria dividida por banderías políticas. La que los mártires jamás soñaron.

http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2014/01/10/vitores-y-desfiles-para-los-martires-192593.asp