El Salvador: aumentan los gases tóxicos por erupción de volcán y reubican a familias

Tras la erupción del volcán Chaparrastique, de San Miguel, el pasado domingo, la emisión de dióxido de azufre aumentó los dos días posteriores, confirmó ayer el ministro de Medio Ambiente, Herman Rosa Chávez. El 30 de diciembre, el coloso emanó 1,200 toneladas de gas. Un día después, el 31, hubo una emisión de 2,000 toneladas.

Los gases, por ser muy densos, no se alejan fácilmente y permanecen en los contornos del volcán, bajando hasta los poblados cercanos, donde el olor a azufre es fuerte.

Según el funcionario, sobre el volcán se mantiene una nube de gases que ha descendido sobre sus faldas y está afectando la zona surponiente, sobre cantones y caseríos de los municipios de San Jorge y San Rafael Oriente, de San Miguel.

Expertos del Ministerio del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn) señalan que, cuando esos gases entran en contacto con la humedad, se convierten en ácido sulfúrico y provocan irritación en la garganta y ojos, así como alteración en las mucosas.

“Las personas que estén expuestas a este dióxido de azufre van a sentir afectaciones en la salud, la exposición prolongada es sumamente peligrosa”, advirtió.

Los gases han aumentado debido al movimiento de magma al estar libre el canal volcánico o porque está subiendo, lo cual obliga a las autoridades a que mantengan un monitoreo minucioso.

Vulcanólogos y el MARN hablan de un nuevo posible escenario eruptivo, pero explican que no sería una erupción explosiva como la del domingo, sino emisión de lava, la cual es peligrosa.

Medio Ambiente recomendó ayer a la Dirección de Protección Civil que evacuara a las personas que está en el área de afectación de los gases. La Dirección de Protección Civil indicó que lo ideal es que haya una evacuación permanente de 462 familias, 2,500 personas, que residen en los alrededores del cráter.

Hoy se espera que haya un cambio en la dirección del viento. La nube de gases se estaría moviendo más a la parte sur del Chaparrastique.

En los techos de las casas y en las carreteras y caminos vecinales, se acumula ceniza.

http://elmundo.com.sv/gases-toxicos-aumentan-y-sugieren-reubicar-familias