Tras masiva movilización, la Justicia frena cambios en el sistema de retiro

Tras paralizar las clases y con la decisión del Supremo de frenar los cambios a su sistema de retiro, los maestros van hoy a un proceso de reuniones con el Gobierno para exigir cambios.

Los estudiantes no llegaron a las escuelas, más del 95% de los maestros se quedó fuera de los portones  y  ayer en ninguna de las 1,460 escuelas públicas se dio clases. De esta manera, el primer día del paro de 48 horas decretado por los gremios magisteriales logró paralizar en su totalidad el sistema público de enseñanza en lo que se suponía que fuera el primer día de clases del segundo semestre escolar.

Con esa victoria sobre los hombros, las organizaciones que agrupan a los maestros y directores de las escuelas públicas se presentarán hoy a una primera reunión con el secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, Vance Thomas, para discutir la controversia en torno a la reforma al Sistema de Retiro de Maestros a horas de que el Tribunal Supremo dejara sin efecto la ley que modificó el plan de pensiones tras elevar el caso ante su atención.

“Los maestros no vamos a perder el tiempo de nuevo, queremos que esto sí sea un proceso serio de negociación. Esperamos que nuestros planteamientos sean escuchados, en esta primera reunión llevaremos nuestras primeras propuestas, pero también estableceremos las reglas de cómo queremos trabajar. Estamos conscientes que aunque esto es un comité de diálogo, se tiene que convertir en un comité de mediación y negociación”, señaló la presidenta de la entidad Educamos, Eva Ayala.

La lucha de los maestros se moverá hoy de las escuelas a la sede del Departamento del Trabajo, hasta donde llegarán maestros de toda la Isla para una manifestación masiva.

Además de la reunión con Thomas, líderes magisteriales y miembros del comité de diálogo nombrado recientemente también se reunirán hoy para establecer la agenda de trabajo de dicho grupo. Se espera que el comité de diálogo se reúna el jueves o el viernes, indicaron fuentes.

Tan solo un 25% de las escuelas públicas del país logró abrir ayer, informó el secretario del Departamento de Educación, Rafael Román. Sin embargo, se logró una paralización total del sistema ya que en ningún plantel se dio clases, una acción que no se había reportado ni en huelgas magisteriales del pasado, apuntó Ayala.

A pesar de esto, tanto Román como el gobernador Alejandro García Padilla rechazaron atribuir el ausentismo del personal docente al apoyo al paro magisterial y el descontento por los cambios al Retiro. En cambio, García Padilla aseguró que  “los maestros no fueron ni al salón ni al paro”.

“Que no le quepa duda a nadie que hemos dado un mensaje contundente de que el magisterio se respeta, luchará sin importar consecuencias por un retiro digno y no descansará hasta que la nefasta Ley 160-2013 sea derogada. Hoy (ayer) dimos una prueba de lo que es la unión magisterial que algunos subestimaron”, señaló la presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz.

 

El mes pasado se aprobó la ley que impone cambios al Sistema de Retiro de Maestros, en lo que el gobierno catalogó como una movida para evitar que dicho plan de pensiones se quedara sin activos para el 2020. La reforma del Sistema de Retiro de Maestros -que tiene un déficit actuarial de $10,251 millones- además fue uno de los señalamientos que realizó la casa acreditadora Moody’s al gobierno de Puerto Rico para evitar la degradación de los bonos del país.

Paralización total

Alrededor de toda la Isla, miles de maestros amanecieron ayer en los portones de sus escuelas como parte de la lucha para intentar que se derogue la ley que estableció cambios a los beneficios que recibirán al jubilarse.

Padres e hijos apoyan paro de maestros en el área oeste

“Estamos aquí para protestar por las condiciones que nos han puesto para nuestro retiro. Yo me veo obligado a retirarme ahora porque si me quedo pierdo todos los derechos adquiridos durante todos mis años trabajando”, sostuvo Iván Maldonado Maldonado, maestro de español y matemáticas de la escuela Segunda Unidad  Sabana Hoyos en Arecibo.

 

En diversos planteles, los maestros contaron con el apoyo de personal no docente, de los padres y de sus estudiantes.

“Si nosotros exigimos que nos enseñen bien y nos tratan bien, es injusto que le quiten su dinero”, expresó Alexandra Rosario, una estudiante de octavo grado de la escuela intermedia especializada en matemáticas y ciencias Jesús Sánchez Erazo, en Bayamón.

