Crisis fiscal en Puerto Rico: crece la preocupación por degradaciones del crédito

Las degradaciones del crédito de Puerto Rico por las principales casas acreditadoras añaden presión a las debilitadas finanzas públicas hasta el punto que si no se encuentra mercado para vender la propuesta emisión de al menos $1,000 millones en bonos, el gobierno podría sufrir degradaciones adicionales que lo llevarían al sótano del rango especulativo de inversión.

Ayer, los efectos de las degradaciones en cadena de Standard & Poor’s (S&P), Moody’s Investor Services y Fitch Ratings se iban materializando. Moody’s, por ejemplo, anunció que puso en revisión la deuda de los bancos Popular, Santander y First Bank como secuela a las degradaciones del crédito del gobierno.

Fitch, por su parte, justificó ayer la degradación de las obligaciones generales (GO’s) del gobierno y de otras deudas que giran contra el fondo general, recalcando en un informe que las degradaciones previas, desataban unos pagos automáticos que atentaban contra la liquidez del estado.

Para colmo, esta última degradación crediticia, anunciada ayer por Fitch, ocurrió justo cuando el Banco Gubernamental de Fomento (BFG) publicaba los últimos números del Índice de Actividad Económica (IAE) que reflejaban una caída interanual de 5.2% en el mes de diciembre de 2013. Y la decadencia de la economía boricua ha sido de gran peso en la determinación de las casas acreditadoras.

“Ahora mismo lo que me preocupa es la confianza que pueda tener el inversionista internacional ante toda esta situación”, comentó ayer el economista José Alameda.

Ayer, la secretaria de Hacienda, Melba Acosta, y el presidente de la Junta de Directores del BGF, David H. Chafey, en un comunicado con expresiones conjuntas, se manifestaron decepcionados con la determinación de Fitch Ratings de degradar el crédito boricua a chatarra de cara a la emisión de bonos.

Esta emisión constituye uno de los principales pasos para lograr una mayor liquidez del gobierno. Se pretende, al menos, vender $1,000 millones en bonos, pero si las condiciones lo permiten, y la Legislatura lo aprueba, la suma podría llegar a los $3,500 millones. Esto sería una emisión récord para bonos clasificados como chatarra, según el servicio de noticias Bloomberg.

El problema es que el BGF ha otorgado tantos préstamos al gobierno que apenas tiene efectivo para cubrir las necesidades de las agencias, las corporaciones públicas y los municipios en los próximos años fiscales, según ha admitido Chafey.

El gobierno pretende usar el dinero que recibe prestado con los bonos para pagarle al BGF parte de lo que le debe. De este modo, el BGF tendría más efectivo y podría atender cualquier necesidad de las agencias, las corporaciones públicas o los municipios.

Previo a la degradación, el plan del gobierno era vender bonos de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina), los cuales tienen la mejor clasificación crediticia al momento. Sin embargo, con la degradación, el gobierno ha cambiado su estrategia y pretende emitir GO’s.

Según el representante Rafael “Tatito” Hernández, esto se debe a que los GO’s tienen mayores garantías de repago, algunas de rango constitucional, que los otros bonos que emite el gobierno. Esto le da más seguridad al inversionista de que recobrará su dinero con ganancias pese a la clasificación de chatarra. Pero la reacción de los inversionistas está por verse puesto que el mercado de los bonos en el rango especulativo es un tanto más pequeño y especializado, resaltó, por su parte, Alameda.

“La clasificación actual asume que el gobierno va a poder ejecutar una gran transacción pronto para reforzar la liquidez. Una imposibilidad de acceder al mercado sería una preocupación de crédito significativo y puede ser causa de otra degradación”, advirtió ayer la casa acreditadora Fitch.

En el informe de Fitch se resaltan como positivos los esfuerzos del gobierno actual por mejorar las finanzas del país. No obstante, se señala que no existen señales claras que muestren una recuperación económica. “Es demasiado temprano para saber si la economía se estabilizará este año”, se indica.

De hecho, Fitch indica que las señales iniciales de recuperación reportadas en el 2012, el único año en que creció la economía, según la Junta de Planificación, “parecían haber sido más el reflejo de un estímulo económico que un crecimiento subyacente”.

“En el lado negativo, los cambios en los impuestos de venta incluidos en el presupuesto del actual año fiscal, no han producido los ingresos adicionales que se espera”, dice el reporte al analizar las finanzas del gobierno.

http://www.elnuevodia.com/preocupacionporlaemision-1709653.html

Moody’s coloca en revisión tres bancos en Puerto Rico

La casa evaluadora de crédito Moody’s anunció hoy que puso en revisión para una posible degradación a tres instituciones financieras locales: Banco Santander (BSPR), Popular Inc. y FirstBank.

Las clasificaciones que estarán en revisión serán la de fortaleza financiera independiente de Banco Santander, la clasificación a largo plazo de Popular Inc.  y sus subsidiarias -que incluyen el Banco Popular- y la clasificacióna largo plazo de FirstBank.

Moody’s dijo que las revisiones a la baja responden al potencial  efecto de un deterioro de la economía de Puerto Rico y su condición fiscal debido a la degradación crediticia del gobierno.

“La economía de Puerto Rico se encuentra en medio de una prolongada recesión que comenzó en 2006 , y sigue siendo cuestionada por el alto desempleo, la baja participación laboral, los altos niveles de pobreza en comparación con  Estados Unidos, un descenso de la población y la debilidad de su sector farmacéutico clave”, detalla el informe.

Según la casa acreditadora, esta debilidad de la economía combinada con años de financiación del déficit, la financiación insuficiente de pensiones y el desequilibrio presupuestario, han puesto al país en una posición donde su carga de la deuda y los costos fijos son tan altos, limitando así su liquidez y su acceso a los mercados.

Durante la revisión, Moody reevaluará las posibles pérdidas crediticias en préstamos y valores carteras de los bancos, incluyendo exposiciones directas e indirectas a la ciudadanía, bajo los escenarios más adversos.

La agencia de calificación le preocupa que los altos niveles de morosidad de los bancos pudieran dar lugar a pérdidas significativas si las condiciones no mejoran. Moody también considerará la disposición de los bancos a asumir una exposición adicional a la mancomunidad.

La noticia llegó a solo horas de que la casa que la casa acreditadora Fitch Ratings degradó el crédito del gobierno y varias corporaciones públicas. La semana pasada, Moody’s Investor Services y Standard & Poor’s hicieron lo mismo.

http://www.elnuevodia.com/moodyscolocaenrevisiontresbancosenpuertorico-1709500.html