Inició la segunda fase del Diálogo Nacional para establecer elecciones

Martelly se expresó en esos términos al encabezar una nueva ronda del diálogo nacional al que asistieron representantes de 23 organizaciones políticas, y que se celebra con la mediación de la Conferencia Episcopal de Haití (CEH).

El gobernante asistió acompañado por varios miembros de su gabinete, incluyendo el asesor Michel Clérié.

El jefe de Estado haitiano recordó que este encuentro se produjo a instancias del Gobierno, y se alegró de que cada día más formaciones políticas acudan a discutir los problemas más urgentes que enfrenta el país más pobre del hemisferio.

En ese sentido, dijo que esperar que las discusiones conduzcan a resultados positivos para beneficio de la población, y mencionó su reciente viaje a Washington, donde fue recibido por el presidente estadounidense, Barack Obama, y por el secretario de Estado, John Kerry.

Por otra parte, la presidenta de la Fusión de Socialdemócratas, la exsenadora Edmonde Supplice Beauzile, hizo énfasis en que las principales tareas del diálogo son el establecimiento de un Gobierno de apertura, la celebración de las elecciones parciales del Senado y municipales, y la enmienda a la Constitución.

“No hemos cambiado la posición de la Fusión; queremos otro Gobierno y un otro Consejo Electoral Provisional (CEP) que sea creíble, que inspire confianza”, exclamó la opositora.

Mientras, el coordinador de la Organización del Pueblo en Lucha (OPL), Sauveur Pierre Etienne, rechazo la propuesta de algunos partidos de conformar un frente entre las formaciones políticas de la oposición.

Por otro lado, el partido Fanmi Lavalas, que lidera el expresidente Jean Bertrand Aristide, también abogó a favor de una revisión del organismo electoral.

El coordinador de Fanmi Lavalas, Maryse Narcisse, destacó que la formación de un nuevo Gobierno y un nuevo CEP son condiciones indispensables para la organización de elecciones limpias.

Los representantes de Fanmi Lavalas en el diálogo nacional, Maryse Narcisse, Anthony Dessources y Joël Vorbe han explicado que el partido no quiere formar parte del Gobierno de Martelly.

El asesor especial de Martelly, Joseph Lambert, participa en las conversaciones como representante del Movimiento Nacional de Acción Cooperativa.EFE

2e phase du dialogue inter-haïtien, entre espoirs et incertitudes
La deuxième phase du Dialogue inter-haïtien, qui aura duré deux jours, a démarré, le mardi 11 février, avec la présence du président de la République, Michel Martelly, qui était accompagné du sénateur Michel Clérié, de Grégory Mayard Paul et de Daniel Supplice.

Les 23 mandataires des partis politiques se sont réunis avec le chef d’Etat pour défendre les ententes conclues entre le 27 janvier et le 5 février : l’organisation des élections pour renouveler les 2/3 du sénat, la chambre des députés et des collectivités territoriales, l’amendement de la constitution et la mise en place d’un gouvernement d’ouverture. C’est ce dernier thème qui était en discussion hier.

Le sénat de la République pourrait rappeler ses représentants de la table du dialogue si le président de la République n’ordonne pas la libération des prisonniers politiques, menace le président de ce corps. Dieuseul Desras Simon, qui estime que les vrais problèmes ne sont pas posés, met en question la présence du consortium des partis politiques et du Parti Haïtien Tet Kale autour de la table.

Le sénateur John Joël Joseph ne cache pas son pessimisme par rapport aux résultats du dialogue en cours. L’élu du département de l’Ouest, qui met en garde contre un plan visant à permettre à Michel Martelly de briguer un second mandat, voire instaurer une dictature en Haïti, préconise des élections générales en 2014.