México: López Obrador rechazó establecer alianzas con el PRD en contra de la Reforma Energética

El presidente del Consejo Nacional del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, rechazó establecer alianzas con los partidos políticos en la lucha para abolir la reforma energética aprobada por el PRI y el PAN el año pasado para permitir a la iniciativa privada invertir en el sector.

“Vamos a hacer un frente común con los ciudadanos, le tenemos más confianza a los ciudadanos que a los dirigentes de partidos políticos”, sentenció, en alusión a la propuesta del senador perredista Miguel Barbosa, de buscar una alianza con Morena en una lucha de izquierdas.

“Hay que abolir estas contrarreformas y hace falta participar todos, pero hay que buscar sobre todo la participación de los ciudadanos, más que ponernos de acuerdo los dirigentes; lo importante es que se siga haciendo trabajo de información y concientización con los ciudadanos y a eso nos vamos a dedicar”, resaltó.

Sin embargo, aclaró que este rechazo a participar con otros partidos políticos no significa un pleito con ellos.

“No voy a entrar en polémica porque eso es lo que quisiera la banda de malhechores que mal gobierna este país, que yo me peleara con otros dirigentes de otros partidos”, consideró durante su gira por Hermosillo, Sonora.

El excandidato presidencial aseguró en rueda de prensa que le tiene más confianza a la ciudadanía para crear un frente común y revertir las reformas neoliberales del gobierno, aunque también lamentó que los dirigentes del PRD hayan coadyuvado a abrir la puerta para la aprobación de las llamadas reformas estructurales firmando el Pacto por México, que resultó ser “el pacto contra México”.

Enseguida pidió la participación en este frente de los campesinos, obreros, comerciantes, pequeños y medianos empresarios y estudiantes para revertir las llamadas reformas neoliberales que produjeron una involución de más de 30 años en México.

“Hay que buscar la unidad, sumar voluntades, esfuerzos para revertir todas esas contrarreformas. El objetivo es que podamos abolir, para decirlo con claridad, la llamada reforma laboral, la llamada reforma educativa y la llamada reforma energética, porque en vez de ayudar al desarrollo del país, significan atraso, pobreza y corrupción”, afirmó.

El político tabasqueño rechazó que el gobierno en turno vaya a beneficiar a los mexicanos porque con dichas reformas le entregaron el patrimonio nacional a los extranjeros.

“Es pura demagogia, ya no tiene ninguna otra encomienda, ya entregaron todo. Que esclavicen a los mexicanos es lo único que queda, porque ya entregaron todo. Por eso les interesaba lo del petróleo y la energía eléctrica. Ya no pueden hacer más, sólo la esclavitud, y eso no lo va a permitir la gente”, consideró.

Respecto del nombramiento del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, como “el mejor ministro de finanzas del año”, dijo que es un reconocimiento “patito y se puede obtener en la plaza de Santo Domingo”.
Este tipo de reconocimientos, recordó, se los han entregado a personajes como Pedro Aspe y Francisco Gil Díaz, ambos salinistas.

En cuanto al financiamiento de Morena, el tabasqueño aclaró que al movimiento lo ayudan económicamente la senadora Ana Gabriela Guevara, los diputados Alfonso Durazo y Jaime Bonilla; que él viaja en aviones comerciales y por tierra, no tiene guardaespaldas y únicamente viaja acompañado del coordinador de Comunicación Social de Morena, César Yáñez.

Sobre Morena, López Obrador afirmó que recibirá su registro como partido político a finales de marzo próximo e impulsará precandidatos para participar en las elecciones intermedias de 2015.

En el caso de Sonora, acotó, apoyarán a aspirantes que no sean priistas o panistas, porque la única diferencia entre ambos partidos “es que el primero es ladrón y el segundo ratero”.

En esta segunda gira, López Obrador recorrerá este jueves y viernes los municipios de Hermosillo, Guaymas, Cajeme, Navojoa y Etchojoa, para posteriormente trasladarse a Coahuila y Nuevo León.

Antes, Martí Batres, presidente nacional de Morena, había descartado un eventual acercamiento con el PRD en la campaña contra la reforma energética, tal como anunció Jesús Zambrano el pasado miércoles.

La víspera, Zambrano dijo que buscaría a los dirigentes de Morena para sumar esfuerzos en la lucha contra la reforma energética, la cual permite la inversión de capital privado en el sector.

Evasivo, Batres acotó en rueda de prensa: “No tengo prevista en mi agenda ninguna reunión con el PRD”.

La respuesta surgió tras la insistencia de los reporteros, quienes preguntaron si aceptaría la propuesta de los perredistas, a lo que Batres reviró:

“Tenemos varias tareas en relación con varios temas, como la denuncia por traición a la patria contra Enrique Peña Nieto, así como la instalación de los muros de la ignominia con el nombre de Peña Nieto y de todos los legisladores que aprobaron la reforma energética, en todo el país”.

El miércoles 8, Zambrano Grijalva sostuvo que los perredistas ya dejaron atrás los sectarismos y buscarán a Andrés Manuel López Obrador, dirigente de Morena, para sumar esfuerzos en la lucha por revocar la reforma energética.

“El PRD dejó atrás el sectarismo hace mucho tiempo y no vamos a poner condicionamientos a nadie, ni vamos a aceptar condicionamientos para que podamos caminar juntos en defensa de la riqueza energética de nuestro país”, acotó.

http://www.proceso.com.mx/?p=361971