Constanza Moreira, precandidata a la Presidencia en Uruguay: “El Frente Amplio tiene que recuperar su madurez”

Enrulada, la precandidata a la Presidencia por el Frente Amplio, Constanza Moreira, habló con Uypress sobre los 43 años del FA; la importancia de poder debatir en 140 caracteres; los puntos claves de su diario de campaña y por qué es necesario un recambio generacional y de género en los cargos de poder del partido de gobierno.

Rodeada de un equipo joven que la incentiva en el uso de las redes sociales, herramientas que describe como parte de la “comunicación plebeya, al alcance de todo el mundo”, Moreira aborda una multiplicidad de temas de cara a la campaña preelectoral que arrancó apenas diez días atrás y que la llevó a los titulares en el fin de semana, luego de que el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro calificara de “ignorancia supina” la propuesta de reducir el presupuesto de las Fuerzas Armadas, en pos de incrementarlo en la Educación.

Consultada al respecto, la senadora decidió enfatizar que “nunca se llevó al Congreso del FA la disolución de las Fuerzas Armadas; decir eso sí que es un insulto a las personas que estamos llevando esta posición de reducción de vacantes y del presupuesto, porque estamos levantando el guante de lo que ya se trató en el Congreso del FA de 2008: continuar con la política de reducción progresiva del número de efectivos y del presupuesto, que ya practica el propio Ministerio de Defensa; sólo que sugerimos que los dineros obtenidos con la reducción de las vacantes se vuelquen a rentas generales y no queden para usufructuo del propio ministerio que, en lo que redunda, es en el aumento de los salarios. Lo que hizo Huidobro fue tergiversar las intenciones”.

“La modificación de retiro y pensiones militares, que se retiran a los 50 años con el 100 por ciento de su jubilación, tiene que ponerse a discusión y los que van a tener que tomar esa determinación es el poder político que resulte de la elección, no las Fuerzas Armadas”, exhortó.

Las declaraciones de Huidobro ante la prensa tuvieron lugar el sábado 1°, tras el nombramiento a Juan Villagrán como nuevo jefe del Ejército uruguayo. Este último afirmó durante su discurso en dicha jornada que “no hay mucho más para decir sobre los desaparecidos”.

Al respecto, la precandidata afirmó: “Sobre los desaparecidos hay todo para decir. Además ningún comandande en jefe de ninguna arma puede determinar la política de derechos humanos que va a tener el país; ya se ocuparon de los derechos humanos durante la época de la dictadura, ahora esta política recae en manos civiles. Lo único que tienen para decir los militares sobre los desaparecidos es lo que saben, y no han dado ni un dato confiable”.

#43AñosdelFA

¿Cómo ve estos 43 años del Frente Amplio?

“Este 43° aniversario es una encrucijada de caminos. El FA tiene muchas cosas que resolver: tiene que procesar su renovación generacional, complementar a las generaciones fundacionales con las generaciones de relevo y tiene que poner más mujeres”.

En este sentido, la precandidata destacó que “[el hecho de que] en el acto del jueves 6 estemos Mónica y yo, además de Tabaré, es un signo del cambio de los tiempos. Mónica Xavier llega a la presidencia del FA porque fue votada por todo el mundo; no imagino que eso hubiera sido tan fácil de conseguir si hubiera sido una elección determinada por unos pocos dirigentes. Creo que también la gente vota a una mujer porque quiere un cambio”.

“El partido político ha estado muy acaparado por la gestión de gobierno y con la llegada de Mónica ha tenido más dinámica, transparencia y profesionalidad en el manejo”, sostuvo.

Respecto al recambio generacional, añadió: “Yo esperaría que el próximo 5 de febrero los que estuvieran en el estrado fueran realmente otra generación. El gobierno está lleno de cuadros intermedios de 30 o 40 y pico de años, pero cuando pasás al terreno de lo simbólico de quién representa todo -que es distinto a tomar decisiones en un ministerio- ahí te preguntás: ‘¿Sólo nos puede representar el padre?’“, en referencia al reconocimiento “paternal” de la figura del expresidente de la República y actual precandidato Tabaré Vázquez.

“El FA tiene que recuperar su madurez, ahora que es cuarentón, y decir ‘yo puedo caminar con mis propios pies’“, expresó Constanza.

#DiarioDeCampaña

Así como llega a las nuevas generaciones a través de las redes sociales, Moreira maneja la campaña también de manera más tradicional: “con volantes y presencia física”, como las recorridas que hizo por Rocha hace menos de dos semanas, donde destacó las dos administraciones de Artigas Barrios, “por su reconstrucción del Estado” en ese departamento del país.

Consultada respecto a qué cuestiones le gustaría profundizar en un posible futuro gobierno, respondió: “Cambiaría el modo de gobernar: buscaría gabinetes paritarios -con igual cantidad de hombres y mujeres-, que los jóvenes estuvieran representados y que el interior del país estuviera mejor representado de lo que está. Es decir, superar la lógica del reparto sectorial y pasar a una lógica de creación de gabinete distinta a la que tenemos”.

“Priorizaría todo lo que se refiere al gasto público social: educación, salud y vivienda -continuó-; hay que implementar el Sistema Nacional de Cuidados; hay que reformar la Justicia; seguir trabajando en la educación, ya se dieron recursos pero hay que dar más, ver qué funcionó y qué no funcionó y, sobre todo, proceder a una reforma de las condiciones de trabajo de los docentes: eliminar el multiempleo, el trabajo precario, la acumulación de horas docentes” y agregó que “el tema de la vivienda sigue siendo central, no solo con la eliminación de la emergencia habitacional, que está en el Programa del FA”.

