Honduras, bajo el fantasma de la crisis de 2009 -Por Rogelio Fúnez

Evitar que el país caiga, como en 2009, en un crisis de gobernabilidad. Ese es el principal objetivo de Juan Orlando Hernández quien este próximo 27 de enero ha asumido como presidente de Honduras en lugar de su compañero del Partido Nacional, Porfirio Lobo.

Por ejemplo, después de recibir su credencial como presidente electo, Hernández hizo un llamamiento a la reflexión a los diputados que fueron elegidos en las elecciones de noviembre  para evitar una nueva crisis política.

“Yo les digo a los diputados electos a que piensen primero en Honduras, a que busquen el entendimiento y el consenso, que eviten una nueva crisis como la que ocurrió en 2009, porque los que más sufren al final son los más pobres”, señaló.

El nuevo presidente llega al poder sin mayoría en el legislativo (Hernández, del gobernante Partido Nacional, asumirá la presidencia con solo 48 diputados afines, frente a 80 de la oposición, de los cuales 37 pertenecen al Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), que lidera el derrocado expresidente Manuel Zelaya).

El Partido Nacional ganó esos 48 escaños de los 128 y aunque es mayoría, no cuenta ni con mayoría simple (65 diputados) que se requiere para aprobar una ley, por lo que necesita el apoyo de las otras fuerzas políticas.

Además, obtuvo el menor número de votos conseguidos por un presidente desde el regreso de la democracia en 1982 (Hernández fue votado por el 36,8% frente al 56% de Lobo en 2009, el 49% de Zelaya en 2005 o el 52% de Maduro en 2001).

El Pacto por Honduras

Los movimientos que ha estado llevando a cabo el nuevo presidente desde que ganó los comicios han ido en esa dirección, la de evitar una nueva crisis de gobernabilidad.
El presidente electo de Honduras, Juan Orlando Hernández, tras firmar el Pacto por Honduras

El último paso ha sido la firma del Pacto por Honduras (claramente inspirado en el Pacto por México de Peña Nieto) con representantes obreros, campesinos, empresariales, de iglesias, universidades y medios de comunicación.

Según ha dicho Hernández, está abierto a todas las fuerzas políticas del país “que compartan la voluntad de alcanzar las altas metas señaladas en este solemne compromiso”.

Hernández no contó en este acto con la izquierda del país, agrupada en el partido Libre, del derrocado ex presidente Manuel Zelaya y su esposa, la ex candidata presidencial Xiomara Castro.

De hecho, Libre y el Partido Anticorrupción (el cuarto partido del legislativo) han firmado el Gran Acuerdo de la Oposición por la Gobernabilidad de Honduras para oponerse a las medidas que propone el partido oficialista.

Juan Orlando Hernández: “Debemos iniciar reconociendo que todos somos hermanos y hermanas, tenemos diferencias, pero todos, absolutamente todos, tenemos que aportar para la edificación de la nueva Honduras”

“Este documento que hoy firmamos es el punto de despegue de la nueva Honduras que juntos debemos construir. Debemos iniciar reconociendo que todos somos hermanos y hermanas, tenemos diferencias, pero todos, absolutamente todos, tenemos que aportar para la edificación de la nueva Honduras que queremos heredarles a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos”, señaló Hernández. “Una Honduras en la que podamos vivir en paz y en tranquilidad”, subrayó.

El acuerdo suscrito integra cinco mesas de trabajo: ‘Recuperar la Paz y la seguridad de las familias Hondureñas’; ‘Alcanzar una sociedad más Justa, con igualdad de oportunidades, en donde todos contemos’; ‘Conducir al País al pleno goce de sus potencialidades’; ‘Instaurar una cultura de honestidad, legalidad y transparencia’; y ‘Perfeccionar la democracia y construir un Gobierno simple y eficiente’.

Asimismo, todo indica que en este arranque puede haber cierto margen para alcanzar acuerdos con el Partido Liberal.

