Tratado de Libre Comercio entre Chile y EEUU cumple diez años de vigencia

Por Kathleen C. Barclay

Este mes celebramos 10 años del Tratado de Libre Comercio Chile-Estados Unidos, el que ha generado un aumento en el comercio bilateral de más de 300%, de US$ 6,6 mil millones a US$ 27,8 mil millones, siendo uno de los acuerdos comerciales bilaterales más exitosos. EEUU representa un mercado de 12% del total de las exportaciones chilenas y provee el 23% de importaciones.

El TLC ha significado para Chile un promedio de 10,3% de crecimiento en las exportaciones anuales -excediendo la tasa del país- contribuyendo positivamente al nivel de crecimiento general de Chile. Estados Unidos continúa siendo nuestro socio comercial más importante, en cuanto a variedad de la canasta exportadora y número dos en términos de volúmenes absolutos. Las empresas de EEUU han invertido más de US$ 25 mil millones en Chile, representando un 25,7% del stock de Chile. Las empresas chilenas han invertido casi US$ 5 mil millones en Estados Unidos.

Hoy, 99,3% de los 7.703 productos exportados a EEUU ingresan libre de arancel y en 2015 se habrán eliminado el 100% de los aranceles y cuotas. Las industrias claves para Chile: vino, salmón, productos de madera y frutas, han crecido significativamente y hoy, 10 años después, se venden 519 productos nuevos a EEUU, los que no se vendían antes del TLC.

El acuerdo fue un paso audaz y difícil que Chile y EEUU tomaron en su momento. Recordemos que Chile en ello, fue pionero. El TLC fue un hito en la relación entre ambos países y en la profundización de la inserción y apertura comercial de la región. El acuerdo con Chile fue el primero que incorporó como parte del texto, los capítulos ambientales y laborales. En su momento, fueron motivo de fuertes diferencias entre distintos actores de la sociedad civil. El tiempo ha demostrado que fue posible hacer crecer el comercio y la inversión, sin incurrir en causales que detonaran medidas de denuncias en dichos temas.

Adicionalmente a las exitosas cifras de comercio e inversión, existen importantes e inesperados resultados que nos motivan a trabajar aún más por los próximos 10 años.

Los que estuvimos involucrados en este proceso, recordamos cómo uno de los argumentos que se utilizaban en Estados Unidos para oponerse a un TLC, era que las empresas optarían por instalar sus manufacturas en otras economías, generando así un impacto negativo en el empleo. Hoy se observa una creciente tendencia de capitales chilenos invirtiendo en EEUU. Por ejemplo, las inversiones de LAN en Miami, la compra por parte de Concha y Toro de una viña californiana, la inversión de Antofagasta Minerals en una mina en Minnesota, la compra que ha realizado Arauco de plantas en diversos estados de EEUU y la compra de un banco en Miami por parte del BCI, entre otros.

Otra área inesperada de este acuerdo son los procesos de integración social. Chile ya se encuentra en las etapas finales para acceder al programa de exención de visa denominado Visa Waiver Program, el que debe concretarse durante el primer semestre de 2014, con lo cual Chile será el único país en América Latina en contar con dicha calidad. Las ventajas son que el costo de la visa será sustancialmente menor y el proceso de solicitud de visa para turismo se podrá hacer a través de un sitio Web, con respuesta en 48 horas.

Estos son procesos de integración real que permiten el acercamiento de los ciudadanos de ambos países, aportando a la comprensión de nuestras sociedades y que son la base de una asociación duradera.

Otros sectores donde la relación bilateral se ha ido estrechando y confiamos se profundice, son los vinculados a la ciencia, tecnología y educación. La inversión en capital humano es uno de los pilares de la integración futura con EEUU y es fundamental para el desarrollo de nuevos negocios en el ámbito de la innovación y el mundo del conocimiento.

Las conversaciones relacionadas con el Trans-Pacific Partnership (TPP) y la Alianza del Pacífico, en donde EEUU es un observador, ofrecen nuevas oportunidades.

El TLC Estados Unidos-Chile ha sido un gran éxito para ambos países, mucho más que en el ámbito comercial. Es un acuerdo dinámico que ha abierto posibilidades, inesperadas, motivándonos a continuar desarrollando y construyendo para el futuro. En este mes aniversario del acuerdo, nos tomamos el tiempo para hacer una pausa y celebrar una década de éxito.

 

http://www.df.cl/celebrando-una-decada-de-exito-el-tlc-chile-estados-unidos/prontus_df/2014-01-27/195338.html