El gobierno de Bolivia realiza gestiones para que la Cumbre G77 más China se haga en el país

Una acertada y dedicada gestión diplomática ante los embajadores y gobiernos permitirán a Bolivia conseguir el respaldo de las naciones para conseguir la sede de una Cumbre del Grupo 77 (G77) más China en junio de este año para conmemorar 50 años de este organismo, coincidieron analistas, políticos y un excanciller.

“Hay que preparar esa apuesta sin duda importantísima, por tanto se debe hacer una diplomacia inteligente, es decir implica hacer gestiones en el plano diplomático antes que gestos mediáticos”, afirmó el excanciller Armando Loaiza.

Asimismo cree que es un desatino pretender llevar todos los temas de Bolivia de forma muy personalizada o unilateral, como la coca, a un ente que concentra 133 países.

Sin embargo, reconocer como “trascendental” que se plantee una cumbre del G77 para llevarse a cabo en la ciudad de Santa Cruz, al este de Bolivia.

Loayza insistió que se debe hacer la diplomacia de “todos los días” que debe cumplirla el embajador boliviano en las ONU, Sacha Llorenti.

“Una buena gestión diplomática permitirá a Bolivia conseguir realizar la Cumbre del G77 más China en la ciudad de Santa Cruz en este año, sin duda será un logro muy importante para el país”, aseveró.

Bolivia recibió el 7 de noviembre el mandato, por aclamación de la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), de presidir durante este año, al grupo de las naciones en vías de desarrollo.

El G77 agrupa a casi toda América Latina, África y las naciones del sur de Asia. Se asoció en 2012 a China para negociar en bloque en la conferencia Río+20. El grupo fue formado por 77 Estados en 1964 y ahora incluye a 133 países, que representan dos tercios de los miembros de Naciones Unidas y al 60 por ciento de la población mundial.

La Unión Sudamericana de Naciones (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y la Alternativa Bolivariana de Nuestra América (Alba) postularon a Bolivia para que presida al G77 en 2014.

EL 8 DE ENERO La presidencia del G77, que será recibida el 8 de enero por Evo Morales y quien viajará un día antes a Nueva York, es el máximo órgano político en la estructura del grupo. Argentina recibió el mandato en 2012 y en diciembre de 2013 concluyó la gestión de Fidji, una nación ubicada en Oceanía, donde se realizó la más reciente Cumbre Sur-Sur, la reunión presidencial y el máximo órgano de decisión del Grupo de los 77 que también suele sesionar en Nueva York durante el periodo anual de sesiones de la Organización de Naciones Unidas.

GESTIONES DE EVO En 2014, el turno será de Bolivia y el presidente Morales espera reunir a los mandatarios del grupo en un encuentro cumbre que se perfila en junio en Santa Cruz de la Sierra. En consecuencia el mandatario lidera las gestiones con sus homólogos para conseguir la organización cumbre de estas naciones.

Debido al esfuerzo logístico que implica la organización de este evento, el Gobierno de Evo Morales pidió la cooperación de los empresarios cruceños, quienes ya solicitaron al Ejecutivo mejoras en la infraestructura del aeropuerto de El Trompillo para poder recibir a los invitados y sus delegaciones.

El Gobierno chino respalda la realización en Bolivia de la cumbre del G77 más China en 2014. El tema fue abordado en la reunión que tuvieron en Pekín hace tres días los presidentes de China, Xi Jinping, y de Bolivia, Evo Morales.

Morales comentó en ese encuentro “la intención del Gobierno boliviano de llevar adelante una cumbre del G77 más China en Bolivia” y el gobernante chino “manifestó la total predisposición de su Gobierno y del pueblo chino de cooperar con Bolivia para que se realice”, según las propias declaraciones de Morales.

Argentina expresó el viernes su apoyo a la realización de esta cumbre en la ciudad de Santa Cruz, con motivo de conmemorar los 50 años de esta organización multilateral, informó el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro.

Además ofreció colaboración en la organización de ese evento internacional que prevé realizarse en la ciudad boliviana oriental a mediados de junio.

REPERCUSIÓN En tanto que el analista político Hugo Móldiz considera que el liderazgo del mandatario Evo Morales fue fundamental para conseguir la representación del G77 y por tanto cree que la diplomacia boliviana, apoyada por la gestión presidencial, se logrará la cumbre.

A su vez el senador oficialista del MAS, Eugenio Rojas, dijo que el mandatario Evo Morales es quien lidera los contactos con los mandatarios para recibir apoyo a la cumbre y que a esto necesariamente se está trabajando en la diplomacia.

Recordó que el jefe de Estado recibió con satisfacción el apoyo del presidente chino Xi Jinping quien le expresó el interés que tiene su país de brindar todo el respaldo para la organización del evento en Bolivia.

A su vez el diputado opositor de Convergencia Nacional (CN), Franz Choque, manifestó que antes de hacer público un deseo de Evo Morales, como la cumbre, se debió trabajar en la gestión diplomática antes que la mediática, pues un rechazo sería un “fiasco”.

Cree que llevar a todas las instancias internacionales el tema de la coca es más una defensa de sus bases cocaleras y no de todos los bolivianos.

El Grupo 77 más China

El denominado Grupo 77 ( G77) agrupa a casi toda América Latina, África y las naciones del sur de Asia.

Se asoció en 2012 a China para negociar en bloque en la conferencia Río+20.

El grupo fue conformado por 77 Estados en 1964 y ahora incluye a 133 países, que representan dos tercios de los miembros de Naciones Unidas y al 60 por ciento de la población mundial.

– El G77 ha suscrito declaraciones en los ámbitos de la cooperación y, especialmente, en el del comercio.

El grupo rechazó las acciones militares de las naciones desarrolladas.

