Justicia argentina sobreseyó al expresidente Menem por voladura en fábrica militar

Por Adriana Meyer

Las víctimas de la voladura de la fábrica Militar de Río Tercero volvieron a ver esfumadas sus esperanzas de justicia. El ex presidente Carlos Menem fue sobreseído por falta de pruebas en la causa donde estaba procesado por aquella explosión, ocurrida en noviembre de 1995 y que dejó siete muertos, unos trescientos heridos y daños millonarios. Así lo dispusieron por mayoría los jueces de la sala A de la Cámara Federal de Córdoba, que revocaron el procesamiento de Menem por el delito de “estrago doloso agravado por muerte” y confirmaron también el sobreseimiento del ex jefe del Ejército Martín Balza. Mientras ambos ex funcionarios seguramente festejan la decisión judicial, las familias de los muertos en Río Tercero mascullan bronca y sus abogados preparan la apelación.

Los querellantes de la causa, encabezados por el abogado Ricardo Monner Sans, adelantaron que apelarán los sobreseimientos ante la Cámara de Casación Penal para que Menem y Balza sean juzgados por la explosión de la fábrica, que en otras instancias judiciales ya se probó que tuvo la intencionalidad de encubrir la maniobra de contrabando de armas, uno de los casos de corrupción más emblemáticos de la administración del riojano.

Menem, de 83 años y con mandato de senador nacional hasta el 2017, había sido condenado en 2013 por Casación a siete años por el contrabando ilegal de armas a Croacia y Ecuador, luego de haber sido absuelto en el juicio oral. La fiscalía y los querellantes sostuvieron en sus acusaciones que la voladura de la fábrica de Río Tercero fue un ardid para encubrir el faltante de armamento que habían vendido a esos países.

En el expediente de la Justicia de Córdoba, Menem estaba imputado por estrago seguido de muerte, se le había dictado en un primer momento una “falta de mérito” hasta que en agosto el juez federal de Río Cuarto Carlos Ochoa dictó su procesamiento tras una resolución de la Corte Suprema que rechazaba la prescripción del caso. La defensa de Menem apeló ese procesamiento y ahora la Cámara Federal de Córdoba dictó su sobreseimiento, aunque sin cuestionar la hipótesis de un incendio intencional en la fábrica militar. Los jueces Ignacio María Vélez Funes y Vicente Muscará entendieron que no había elementos de prueba contundentes para sospechar de la participación de Menem en esa explosión y lo sobreseyeron.

El fallo indicó que si bien el juez Carlos Ochoa “infiere la participación de Menem” en la explosión al pedir su indagatoria en la investigación con el supuesto fin de “ocultar los hechos de contrabando de armas que tuvo por probados la Cámara Nacional de Casación Penal, no alcanza, en modo alguno, para motivar una resolución de procesamiento”. La Cámara también hizo hincapié en la falta de mérito que se había dictado en un primer momento sobre Menem y remarcó que “ni la instrucción judicial, ni los órganos encargados de la acusación”, en referencia al fiscal y al querellante, “han podido aportar elemento alguno de prueba” contra el ex presidente. La Cámara también validó el sobreseimiento de Balza al señalar que “la prueba colectada no ofrece ningún dato relevante en torno a su responsabilidad para inculparlo”. Votó en disidencia el conjuez Rafael Vaggione, quien señaló que había que enviar a Menem y a Balza a juicio oral por “la gravedad institucional del hecho investigado y la participación de numerosos funcionarios públicos, entre ellos el entonces presidente de la Nación” para que en esa instancia se determine su eventual responsabilidad.

“Después de leer este fallo, siento una indignación mayor que cuando apenas recibí la noticia”, dijo Monner Sans. Y sostuvo que en la resolución “hay una contradicción enorme y no me quedaré tranquilo hasta no intentar todo lo que me habilita el Código Procesal Penal ante la Cámara de Casación o ante la Corte Suprema si es necesario”. El abogado recordó que en marzo de 1995 se iniciaba la causa madre por el contrabando “y en noviembre se hizo explotar intencionalmente esa fábrica por donde pasaron la mayoría de las armas que fueron a Croacia y Ecuador”. Además, aseguró que “sin ninguna duda ese hecho, a mi criterio, tuvo como responsable tanto a Menem como al entonces jefe del Ejército Martín Balza”.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-239738-2014-02-13.html