Congreso Nacional aprobó reforma que aumenta la edad para jubilarse

Bajo el argumento de despolitizar la institución, el Congreso Nacional, terminó de aprobar este sábado las reformas a la Ley del Instituto Nacional de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp), en la que se eleva la edad para jubilarse.
La subdirectora ejecutiva del Injupemp, Marta Doblado, indicó que las reformas a la ley de la institución van encaminadas a implementar un gobierno corporativo y a la despolitización y desgremialización para evitar la degradación financiera de ese ente estatal de previsión de los empleados del sector público.
En ese sentido, la institución contará ahora con un equipo técnico administrativa para el saneamiento de las aportaciones, agregó la funcionaria.
La implicación para los aportantes, según la reforma, establece que deberán aportar durante 15 años para recibir el gozo de los beneficios de la jubilación.
Además, la edad para jubilarse pasa de 58 a 65 años, para adecuarla a la realidad de los hondureños, esgrimió Doblado.
La funcionaria aclaró que las reformas aplican para los nuevos cotizantes a partir del 2020, mientras que los anteriores aportantes, se ajustarán a una tabla gradual predeterminada.
Afirmó que con estas medidas no hay perdedores pues lo que se busca es fortalecer la institución y sus inversiones.
Por su parte, el técnico actuarial, Roberto Salinas, descartó que el Injupemp esté al borde de la quiebra y alabó que se reforme la ley porque se mejora la condición de los beneficiarios, aunque admitió que esa reforma pasa por una cuota de sacrificio.
En relación a los beneficios, explicó que las reformas son graduales y no afecta los años de jubilación al tiempo que añadió que un agregado en las modificaciones a la Ley del Injupemp, es que ahora existen pensiones de sobrevivencia para viudas y huérfanos de manera vitalicia.
“Gracias a Dios ahora se están haciendo las cosas como debieron haberse hecho en las demás instituciones previsionales para hacerlas con tiempo, de tal manera que las reformas que se implementaron, permitieron la gradualidad en las mismas y un esquema que no afecta en absolutamente nada a los actuales afiliados del instituto”, argumentó.
Añadió que en los cambios que se incorporaron, en algunos casos, incluso, mejoran la situación de los afiliados y en otros casos, si implica algún sacrificio.
Sobre las inversiones que hace el Injupemp, indicó que las mismas deben realizarse en condiciones de rentabilidad y toca al comité de inversiones y a los directores que ahora serán especialistas en la materia, buscar la forma de que esas inversiones se traduzcan en proyectos y obras de infraestructura que generen el mayor rendimiento para sus afiliados y el mayor desarrollo socioeconómico para el país.
“Aquí andamos buscando que los institutos sean dueños de los mejores proyectos y obras de infraestructura nacional porque esto permite todo ese rendimiento y en lugar de irse a manos privadas que vayan a las personas que más los necesitan en este país que son los ancianos, las viudas, los huérfanos y las personas que necesitan que su fondo esté fortalecido para que los pueda asistir en caso de una eventual situación”, señaló.
Aclaró que si bien es cierto, en las reformas se aprobó un incremento en la edad de jubilación, el mismo comenzará a implementarse hasta en 2020 y de una forma gradual, es decir, se empieza a implementar un año de esa fecha, cada cuatro años, de tal forma que de 68 va a pasar a 62 años y no a 65.
“Eso significa que una persona, por ejemplo, que tiene ahorita 51 años, su retiro va a ser de 59, pero los aportantes que tienen 52, 53, 54 y 55, no les va a afectar en absolutamente nada las reformas”, aseguró.
Salinas reiteró que las reformas son graduales y de hecho la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) participó en un consenso con todas las centrales obreras y fueron precisamente esas organizaciones que aceptaron que a través de las mismas se haga la socialización de tal forma que todos los cotizantes entiendan cuáles son los cambios que se implementaron.
Destacó que uno de los beneficios en la nueva ley es la implementación de las pensiones de sobrevivencia para viudas y huérfanos que antes no existían ya que anteriormente un aportante fallecía y su viuda solamente recibía 36 mensualidades en el mejor de los casos y ahora un activo fallece y se le va a dar una pensión a la viuda por el resto de la vida siempre y cuando dependiera económicamente del causante.
Indicó que la edad promedio en las que se están jubilando los cotizantes del Injupemp es a los 60 años de edad aunque la ley establece que se puede hacer a los 58 y en promedio los hombres que se jubilan a los 60 años, llegan a los 74 y 78 en el caso de las mujeres.
En ese sentido, se están otorgando aproximadamente 14 años de pensión en el caso de los hombres y 18 años en el caso de las mujeres y aparte hay pensiones vitalicias para las viudas y huérfanos y en caso de no existir los mismos, se le da a los ascendientes.
http://www.proceso.hn/2014/01/18/Nacionales/Congreso.Nacional.aprueba/80987.html