– Las reuniones presidenciales más recientes del grupo se realizaron en La Habana, Cuba, en abril de 2000; en Doha, Qatar, en junio del 2005. En mayo de 2013, la cita se realizó en Fidji, en el continente de Oceanía.

– El vicecanciller Juan Carlos Alurralde aclaró que el Grupo de las 77 naciones en desarrollo no abordará temas bilaterales como el reclamo marítimo de Bolivia a Chile.

Santa Cruz esperanzada con encarar el desafío

Autoridades nacionales, departamentales y municipales y sectores empresariales del departamento de Santa Cruz esperan se viabilice la cumbre del grupo de las naciones en vías de desarrollo y China (G77 más China) en junio en la capital oriental.

Para recibir a los 133 presidentes que conforman el grupo de los países en vías de desarrollo se evalúan y coordinan acciones que garanticen un buen acontecimiento internacional.

El empresariado cruceño asegura que el departamento ofrece las condiciones necesarias para asumir este reto.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC), Gabriel Dabdoub, manifestó que los mandatarios de los países adscritos a esta organización tienen garantizado el hospedaje con servicios de la más alta calidad.

“En primera instancia sí estamos preparados para recibir a los presidentes, solo faltaría apoyo hotelero para las comisiones y delegaciones que acompañan a los presidentes”, explicó.

El presidente Evo Morales pidió a los empresarios cruceños y las organizaciones sociales que le acompañen en las actividades que se programarán para el evento.

El estudio técnico, que evalúa la capacidad de infraestructura hotelera, transporte y comunicaciones que los empresarios cruceños preparan, será entregado al presidente Morales un día antes de que haga conocer a la Asamblea de Naciones Unidas que cobija al G77 para su consideración.

Dabdoub señaló que se tomaron todas las previsiones en cuanto a hotelería, restaurantes y logística. Pero aclaró que se deben mejorar las condiciones del aeropuerto de El Trompillo que se pretende utilizar como apoyo al Aeropuerto Internacional de Viru Viru que tiene capacidad de operar aviones comerciales de gran tamaño.

Trabajar en torno Cambio climático y agenda post 2015

Bolivia considera como una de las tareas principales trabajar en acuerdos en torno al cambio climático y la agenda de desarrollo post 2015, pero no descarta considerar el tema de la coca, según versiones del Gobierno.

El embajador ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, comentó que Bolivia, desde la presidencia del G77 más China, tendrá en 2014 la responsabilidad de conciliar criterios y acuerdos entre los 133 países del grupo sobre cambio climático y los objetivos de desarrollo sostenible.

Para el Ejecutivo será fundamental un acuerdo entre las 133 naciones en torno al cambio climático en reuniones previas hacia la Convención de Lima, fijada para fines de 2014.

Además se centrarán en conseguir una propuesta concertada para la nueva agenda post 2015 que tiene como antecedente los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

El analista político, Hugo Moldiz, aseguró que el Gobierno juega un rol protagónico en los debates preliminares sobre la temática del cambio climático en procura de consensos y posterior negociación con las naciones desarrolladas.

“Conseguir incluir en las grandes agendas mundiales estos temas, sin duda son históricos y dependerá de la orientación y tino con la que se manejen lo temas”, aseveró.

En el Gobierno no confirmaron, pero tampoco descartaron el tema de la coca en la G77 más China.

El presidente Evo Morales anunció el 31 de diciembre que planteará a este grupo la importancia de revalorizar la hoja de coca y la necesidad de superar la tergiversación a la que fue expuesta y que en 1961 provocó su inclusión en la lista de estupefacientes de la ONU.

El anuncio lo hizo en una concentración en la localidad de Chulumani, donde defendió el valor cultural, social y medicinal de la coca.

Dijo que la próxima batalla, tras conseguir el reconocimiento del acullico o masticado de coca en Bolivia, es lograr que sea retirada de la lista de estupefacientes de la Convención de la ONU.

Excanciller considera irrelevante plantear el tema coca

Plantear el tratamiento de temas irrelevantes y que sean de carácter unilateral no es acertado, pues el G77 más China asume cuestiones concertadas y multilaterales, según la explicación del excanciller Armando Loayza.

Considera que Bolivia tiene una larga actuación en el G77 y hoy es “muy relevante” que se le otorgue la presidencia.

“El G77 es un grupo de coordinación ad hoc no es un organismo de las Naciones Unidas sino es un grupo de coordinación de este grupo que conforma ahora 133 países en desarrollo incluyendo un país de semejantes proporciones que es segundo en la economía mundial, China”, manifestó.

Dijo que la presidencia de este organismo, en este caso Bolivia en 2014, debe coordinar posiciones.

En consecuencia, según Loayza, Bolivia no puede llevar posiciones unilaterales de un país sino que tiene que coordinar, sumar y tener la capacidad de concertar los grandes temas de política económica internacional que se manejan en las NNUU y el G77 sobre estos pilares presenta sus posiciones.

“Tocar el tema de la coca en el G77 más China es una cuestión muy delicada porque no creo que sea uno de los grandes temas de este grupo numeroso de naciones la política antidrogas, porque es un tema muy controversial en el ámbito de las Naciones Unidas y en el mundo como para que se considere una cuestión representativa del G77”, afirmó.

Loayza dijo que al asumir una posición de pretender tocar el tema de la coca se arriesga al país de que alguna nación o varias, incluso China, puedan decir que “este no es relevante y queda Bolivia mal parada”.

Según el excanciller todos los temas a considerarse en el G77 más China tienen que ser concertados, lo que quiere decir que si algún país o países se oponen a tocar un determinado tema como la coca se deja postergada esa propuesta.

http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2014/0106/noticias.php?id=116373