Evo convocó a Consejo de Demanda Marítima y reclamó equidad a La Haya

El presidente boliviano, Evo Morales, indicó este martes en La Habana que espera que la Corte Internacional de La Haya se pronuncie sobre su demanda de acceso al océano con “la misma equidad” que en el fallo sobre límites marítimos entre Chile y Perú.

“Ayer la Corte ha resuelto un importante tema pendiente, reconociendo sus derechos (de Perú) y estableciendo un nuevo límite (…) Bolivia espera que la Corte actúe con la misma equidad y justicia para resolver nuestra demanda ante Chile”, declaró en conferencia de prensa en La Habana.

“El fallo emitido no afecta ni limita ninguna de las posibilidades que a lo largo de la historia se han considerado para la integración marítima de nuestro país’, agregó el presidente.

Morales, que asiste en la isla a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) agregó que la controversia entre Perú y Chile es ‘sustancialmente’ diferente a la demanda boliviana, ya que ellos resolvieron sus límites marítimos y el país demanda resolver el problema de su enclaustramiento.

El fallo emitido ayer por la CIJ modifica parcialmente la delimitación marítima de Perú y Chile en el Pacífico Sur, aunque no ajusta las coordenadas que pidió sancionar Perú, que demandaba como frontera una línea equidistante trazada desde la costa, mientras Chile defendía la delimitación actual, es decir, la línea paralela que emanaba de los tratados de 1952 y 1954.

El Mandatario boliviano resaltó el fallo de la CIJ que fue dictado – dijo- en reconocimiento del derecho y expresó su confianza en que en el caso boliviano actúe con la misma ‘equidad’.

Aseguró que la demanda presentada por Bolivia en abril del pasado año a ese tribunal internacional cuenta con el respaldo pleno del pueblo boliviano y es acompañada por la ‘justicia y la razón’.

Celebró, en referencia al fallo reciente, que los países resuelvan sus problemas y diferendos de modo pacífico y acaten decisiones de la justicia internacional.

En ese aspecto reivindicó el carácter pacífico de Bolivia, no sólo por lo que manda la Carta Magna, aprobada en 2009 a través de un referendo nacional, sino por la vivencia pacífica del movimiento indígena que es parte de la ‘cultura de la vida y no de la muerte’.

‘No somos agresores no practicamos política expansionista ni intervencionista sino somos de esa cultura para defender la humanidad’, mencionó.

Chile reconoció temas pendientes con Bolivia

Morales dijo además que el Gobierno de Chile reconoció ante la CIJ la existencia de un tema pendiente con Bolivia, lo cual se evidencia en los documentos que dio lectura el presidente de la Corte, Peter Tomka, este lunes en la definición de la demana Perú – Chile.

“En el fallo en algún momento mediante la memoria o algunos memoriales hubiera propuesto Chile una solución al tema del mar, pero (es) un reconocimiento ante La Haya, es un reconocimiento de Chile que tiene un tema pendiente ya reconocido y expresado ante La Haya, me parece importante”, manifestó.

La CIJ documentó que Chile en 1975-1976 inició negociaciones con Bolivia en las que hubo una propuesta de intercambio de territorio, específicamente un “corredor al mar” y una zona marítima; de acuerdo al punto 131 del fallo marítimo Perú – Chile.
El mandatario señaló que el equipo que está encargado de la demanda marítima contra Chile tomará en cuenta estos aspectos que fueron develados en la Corte Internacional de Justicia.

 

http://www.eldia.com.bo/index.php?c=Portada&articulo=Evo-espera-que-La-Haya-actue-con–la-misma-equidad–en-demanda-boliviana-contra-Chile-&cat=1&pla=3&id_articulo=137304

 

Presidente convoca a Consejo de Reivindicación Marítima, a Agente ante CIJ y excancilleres de Bolivia

El presidente Evo Morales convocó el martes desde La Habana al estatal Consejo de Reivindicación Marítima, al Agente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y excancilleres de Bolivia a una reunión, el lunes venidero en La Paz, para analizar el fallo reciente que zanjó un diferendo marítimo de sus vecinos Perú y Chile y que podría concernir a la aspiración de reinserción marítima boliviana.

Morales llamó al Consejo, que él mismo preside, a los excancilleres y al agente boliviano en La Haya, el ex presidente Eduardo Rodríguez Veltzé, a un ‘desayuno trabajo, a las 7h00 bolivianas del lunes en el Palacio’ Quemado de La Paz, ‘para evaluar y valorar’ el fallo de la CIJ, divulgado la víspera en la ciudad holandesa de La Haya (Hage), respecto del litigio marítimo chileno peruano y sus implicaciones posibles en la demanda marítima de Bolivia.

Un día después que la CIJ atendiera en parte el reclamo de Perú para ejercer soberanía sobre 35.000 km2 de aguas territoriales, de gran vocación pesquera y que desde 1929 estuvieron bajo la jurisdicción de Chile, Morales convocó, en principio, a 3 ex cancilleres, lo más probable Armando Loayza (2005), Gustavo Fernández (2001-2002) y Javier Murillo de la Rocha (1997-2000) a una reunión de evaluación del alto tribunal jurisdiccional.

También a su predecesor, Rodríguez Veltzé, acreditado plenipotenciario en Holanda y agente nacional en La Haya y a los equipos técnicos que hace 10 meses trabajan dentro y fuera de Bolivia en la compaginación de la memoria que será presentada en meses más ante la CIJ.

‘Para, de manera conjunta, como siempre, con mucha amplitud, recoger sus opiniones y seguir avanzando’ en la política exterior boliviana, centrada en el histórico reclamo boliviano de una salida soberana al mar Pacífico, afirmó el mandatario en declaraciones a la ABI.

El mandatario boliviano, que participa en la II Cumbre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe que celebra en Cuba, dijo este mismo martes, durante una conferencia de prensa dictada en La Habana, que no perdía ‘la esperanza’ de reencontrar el camino de entendimiento que recorrió, entre 2006 y 2009, con la entonces presidente de Chile, Michelle Bachelet, que el 13 de marzo volverá a jefaturizar La Moneda.

Bachelet y Morales acordaron, en el lapso señalado, una agenda de 13 puntos que incluyó, por primera vez en la historia de la escabrosa relación bilateral, el secular reclamo boliviano de una salida propia al mar.

Las conversaciones frenaron casi en seco en 2010, cuando el empresario Sebastián Piñera sucedió a Bachelet en el gobierno de Chile.

Producto de una invasión militar en febrero de 1879 a su entonces puerto de Antofagasta, extendida luego más al norte, Bolivia resignó todo su mar, 400 km lineales de litoral, además de 120.000 km2 de riquísimos territorios mineros en la puna del Atacama a manos de Chile.

Mediterránea desde entonces, Bolivia demanda a Chile una salida soberana al mar. En abril último y tras décadas de cabildeos y negociaciones bilaterales infructuosos, el gobierno de Morales radicó un proceso en la CIJ para obligar a La Moneda a asumir una negociación formal y con  efectos vinculantes sobre el derecho boliviano de alcanzar un espacio propio en las costas del mar Pacífico.

Chile sostiene que los límites territoriales fueron zanjados por vía del Tratado de 1904 y que nada debe a Bolivia, cuyo gobierno ha denunciado el documento de ‘injusto, impuesto e incumplido’.

 

http://www3.abi.bo/#