Cecilia Rodríguez, experta en temas hondureños, señala que por ejemplo “la distribución de los bloques quedó definida el pasado miércoles 23 al  decidirse la Junta Directiva del Congreso Nacional, que quedó finalmente en manos del partido de gobierno tras lograr un acuerdo con el Partido Liberal que decide apoyar los candidatos propuestos por el oficialismo pero sin formar parte de ella…. A cambio de este apoyo, la bancada liberal presentará un proyecto de ley en el que solicitan la derogatoria de varios artículos de la Ley de Reordenamiento Financiero a efecto de excluir del pago del Impuesto sobre Ventas los productos de la canasta básica popular”.

Además de todo esto, Hernández llega con una importante cuota de legitimidad internacional. Como señalaCecilia Rodríguez, Investigadora del Instituto de Estudios de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, “a diferencia de su antecesor, la toma de posesión del gobierno se llevará a cabo con la presencia de numerosos mandatarios de la región, ya que el resultado de los comicios -a pesar  de las denuncias presentadas por LIBRE- han sido aceptados y considerados legítimos por los numerosos observadores internacionales presentes durante la jornada electoral”.

Inseguridad, corrupción y pobreza

Además de tratar de asegurar la gobernabilidad, los tres grandes ejes de la gestión del presidente serán  el combate contra la inseguridad ciudadana, la corrupción y la pobreza.

1.- Inseguridad

Honduras es considerado el país más violento del mundo. Según la policía, la tasa de homicidios de 2013 fue de 75,1 por cada 100.000 habitantes, mientras que la Universidad Nacional Autónoma la estimó en 83 sobre 100.000.
l candidato presidencial del gobernante Partido Nacional, Juan Orlando Hernández

Hernández basó su campaña en intensificar la “mano dura” contra la inseguridad extendiendo la Policía Militar a todo el país.

Además en sus discursos asegura que “se les acabó la fiesta a los delincuentes, a los mareros, a los extorsionadores (…) Se les acabó la fiesta oscura que tanto daño le han hecho a este país. O enmiendan su conducta, o buscan paz en su alma y se dedican a su familia y a trabajar decentemente, o tienen la alternativa de irse del país o van a pagar a la cárcel, porque ese es el mandato del pueblo hondureño”.

2-. Corrupción

Honduras es el país más corrupto de Centro América y ocupa el lugar 140 a nivel mundial, según un informe de la ONG alemana Transparencia Internacional (TI). La edición 2013 del Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de TI indica que en América latina solo Venezuela y Paraguay superan a Honduras en cuanto a niveles de corrupción.

Esos altos niveles de corrupción y falta de transparencia explican por ejemplo el surgimiento de un partido como el que lidera Salvador Nasralla (Partido Anticorrupción), cuarta fuerza más votada con más del 13%.

Honduras es el país más violento del mundo, tiene aún un 70% de la población en la pobreza y presenta altos índices de corrupción

“En materia de anticorrupción, que no les extrañe en los próximos días ver acciones puntuales, porque la época de hacer las cosas indebidamente y de abusar del Estado y de la sociedad han terminado”, indicó Hernández.

Ya se ha anunciado que una de las iniciativas se relaciona con sanciones económicas y cárcel a quienes evadan el pago de impuestos.

3-. Pobreza

En cuando a la pobreza (Honduras es un país donde el 70 % de sus 8,5 millones de habitantes son pobres), Hernández ha prometido sacar de esa situación a 800 mil hondureños a lo largo de su mandato.

Por ello pidió al Congreso Nacional que estructure el fondo de apoyo para poder llevar el programa ‘Vida Mejor’ a las 800.000 familias más humildes y pobres, “porque no podemos seguir tolerando que exista esa Honduras en la que unos vivimos dignamente y otros ven que sus hijos gatean en pisos de tierra”, lamentó.

En resumen, como señala Cecilia Rodríguez, “las acciones de JOH tras convertirse en presidente electo han estado encaminadas en evitar una crisis de gobernabilidad a través de la construcción de consensos… Al problema de la gobernabilidad política, el presidente JOH debe hacer frente a otros que históricamente han estado vinculados al país pero que se han transformado en temas urgentes a los que dar solución, entre estos se encuentran la inseguridad ciudadana, la corrupción y la pobreza”.

 

http://www.infolatam.com/2014/01/27/honduras-bajo-el-fantasma-de-la-crisis-de-2009/