Secretario general del ALBA: “El acuerdo con Petrocaribe dio un vuelco a la política exterior venezolana”

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América–Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) y el acuerdo energético Petrocaribe profundizan la integración porque han aceptado las particularidades de cada país miembro, sostuvo el secretario general de la organización, Bernardo Álvarez.

“Lo importante es seguir avanzado y uno de los pasos en esa dirección es la conformación de una zona económica que permita crear mecanismos de desarrollo conjunto en los sectores productivos, financieros, turísticos, sociales, culturales e incluso en la salud, capacitación y formación”, planteó.

Venezuela ha permanecido de espaldas al Caribe y la creación de ALBA-TCP y el acuerdo energético Petrocaribe han dado el vuelo a la política exterior venezolana respecto a esa región vecina. “Nuestro país ha jugado un papel primordial hacia la consolidación de un eje de desarrollo económico y social en la región”, recalcó.

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) suministra 103 mil barriles de hidrocarburos por día a la región mediante la alianza energética de Petrocaribe que va más allá de suplir con crudo sino que se está configurando como “una gran alianza de unión entre los pueblos”.

IMPACTO SOCIAL

El secretario general del ALBA-TCP miró en perspectiva la II cumbre de este bloque regional que se realizó en Caracas entre el 16 y el martes 17 de diciembre. “Es un paso más hacia la consolidación de la alianza. El proyecto de erradicación de la pobreza que ahí se planteó es muestras de esta nueva visión de la integración, pero no solo eso, debo resaltar la decisión de ir al encuentro con el Mercosur, aprovechando que Venezuela tiene la presidencia pro témpore de ese boque regional”, argumentó.

“La meta es avanzar en nuevos proyectos que fortalezcan la zona ALBA-Petrocaribe e ir al encuentro con otros bloques como el Mercosur. Se ha logrado una alianza energética de significación para la región. Este convenio de cooperación ayudó a reducir el impacto de la crisis mundial. Venezuela les ofrece suministro seguro y además ha creado una capacidad de almacenamiento de hidrocarburos”, comentó.

En la cumbre de Caracas se trató también la importancia de la interconectividad, mediante la conexión aérea que permita un transporte más fluido, temas de los que seguramente se evaluarán sus avances en la próxima cumbre que se celebrará en La Habana, en enero, a propósito de la reunión de los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Una zona económica con esas características constituye un paso que ofrece unas perspectivas de un gran potencial. “Se trata de buscar un espacio económico que a la vez tenga una reafirmación de lo social. El ALBA surge como una reacción a las políticas neoliberales y ha tenido una repercusión en el ámbito mundial”, agregó.

América Latina ha realizado un esfuerzo por bajar los índices de pobreza y hambre, pero todavía existen 10 millones de personas que están subalimentadas. “Un caso dramático es Haití y se agudizó después del devastador terremoto. El promedio en la región es 7%, pero en el país de Alexandre Pétion llega a 20% el índice la personas subalimentadas”, se lamentó.

Lo social es un eje clave de la integración de ALBA y se está avanzando en un modelo económico que sea la expresión de esa visión solidaria. “Petrocaribe reafirma esa dirección que se van consolidando con el paso de tiempo, pero en ningún momento esto significa que Venezuela esté regalando su petróleo”, aclaró.

 

http://www.alba-tcp.org/contenido/alba-y-petrocaribe-dieron-un-vuelco-la-politica-exterior-venezolana-05-de-enero-de-2014