Además de “redimensionar el gasto en las Fuerzas Armadas, hay que desarrollar una política preventiva del delito, fortaleciendo a las familias, a las madres que muchas veces quedan solas a cargo del hogar; y trabajar contra la violencia, con un plan que diga ‘No a la violencia’ y haga hincapié en abordar la violencia hacia las mujeres y en la violencia doméstica. En la actualidad, las políticas de seguridad están dirigidas a prevenir los delitos a la propiedad privada cuando en realidad el verdadero problema es la violencia hacia las mujeres, a los niños y niñas, las redes de trata y de explotación sexual infantil y adolescente. Si aumentás la efectividad policial y sigue habiendo una buena cantidad de delitos en el país, entonces vas a tener las cárceles llenas de presos”.

#NoAlaBaja

“La Baja de Edad de Imputabilidad es contra los jóvenes y, si bien los jóvenes se están organizando para informarse y trabajar contra eso, nosotros tenemos que darles apoyo, tanto el Frente como los candidatos, porque es una batalla larga y dura”, afirmó la legisladora.

Si bien los últimos sondeos respecto al apoyo de la ciudadanía para bajar la edad de imputabilidad superaban el 50 por ciento de la población, Constanza Moreira aseguró que “si los frenteamplistas se concientizan de que el plebiscito por bajar la edad de imputabilidad es impulsado por [Pedro] Bordaberry y por el herrerismo; que va contra todo lo que nosotros pensamos que tiene que ser el tratamiento de la niñez y la adolescencia, con todo lo que hemos luchado por aprobar el Código de la Niñez y la Adolescencia, por darle a los jóvenes un tratamiento privilegiado y cuidarlos -que es mejor que llevárselos presos-, con la cantidad de plata que se ha destinado en instituciones de rehabilitación de menores infractores como el INAU y el SIRPA; si los frenteamplistas entienden que el Frente Amplio está haciendo un esfuerzo en otra dirección, ya con eso no ganarían el plebiscito. Si el Frente Amplio no vota, este plebiscito no se gana”, dijo sin dudar.

“Nuestro principal objetivo es hablar con los frenteamplistas y que no caigan en esa trampa mortal; así como informar a la sociedad, para que no sigan argumentos como que ‘a los jóvenes no se los juzga’, cuando actualmente a los jóvenes ya se los juzga y se los priva de su libertad”.

#MujeresPolíticas

“Estamos Listas para las listas“, dice Moreira con una sonrisa cómplice, parafraseando la campaña de la ONG feminista Cotidiano Mujer, que convoca a extender la cuota femenina en las elecciones más allá del sufragio de este año.

“En la inmensa mayoría de los países dejan la cuota femenina indefinidamente, hasta que la situación se corrija. De hecho, el FA quería esto. Solo en este país aplican la cuota por un solo período”, indica la senadora, aunque recuerda que, en su momento, “eso fue innegociable con el Partido Nacional y con el Partido Colorado” y “como la cuota implica la modificación de las leyes electorales, estamos compelidos a lograr mayorías especiales”.

“Algunas mujeres, sobre todo del PC, han tratado de impulsar que la cuota se extienda por más tiempo. En general las mujeres son las que defienden las cuotas, pero como su presencia es tan minoritaria en los partidos, en general allí las disciplinan y es muy difícil cambiar esta posición”.

“Nosotros precisamos avanzar en etapas -estableció-. Intentar que se aplique la ley de cuotas [por ejemplo: evitar que se abran muchas listas], vigilar que en cada partido se cumpla la implementación de esta ley y, sobre todo, que no peleen con otras mujeres para conseguir un lugar, sino pelear para conseguir más lugares entre todas; porque, cuando se dan muy pocos lugares, es un incentivo a la competencia intragénero, cuando en realidad todas tenemos que pelear porque la ley no se aplique en el mínimo (dos varones, una mujer), sino que estén encabezadas por mujeres”.

A esto se suma el “convencimiento” por parte de Moreira de que “las mujeres votarán mujeres en esta elección”. “En mis actos se llena de mujeres porque muchas están hartas de que las manden los hombres”, afirma y detalla que “las preocupaciones de las mujeres son muy distintas de las de los hombres: la educación, la vivienda, las personas privadas de su libertad. En el Parlamento, las leyes que son a favor de las mujeres, han sido defendidas por ellas mismas. No hubiera habido ley de IVE, ni contra la Violencia Doméstica, ni por un Sistema Nacional de Cuidados, si no había mujeres promoviendo estas legislaciones”.

Asimismo, Moreira cree que “hay muchas mujeres que necesitan verse representadas por un par. Las mujeres están mejor representadas por las mujeres, tal como los trabajadores quieren ser representados por ellos mismos y no por los empresarios”.

Con una coyuntura donde “en Uruguay sigue habiendo mucha desigualdad en cuestiones como los salarios, donde los hombres ganan mucho más que las mujeres, más la doble y la triple jornada femenina, si nosotros hacemos política para las mujeres, este país superaría la mitad del atraso que tiene”, remarcó.

“Las mujeres son la mitad del país que sostiene la reproducción social de la familia; entonces, si vos lográs levantar a las mujeres y darles un lugar para que opinan y para que decidan por sí mismas, este país avanzaría como bota de siete leguas”, remató.

http://www.uypress.net/uc_48498_1.html