Colombia: por primera vez, tres mujeres disputarán la presidencia

Es la primera vez en la historia política del país que tres mujeres se disputan la Presidencia de la República: Marta Lucía Ramírez, Aída Abella y Clara López.
El machismo y la misoginia, parecen ceder cada vez más en los diversos escenarios del país, sobre todo en los más álgidos y espinosos, como lo es la contienda política por la presidencia. Eso sí, muy tarde en comparación con los vecinos latinoamericanos y del mundo.
En la historia política de Colombia ninguna mujer ha ocupado el tan anhelado asiento de la presidencia. Tan disputado y codiciado en un mundo de “machos”. En parte se debe a la invisibilización del trabajo político y los aportes de la mujer a lo largo de la vida republicana del país.
Hay que tener en cuenta que solo fue hasta el año de 1954 que por primera vez las mujeres pudieron votar. Y según la Registraduría Nacional del Estado Civil, es hasta el año de 1958 que las mujeres colombianas pudieron ser elegidas por cuerpos colegiados de representación política, siendo el promedio general de participación política de las mujeres entre 1958 y 1974 de 6.79%. Igualmente de manera tardía los partidos políticos les abrieron espacios para su militancia.
Aunque siempre estuvieron al calor de la contienda política, fueron invisibilizadas con el mote de “ella es la esposa del ministro, del senador, del alcalde, del, del, del” y la lista sigue, y cuando se referían a la Primera Dama su nombre siempre en diminutivo; Elenita, Lorencita, Cristinita, Bertica, etc. (Es por ello que escritoras como Elena Poniatowska odian que su nombre sea nombrado en diminutivo) Es decir que muchos las concibieron como simples accesorios, sin saber que muchas decisiones que cambiaron el país fueron consultadas previamente en la cama con ellas.
En las últimas décadas, luego de la promulgación de la constitución de 1991, poco a poco el campo político repletó de “machos” ha cedido y han surgido mujeres en los diversos estamentos. Desde dichos años la proporción de mujeres que ha ocupado diversos cargos de elección popular ha ido en aumento.
Durante las últimas elecciones según la Registraduría Nacional del Estado Civil de las 36.137 candidatas fueron escogidas por los colombianos 107 Alcaldesas, 60 Diputadas, 3 Gobernadoras, 1.442 Concejalas y 847 Ediles en todo el territorio nacional.
Por supuesto conferirle características especiales a una condición sexual o biológica es un acto de racismo, o de anquilosado determinismo biológico. No por ser mujeres o hombres (o de cualquier preferencia sexual o de identidad de género) se cuenta con características especiales para ejercer un cargo público. Recordemos los duros recortes y penurias a los que Margaret Thatcher más conocida como “La Dama de Hierro” sometió a los ingleses.
En el plano regional e internacional si realizamos una mirada a vuelo de pájaro con nuestros vecinos, hay que mencionar que en este momento Latinoamérica cuenta con dos mujeres que son jefe de Estado. En Argentina Cristina Fernández de Kirchner se encuentra en su segundo mandato, siendo la segunda mujer en ejercer el cargo de Jefe de Estado, ya que María Estela Martínez de Perón más conocida como isabelita, fuera la primera mujer presidente en Argentina para el año de 1974. En el 2010 en Brasil, Dilma Rousseff ganó las elecciones presidenciales, siendo la primera mujer en dirigir las riendas del país. Y en Chile Michel Bachelet acaba de ser ratificada como presidenta para el siguiente período. Y en el resto del mundo podemos encontrar a mujeres que rompen la tendencia como a Laura Chinchilla de Costa Rica, Joyce Banda presidenta de Malawi y Park Geun-hye de Corea del Sur entre muchas otras.
La primera mujer candidata a la presidencia de la república de Colombia fue María Eugenia Rojas de Moreno-Díaz quien se presentó a las elecciones presidenciales del año 1974 por la ANAPO (Alianza Nacional Popular) pero no alcanzo su cometido. Personajes controvertidos como Regina Betancourt de Liska , más conocida como Regina Once, inició su campaña presidencial pero fue secuestrada y no pudo inscribirse a las elecciones de 1998. La segunda mujer que se lanzó a la presidencia fue Noemi Sanín para el año de 1998 por el “Movimiento Sí, Colombia” obteniendo un número considerable de votos. Luego para las elecciones del año 2002 se presentó nuevamente Noemi Sanín y también Ingrid Betancur por el partido Verde Oxígeno, pero desafortunadamente cayó en manos de las Farc y no pudo continuar en la campaña electoral. Pasarían 8 años para que Sanín se postulara de nuevo en las elecciones del año 2010 obteniendo un bajo respaldo.
A sabiendas que tradicionalmente la opción de voto ha favorecido a los hombres, no solo en las encuestas, sino en la práctica real del mismo, desde orillas ideológicas distintas, por primera vez en la historia política de Colombia tres candidatas pretenden hacerse a la presidencia; Marta Lucía Ramírez por el partido Conservador, Aída Abella por la Unión Patriótica y Clara López por el Polo Democrático. Las tres con una larga trayectoria política, las tres llegan a las justas electorales siendo las figuras más visibles de su partido, dos con historias desgarradoras de exilios y persecuciones, y por supuesto con el corazón divido entre su hogar, y un ideario propio sobre el cómo transformar el país.

http://www.elespectador.com/noticias/politica/mujeres-disputan-presidencia-articulo-473542