Argentina: violenta represión en marcha contra instalación de planta de Monsanto

Cientos de activistas reclamaron anoche que el intendente Arzani erradique a la multinacional Monsanto de dicha localidad.

Vecinos y ambientalistas marcharon esta noche por la localidad de Malvinas Argentinas, a 20 kilómetros de Córdoba, para pedirle al intendente de esa localidad,Daniel Arzani, que rechace la instalación de una planta de secado de maíz de la multinacional Monsanto.

Un momento de mucha tensión se vivió cuando un grupo de manifestantes volteó el vallado que impedía el paso hacia la sede de la intendencia y los manifestantes se dirigieron hacia el lugar, imágenes que fueron transmitidas en directo por las cámaras de cba24n.

La respuesta de la Policía fue el disparo de balas de goma, que dejó como saldo a doce personas con heridas y gases lacrimógenos.

De los heridos con balas, uno de ellos esJavier Astrada, periodista de ECOS Córdoba, que estaba cubriendo el lugar de los hechos, cuyas dos piernas recibieron cuatro impactos de bala.

“Estábamos cubriendo y la Policía, a metros, me disparó en la pierna. La Policía vino directamente a agredirnos”, dijo Astrada.

Otro manifestante que debió se trasladado a un nosocomio para recibir atención hospitalaria fue Lucas Vaca, vecino de Malvinas, quien sufrió heridas graves en la pierna y en la mano, fruto del impacto de las balas. Además, pasó por el Hospital de Urgencias de la ciudad de Córdoba, un militante de la agrupación MST. Y finalmente, Daniela Pérez, vecina de Malvinas, quien todavía permanece en observación en el Hospital San Roque.

“Me tiraron a muy corta distancia por la profundidad de las heridas”, sostuvo Luis, del MST.

 

“Una comisión técnica ya se expidió y no aprobó el informe de impacto ambiental presentado por la empresa, razón por la que pedimos al intendente que cumpla con su palabra”, dijo Gastón Mazzalay, de la asamblea “Malvinas Lucha por la Vida“.

Mazzalay planteó que Arzani (UCR) dijo hace un año que “si la empresa no cumplía con las pautas ambientales, no podría instalarse” y que “ahora corresponde que cumpla con lo que manifestó entonces”.

Sofía Gatica, de la organización Madres de Barrio Ituzaingó, que también participó de la marcha, pidió al intendente “que si no está capacitado para tomar una decisión y para decirle que no a esta empresa, que contamina, que renuncie”.

Por su parte, Medardo Ávila Vázquez, de Médicos de los Pueblos Fumigados, dijo que “se vivieron momentos de mucha tensión porque el pueblo de Malvinas está indigando”.

“Con resoluciones judiciales y decisiones técnicas del gobierno provincial, todavía Arzani se sigue comportando como un gerente de Monsanto”, criticó.

“Se ha demostrado que la planta de Monsanto es perjudicial que para la salud y Arzani sigue empacado en una decisión política donde está solo”, agregó.

“La Policía nos ha reprimido duramente”, indicó.

Finalmente, alrededor de las 21.30, la Intendencia decidió abrir las puertas para permitir la entrada de vecinos y a los medios de prensa.

“Rechazamos este tipo de violencia, trabajamos siempre por la paz social”, dijo Arzani a los medios de comunicación.

Los representantes de la Asamblea de Malvinas exigieron al intendente Daniel Arzani que se expulsara a Monsanto de Malvinas Argentinas.

Cuando se puntualizó sobre el rechazo provincial al Estudio de Impacto Ambiental, el jefe comunal aseguró: “Yo todavía no he sido notificado de eso”.

“Todos saben que el rechazo al estudio de impacto ambiental no es la negativa y hay que profundizar muy fino sobre el tema”, argumentó el intendente.

Además, Arzani declaró que el próximo lunes se juntará con el gobernador José Manuel De la Sota; “porque esta situación ya es insostenible para nosotros”.

El pedido de los ambientalistas y vecinos llega después de que, a principios de este mes, la Comisión Técnica Interdisciplinaria de la Secretaría de Ambiente de Córdoba desaprobó el informe de impacto ambiental presentado por Monsanto para poder operar en Malvinas Argentinas.

El gerente de Asuntos Corporativos de Monsanto, Adrián Vilaplana, anticipó que la empresa presentará un nuevo informe de impacto ambiental, que iniciará “desde cero”.

“Nuestro objetivo es estar 200 años en Córdoba. No es un negocio temporal, sino de larguísimo plazo. Venir a Córdoba fue una decisión muy pensada. Tomamos nota de lo que la Secretaría de Ambiente nos ha dicho y nuestra decisión es iniciar un estudio de impacto ambiental nuevo, de cero”, dijo el ejecutivo a la prensa.

Desde el 18 de septiembre de 2013, la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida, Madres de Barrio Ituzaingó, vecinos autoconvocados y entidades sociales bloquean el paso de camiones con materiales para construir en esa población la secadora de semillas de maíz más grande del mundo.

La planta proyectada para Malvinas Argentinas es similar a la establecida en la ciudad bonaerense de Rojas y se construye en un predio de 27 hectáreas ubicado sobre la ruta provincial A 188.

 

 

https://www.cba24n.com.ar/content/reprimen-protesta-contra-monsanto-en-malvinas-argentinas