Presidente suspende las deportaciones de haitianos ilegales

Como parte de los acuerdos y el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, que ha diseñado el gobierno luego de la sentencia 168/13 del Tribunal Constitucional que establece las condiciones para que los hijos de extranjeros nacidos en el país adquieran la nacionalidad dominicana, el presidente Danilo Medina dispuso la suspensión de las deportaciones de los haitianos que se encuentran ilegalmente en territorio dominicano.

La información la ofreció el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, quien encabeza la Comisión Oficial que creada para ejecutar el Plan de Regulación y aplicar la sentencia del Tribunal Constitucional emitida en noviembre pasado.

El ministro Montalvo dijo que la disposición está contenida en un decreto presidencial, pero no especificó el número del mismo, ni tampoco ha sido conocido por lo menos públicamente.

“Un decreto establece que serán detenidas todas las deportaciones”, dijo Montalvo, quien fue cuestionado por los periodistas, mientras encabezaba una entrega de 200 motocicletas para el servicio de la Autoridad metropolitana del Transporte (AMET) en la explanada frontal del Palacio de la Policía Nacional.

Montalvo no dijo cuando entró en vigencia esta prohibición ni el tiempo que la misma se mantendrá, aunque previamente el director general de Migración, José Ricardo Taveras, reveló que el organismo trabaja para dotar de identificación temporal a cientos de miles de indocumentados haitianos que se encuentran realizando distintas labores en el país, principalmente en la industria de la construcción y la agricultura, pero la mayoría no tienen la documentación que se necesita de su país.

En ese sentido y en el mismo lugar donde habló Montalvo, el ministro de Interior y Policía, quien preside el “Consejo Nacional de Migración, José Ramón Fadul, explicó que hay dificultades para agilizar la entrega de los carnets temporeros a los haitianos, porque no tienen la documentación necesaria para su depuración y admisión legal en el país.

“El problema es que Haití tiene pocos registros de sus nacionales y eso lo sabe todo el mundo, incluso Venezuela, que designó 40 millones de dólares para que el gobierno haitiano comience a dotar de documentos de nacimientos y otras identificaciones a sus habitantes.

La situación de los indocumentados haitianos en su propio país se agravó más, dijo Fadul, y que es un problema que tienen que enfrentar juntas las autoridades de ambos países en los casos de los haitianos que viven ilegalmente en territorio dominicano.

 

http://www.listindiario.com/la-republica/2014/1/17/307288/El-presidente-Medina-dispone-la-suspension-de-las-deportaciones-de