Nicaragua: adelantan que construcción del Gran canal demandará 1 millón de puestos de trabajo

El presidente de la autoridad del Gran Canal de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, expresó en una publicación reproducida por El 19 Digital que “para el escenario inicial (de la construcción del Canal Interoceánico) se calcula en alrededor de un millón de hombres los necesarios para trabajar en la ejecución del megaproyecto”.

 

La cifra no parece irreal, para el gerente general de Lacayo Fiallos, Roberto Lacayo, quien destaca que los de más subproyectos que se construirán junto con el Canal (oleducto, puerto de aguas profundas, ferrocarril de carga y nuevos aeropuertos internacionales y zonas libres de comercio), también requerirán de personal para poder ser desarrollados.

 

Pero a pesar de las proyecciones gubernamentales, todavía no se define una ruta para construir el Canal.

 

Coronel Kautz destacó que actualmente trabajan unas 400 personas en el estudio de impacto ambiental que se realiza para determinar si será viable la construcción de un Canal Interoceánico, que dividirá Nicaragua en dos.

 

Esa cantidad aumentará hasta casi un millón de personas que trabajarán en las diferentes obras, según las declaraciones de Coronel Kautz.

 

Lacayo considera que no se debe ver únicamente la mano de obra directa que se contratará para la construcción del Canal si no también el “efecto multiplicador”, que tiene la construcción.

 

“No solo es el trabajador directo si no, el que se mete en el transporte, el de la insdutria de materiales de construcción, el que da servicios de diferentes tipos en la misma cosntrucción”, explicó, sin embargo, aclara que no es posible, para él, realizar un cálculo exacto sobre la cantidad de personas que se requerirán para la obra, pues todavía no se conocen mayores detalles sobre esta.

 

“Estos proyectos grandes, lógicamente demandan mucha mano de obra, si se hacen todos ellos y hay que ver en qué tiempo, si serán en paralelo o si será uno tras de otro”, dijo Lacayo.

 

El Canal en Cifras

 

A pesar que no se conocen todos estos detalles, el Gobierno mantiene las proyecciones optimistas sobre el efecto que tendrá el Gran Canal en la economía nicaragüense.

 

Por ejemplo: si se llegara a iniciar la construcción del Canal este año y se terminara en el 2018, la pobreza general en el país llegaría al 31.35 por ciento, mientras que la pobreza extrema se reduciría hasta el 7.46 por ciento.

 

Otro de los efectos se vería directamente en el Producto Interno Bruto de Nicaragua que llegaría a los 24,797 millones de dólares, eso significarían 9,850 millones de dólares más.

 

Al cierre del 2018, también incrementarían los afiliados al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, que pasarían de 677,667 en el 2013, hasta 1,927,527.

 

A inicios de este año, Coronel Kautz, fue desmentido por el Gobierno, tras haber dicho públicamente que las obras para iniciar la construcción del Canal Internoceánico, empezarían en el 2015 y no en el 2014, como lo había proyectado el dueño de la empresa HKND, Wang Jing.

 

El funcionario dijo a LA PRENSA que ese retraso se debía principalmente a que hasta el tercer trimestre de este año se conocerían los detalles de los estudios de impacto ambiental, que permitirían tener la certeza de cuál sería la ruta por la que se construiría el megaproyecto.

 

Tres días después, Coronel Kautz firmó junto conel secretario privado para Políticas Públicas del Gobierno, Paul Oquist, una carta que dirigieron a todos los medios de comunicación rectificando que la fecha de inicio de la construcción del Canal será a finales del 2014.

 

Tres días más tarde, el presidente inconstitucional Daniel Ortega y el presidente de HKND Wang Jing, dirigieron otra misiva en la que insistieron en rectificar lo antes declarado por Coronel Kautz y anunciaron que las obras para la construcción del Gran Canal, se darían conforme el calendario que inicialmente se proyectó.

 

“Las obras de construcción iniciarán, según lo contemplado, end iciembre de este año”, indicaba el documento.

 

En el 2009, Coronel Kautz, acusó al eurodiputado holandés, Johannes Cornelis Van Baalen, de ser injerencista y a Holanda de ser un “paisucho”. La misma tarde, el Gobierno de Nicaragua se disculpó con la comunidad europea y principalmente con Holanda por el incidente. En enero del 2010, el entonces vicecanciller, declaró que Nicaragua valoraba reconocer, al entonces presidente electo de Honduras, Porfirio Lobo, más tarde el Gobierno dijo que esas declaraciones no representaban la opinión del Gobierno de Ortega. En diciembre del 2011, el funcionario acusó a Estados Unidos de haber “asesinado con bombas a casi todos los libios”, pero destacó que Nicaragua tenía buenas relaciones con el Gobierno de Barack Obama.

 

http://www.laprensa.com.ni/2014/01/27/portada/179924-prometen-millon-empleos