 

Su madre, Cindy de Jesús, participaba de la manifestación que efectuaban los maestros en las afueras del plantel.

“Estoy aquí por el abuso que están cometiendo contra la clase magisterial. ¿Por qué no tocan los salarios de ellos, de los legisladores?”, cuestionó.

Aunque las entidades que reunen a los directores escolares forman parte del Frente Amplio en Defensa del Retiro de Maestros, se reportaron instancias ayer de directores que ordenaron la ruptura de portones y verjas para cruzar la línea de piquete y poder entrar a los planteles.

“Apoyo 100% a los maestros, pero me veo obligada a entrar porque nos amenazaron. Pónlo ahí… la superintendente del distrito de Guaynabo, Angela Luisa Antonini, amenazó a los directores en una reunión que tuvimos el jueves. Por mí, estuviera allí con los maestros, pero no podemos unirnos por estar en puestos administrativos”, manifestó la directora de la escuela Juanillo Fuentes de Guaynabo, Ivelisse González, quien ordenó a un guardia romper una verja del plantel.

Paralizadas las clases en la zona de Bayamón y Cataño

Pero las manifestaciones no se quedaron solamente en las escuelas. Maestros de planteles en Guaynabo llevaron su piquete por las calles del casco urbano guaynabeño, en Ponce los educadores llegaron hasta el icónico Parque de Bombas, en Carolina se apostaron frente al Centro de Gobierno y en Mayagüez marcharon a lo largo de un tramo de la PR-2.

Asimismo, los educadores hicieron piquetes frente a las alcaldías de Coamo y Comerío en un intento por llevar sus reclamos al hermano del gobernador, Juan Carlos García Padilla, y al presidente de la Asociación de Alcaldes, José A. Santiago, respectivamente.

Las protestas contaron con vigilancia policial y apenas se reportaron incidentes mayores. Según información en poder de algunos líderes magisteriales, sí se reportaron incidentes aislados. En la escuela Rafael Martínez Nadal de Corozal, según trascendió, una directora intentó atropellar a un manifestante y la perjudicada estaba en proceso de registrar la querella ante las autoridades, y en Barranquitas se había reportado un incidente menor con un vehículo que había bloqueado una entrada.

El secretario de Educación informó que participará en la reunión de hoy entre los representantes del magisterio y el secretario del Trabajo para escuchar los planteamientos de los educadores.

Paro de maestros frente al Centro de Gobierno en Carolina

“Cuando tenga la oportunidad en esa mesa, llevaré las aportaciones que sean pertinentes. Pero hay que partir de la premisa de que aquí ese diálogo se va a iniciar con unas propuestas que van a traer los maestros”, comentó el funcionario horas antes que el gobernador manifestara en conferencia de prensa que el gobierno no tiene los recursos para mejorar los beneficios a los maestros.

 

Román rechazó catalogar el paro de maestros como un éxito pues lamentó que los estudiantes se quedaran sin tomar sus clases.

“Científicamente no hay manera de medir si todo el que se ausentó hoy se ausentó porque apoyó el paro”, indicó el secretario. “Ese nivel de ausentismo no se ha reflejado en las líneas de piquete de las escuelas”, añadió.

Debaten su efectividad

Más allá del impacto en las vidas de los estudiantes del sistema público que no han podido asistir a clases, el paro de 48 horas tendría  un costo estimado en la economía de $9 millones, según el economista Augusto Amato.

Esos $9 millones podrían distribuirse en $8 millones que le costaría a Educación y en $1 millón aproximadamente en diversos renglones, por ejemplo,  el cese del servicio de transporte público escolar y los gastos de un padre en servicios de cuido infantil.  A esto se suma el cierre de  los negocios de comida aledaños a las escuelas o la merma en ventas, como es el caso de las  cafeterías que dependen de las actividades escolares, entre otros sectores.

Unidos los maestros por sus derechos

“Es difícil de desglosar pero yo estimo el costo en $9 millones por los dos días. Aunque se vea como  poco, hay unas condiciones económicas dificilísimas en el país  y esta situación podría causar una debacle en la economía”, dijo Amato.

Amato rechazó que el paro le cueste al DE  $7 millones diarios, o sea un total de $14 millones, como indicó Román.

Román había estimado que el paro le costaría al DE  $6 millones diarios en el pago de nómina de los 38,000 maestros que componen el sistema público, así como los servicios de seguridad, y $1 millón que la agencia perderá en reembolso de fondos federales por concepto de nómina de empleados de comedores escolares. “Decir que a Educación le costará  $14 millones  es algo  exagerado, no es tanto”, aseguró Amato.

