Exfuncionario de Flores se desliga del caso por los donativos de Taiwán

El ex secretario técnico de la presidencia, durante el mandato de Francisco Flores (1999-2004), Juan José Daboub, afirmó hoy que no tuvo conocimiento de los fondos provenientes de Taiwán donados a El Salvador.

“De manera clara y categórica declaro que nunca tuve conocimiento ni recibí fondos provenientes de Taiwán”, respondió ante la comisión especial creada por la Asamblea Legislativa para esclarecer el manejo de 10 millones de dólares otorgados al país durante el mandato de Flores.

Daboub aseguró que no participó ni en tareas de reconstrucción luego de los terremotos de 2001 y tampoco durante el huracán Mitch en 1998.

Dijo no tener acceso a la información para poder responder las preguntas de la comisión parlamentaria, lo cual no significa que no quiera cooperar en la investigación.

Recalcó que en el Ministerio de Hacienda se encuentra toda la información referente a las donaciones realizadas al país durante el período que se investiga.

El pasado martes 7 de enero Flores, de Alianza Republicana Nacionalista (Arena), admitió en el pleno de la comisión parlamentaria que recibió más de 10 millones de dólares de Taiwán directamente.

No dio precisiones sobre el uso de ese dinero que -dijo- fue girado a su nombre y no a ninguna institución.

Según Flores, Taiwán o República China (reconocida solo por 23 países) enviaba fondos directos a aquellos gobiernos que lo apoyaban en sus aspiraciones de separarse de la República Popular China.

Aseguró que después del sismo de 2001 que provocó el deslave en el sector Las Colinas, en la ciudad de Santa Tecla, Taiwán envió cheques directos a su nombre para paliar los estragos de esa zona y otros fondos para la lucha contra el narcotráfico internacional que afectaban al país y para enfrentar a las pandillas.

Señaló que entregó los recursos “en costalitos” directamente a los alcaldes, organizaciones no gubernamentales, entre otros, por lo que no consta en ningún registro.

Recibió la ayuda de Taiwán de forma directa por la relación que él mismo calificó de privilegiada, sin que mediara el protocolo de cooperación suscrito por ambos países y sin que estos recursos ingresaran a las cuentas públicas.

Otros funcionarios de su gobierno fueron inquiridos y se han desligado también del caso.

El exvicepresidente Carlos Quintanilla, la excanciller María Eugenia Brizuela, el expresidente del partido Arena, José Antonio Salaverría; y el exsecretario jurídico de la presidencia, Francisco Bertarnd Galindo, fueron interrogados por los parlamentarios.

El presidente de la Corte de Cuentas, Rosalio Tóchez, quien también compareció, dijo que no existen registros contables del donativo.

Consideró que se trata de un procedimiento ilegal la “entrega de fondos de un gobierno, a un presidente de la República, sin ingresar al erario público”.

Lo cierto es que esta es la primera vez que se sienta a un expresidente salvadoreño en el banquillo de los acusados por corrupción.

Al respecto el presidente Mauricio Funes reveló que, de acuerdo con información enviada por Taiwán, existen cuatro proyectos en la época de Flores, por 10 millones de dólares, de los cuales no hay registro que hayan ingresado a las cuentas de las instituciones estatales encargadas de ejecutarlos.

Funes subrayó que Flores, de acuerdo con sus propias declaraciones, habría cometido delitos como cohecho, negociaciones ilícitas, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, perjurio.

 

http://voces.org.sv/2014/01/14/exfuncionario-salvadoreno-se-desliga-de-caso-flores/