En su último tramo, Mujica reordena la cúpula militar

Con la fecha del 1° de febrero en ciernes, está a punto de iniciarse el primer gran recambio de la cúpula de las Fuerzas Armadas en el gobierno del presidente José Mujica, el que se completará en 2015 antes de la asunción del nuevo presidente.

El primer día del próximo mes será el relevo del comandante en jefe del Ejército Pedro Aguerre, que será sustituido por el general Juan Villagrán, conjuntamente con lo cual serán investidos previa venia del Senado otros seis nuevos generales. En febrero de 2015 ascenderán otros cuatro oficiales al grado de general para completar una renovación casi total de las jerarquías de la fuerza de tierra.

Villagrán es un oficial ascendido a la actual jerarquía en febrero de 2007 por lo cual a comienzos de 2015 debería pasar a retiro de acuerdo con las leyes vigentes por cumplir ocho años en el grado. De todos modos, una ley impulsada por el gobierno que permite ampliar los plazos del desempeño de los comandantes en jefe a cinco años podría hacer que Villagrán permanezca en el cargo durante la próxima administración de gobierno. El futuro presidente será el que decida sobre el tema.

Tenientes.

La novedad de la nómina de coroneles propuestos para llegar a general es que el Poder Ejecutivo le dará más presencia en el generalato a la legión de los Tenientes de Artigas, una sociedad de oficiales que en la época de la dictadura tuvo mucha presencia en el Ejército y era considerada el archienemigo del Movimiento de Liberación Nacional (MLN), hoy en el gobierno y con un representante precisamente como ministro de Defensa Nacional.

Uno de los nuevos generales, el coronel Carlos Sequeira, integra esa legión, en tanto que otro de los que serán ascendidos, Miguel Giordano, no pertenece a los Tenientes pero fue propuesto por ese grupo.

Los otros coroneles que ascenderán son Alejandro Salaverry, jefe de secretaría del comandante en jefe, Héctor Tabárez que es el jefe de Ayudantía del comandante en jefe, Claudio Romano y Julio Macías.

En el Estado Mayor de la Defensa (Esmade) también habrá cambios por el pase a situación de retiro del general Daniel Castellá. El Poder Ejecutivo ya decidió que el órgano siga a cargo de un oficial del Ejército.

En la Fuerza Aérea no habrá cambios de ningún tipo en febrero. Permanecerán los cinco brigadieres generales y el comandante en jefe, general del Aire Washington Martínez.

La cúpula de la aviación militar está hoy conformada por el brigadier general Antonio Alarcón (Dinacia), el brigadier general Ismael Alonzo (comandante del Comando Aéreo de Personal), el brigadier general Alberto Zanelli (jefe del Estado Mayor), el brigadier general Arturo Silva (comandante del Comando Aéreo Logístico) y el brigadier general Sergio González (comandante del Comando Aéreo Operaciones).

En la Armada habrá un solo ascenso a comienzos de febrero. El actual capitán de navío Jorge Jaunsolo será ascendido a contralmirante. Permanecerá como comandante en jefe el almirante Ricardo Giambruno y continuarán en actividad los contralmirantes Daniel Menini (Estado Mayor), Daniel Núñez (comando de la Flota) y Leonardo Alonso (director de Material Naval).

En disponibilidad.

La Armada tiene a dos contralmirantes sin destino, que son Manuel Burgos y Federico Lebel. La ley que se aprobó a instancias del gobierno permitirá que el Poder Ejecutivo envíe al Parlamento un pedido para pasarlos a situación de retiro ya que ambos tienen más de seis años como oficial general, quedándose con sus vacantes para promover a otros oficiales afines a sus intereses.

Cuando a mediados de 2012 y tras una serie de acciones de la Justicia -con el procesamiento de oficiales- por irregularidades diversas en la Armada que comprometieron a sus altos jefes, asumió el almirante Giambruno tras la renuncia de Alberto Caramés, el Poder Ejecutivo decidió pasar a situación de disponibilidad a Lebel y Burgos.

En esos días, el presidente José Mujica explicó públicamente que la decisión fue tomada por “razones que son de confianza interna en el funcionamiento de la fuerza”.

Tribunal de honor a militares presos

El nuevo comandante en jefe del Ejército Juan Villagrán pedirá la formación de tribunales de honor para más de 20 militares encarcelados en el establecimiento de la calle Domingo Arena que tienen condena fija, entre quienes se cuentan Gregorio Alvarez, Jorge Silveira y José Gavazzo. En caso de que el fallo de esos tribunales sea desfavorable a los militares perderán sus derechos como oficiales. Cada tribunal de honor será constituido por tres miembros de igual o superior rango que el enjuiciado. Una fuente del gobierno dijo a El País que esto generará un problema interno dentro del Ejército debido a que en la interna hay dos corrientes de pensamiento respecto a estos oficiales: unos que consideran que esos militares mancillaron el honor del Ejército y otros que entienden que defendieron la patria ante corrientes ideológicas externas.

 

http://www.elpais.com.uy/informacion/presidente-mujica-reordena-cupula-militar.html