Otro economista, Vicente Feliciano, no estimó los costos del paro, pero dejó claro que hay costos que son recuperables y al final del camino no se ven como pérdidas. Por ejemplo,  dijo  que si las escuelas  reponen los dos días perdidos de clases, el costo  para el gobierno sería cero.

Otro ejemplo que mencionó es que si  un padre tiene que  pagar por un cuido privado $25 o  $30 por un día, ese ingreso entraría  a las arcas del  centro de cuido. “Quizás es una pérdida para una cafetería cercana a la escuela, pero es una ganancia para el cuido. Si tienes horas extra que pagar a la Policía es un costo para el Estado, pero también representa ingresos adicionales al policía. Hay costos  que son recuperables”, indicó Feliciano.

Mientras, hay diversidad de opiniones sobre si los resultados del paro de ayer le dan fuerza a los maestros y maestras en futuras negociaciones con el gobierno.

 

El abogado constitucionalista Carlos E. Ramos, por ejemplo, dijo que con el paro de ayer “lo que han hecho los maestros es equiparar las fuerzas para entrar en un diálogo en condiciones de igualdad” con el gobierno.

Pero para el exsecretario del Trabajo y abogado laboral, Víctor Rivera Hernández, el paro no va a tener la consecuencia que ellos quieren: que se revise y modifique la ley que reformó su sistema de retiro.

“Hablando claramente ni el gobernador ni la Legislatura van a modificar la ley. No lo van a hacer. No por un capricho, sino porque tanto el Ejecutivo y Legislativo entienden que la pieza legislativa que se acaba de aprobar ayuda a resolver el asunto fiscal de Puerto Rico y por encima de eso salva el Sistema de Retiro de Maestros”, indicó Rivera Hernández.

El punto medio pareció ser el abogado estadista Domingo Emanuelli, quien opinó que el paro “le va dar fuerza a los maestros, pero no es una cuestión determinante”.

“El gobierno tiene que saber que ese tipo de fortaleza y apoyo se logran al principio, pero va disminuyendo. En algún momento, hay errores, o los mismos padres se desesperan y meten presión a los maestros. El éxito del paro tiene un valor, pero es a corto plazo”, agregó.

Sostuvo que la fortaleza de los maestros, como grupo, es a largo plazo, dijo Emanuelli, al referirse al poder electoral de la clase magisterial y sus familias en 2016.

Ante esto, lo primero que tienen que hacer los miembros del comité de diálogo en la reunión que podrían tener mañana es establecer  cuál es el objetivo del diálogo, un asunto que parece no estar claro. “A veces me da la impresión que los maestros tienen como posible objetivo que se derogue la ley, no que se enmiende. Por otro lado, el gobierno a veces da la impresión de que está dispuesto a mejorar o cambiar cualquier ley, pero no está claro que área está dispuesto a cambiar”, sostuvo Ramos.

Mostró preocupación de que en ese comité se dará un diálogo, pero no hay un mediador para buscar un punto de consenso.

Rivera Hernández, por su parte, fue enfático en que el comité de diálogo está a destiempo. “Ese comité llega después que se ha adjudicado el asunto de pensión de los maestros sin ningún tipo de facultad ni obligatoriedad de las partes”, expresó el también profesor de administración pública.

La facultad de modificar o cambiar la ley la tienen únicamente la Legislatura y el Ejecutivo y esas dos ramas no le han dado ninguna facultad al comité, agregó Rivera Hernández.

Por el contrario, Emanuelli entiende que cuando se  fragua este tipo de negociación es porque trasbastidores hay unos entendidos por vías alternas.

En el escenario de que el crédito de Puerto Rico sea degradado a pesar de la reforma al Sistema de Retiro de Maestros, el gobierno siempre podrá decir que se hizo todo lo posible y que de todas maneras se salvó el plan de maestros de la clase magisterial, expresaron los entrevistados. También podrían argumentar que ahora están en una mejor posición para lograr la reacreditación de Puerto Rico en caso de una degradación.

Los reporteros  Yaritza Santiago, Gloria Ruiz Kuilan, Marga Parés, Aurora Rivera, Osman Pérez, Daileen Joan Rodríguez, Gerardo G. Otero, Darisabel Texidor, Ivelisse Rivera, Bárbara Figueroa y  Rebecca Banuchi colaboraron en esta nota.

 

http://www.elnuevodia.com/confuerzaparanegociar-1689500.html