Gobierno nicaragüense también habría sido espiado por el ejército colombiano

El escándalo de que el gobierno o el Ejército de Colombia espió a la delegación que negociaba en Cuba la paz con la guerrilla de la FARC, pica y se extiende, ya que ahora se asegura también espiaron a funcionarios del gobierno sandinista de Nicaragua.

La revista colombiana “Semana”, quien destapó el caso, asegura en su edición de fin de semana que el gobierno de Juan Manuel Santos a pesar de reconocer inicialmente la existencia de actividades de inteligencia al margen de la ley, luego dijo lo contrario. Primero ordenó investigar “hasta dónde ha podido llegar este uso ilícito de la inteligencia” y al otro día cambió radicalmente: era una “fachada legal que no tiene nada de irregular” y “hacía parte de una operación lícita”.

“Ahora, todos los esfuerzos del Gobierno se dedican a tapar, tapar y tapar. La estrategia es mostrar legal lo ilegal, confundir, enredar y mostrarse atolondrado con el fin de crear un imaginario que permita separar al presidente, al ministro y a los comandantes de cualquier responsabilidad sobre la operación”, cuestiona Semana.

“A medida que la investigación avance comenzarán a aparecer las pruebas del contenido de las chuzadas (escuchas telefónicas). La sorpresa será que los interceptados por el Estado son los integrantes de la delegación de las FARC en La Habana, sus cabecillas en Colombia y miembros de los gobiernos de Nicaragua y Venezuela, al más alto nivel.

El presidente y el ministro lo saben”, insiste Semana sin dar mayores indicaciones sobre cuáles fueron los funcionarios nicaragüenses espiados. Sumado al escándalo la cadena Univisión reveló que también se espiaba a los periodistas que cubrían el proceso en Cuba.

Según dice el portal web de Univisión, “grupos de hackers de la inteligencia militar colombiana interceptaron miles de correos electrónicos entre voceros de las FARC en La Habana y decenas de periodistas internacionales que cubren las negociaciones de paz entre el grupo guerrillero y el gobierno de Juan Manuel Santos”.

La cadena estadounidense tuvo acceso a más de 2.600 comunicaciones entre Hermes Aguilar y Bernardo Salcedo -ambos portavoces de las FARC en Cuba- con periodistas de agencias de noticias internacionales como AP, Reuters, Notimex, Prensa Latina, EFE, DPA, AFP, y de medios de América Latina y Europa.
http://www.rlp.com.ni/noticias/general/157321/gobierno-nica-tambien-fue-espiado-por-los-colombianos