México: organizaciones denuncian ataques a comunidades del EZLN

Organizaciones sociales y civiles adherentes a la Otra Campaña salieron en defensa de las comunidades base de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) que son agredidas por grupos de choque tras la disputa por la posesión de tierras que los rebeldes recuperaron en enero de 1994.

Los adherentes y simpatizantes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona en San Cristóbal de las Casas expresaron su  repudio a los ataques del pasado 30 de enero contra las bases de apoyo zapatista del Ejido 10 de Abril (municipio autónomo 17 de Noviembre), perteneciente al Caracol IV Morelia, y personal del Hospital San Carlos de Altamirano.

Luego de señalar que tras la embestida –en la que participaron miembros de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos-Democrática (CIOAC) y de la Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (ORCAO)– se sumaron a la Semana Nacional e Internacional de Solidaridad ‘Si tocan a los zapatistas, nos tocan a todos’, narraron que en el Ejido 10 de abril, ubicado en tierras recuperadas entre las ciudades de Altamirano y Las Margaritas, se han presentado diversas agresiones desde 2007.

El ataque más reciente ocurrió el pasado 27 de enero, cuando miembros de la CIOAC-Democrática talaron y robaron árboles para su venta. El 30 del mismo mes regresaron más de 300 personas de la misma organización y agredieron a los zapatistas con piedras, palos y machetes, con saldo de seis heridos.

Personal del Hospital San Carlos de Altamirano también fue atacado cuando acudía al lugar para atender a los heridos. Mediante “golpes y ultrajes” impidieron a las enfermeras la realización de su labor, añadieron.

Las Bases de Apoyo Zapatistas identificaron como responsables directos de las agresiones a Miguel Vázquez Hernández y Jaime Luna González, líderes de la organización, así como a Arnulfo González Jiménez, Tranquilino González, José Lino Álvarez y Humberto López, originarios del Ejido 20 de Noviembre y pertenecientes a CIOAC-Democrática, además de Francisco Hernández Aguilar, líder de la ORCAO.

También responsabilizaron a “los tres niveles del mal gobierno” encabezados por Manuel Culebro Gordillo, presidente municipal de Las Margaritas; Manuel Velasco Coello, gobernador de Chiapas, y Enrique Peña Nieto, presidente de México, “porque sabiendo de la situación no han intervenido o la han solapado”.

Alegaron que los hechos ocurridos no pueden ser vistos como un acontecimiento aislado, sino como una estrategia por parte del gobierno y los grandes grupos económicos para debilitar la lucha digna de los pueblos por su autonomía, es decir, el control de los territorios y sus recursos naturales.

“Esta lógica de contrainsurgencia es una práctica común en distintas regiones de Chiapas y el mundo, provocando deliberadamente la división al interior de las comunidades y el desplazamiento de sus habitantes, con la finalidad de readministrar los territorios en pro de la mayor acumulación de ganancias, beneficiando sólo a unas cuantas familias. Ejemplo de ello son los diferentes conflictos en San Sebastián Bachajón, Ejido Puebla, Comandante Abel, Banavil, Ejido Tila y el propio San Cristobál de Las Casas”, subrayaron en un comunicado los adherentes del zapatismo.

Incluso mencionaron que desde el extranjero han llegado diversos pronunciamientos para solidarizarse con las bases de apoyo zapatistas del Ejido 10 de abril, debido a las agresiones sufridas a manos de más de 300 integrantes de la CIOAC Democrática, “quienes bajo el amparo de los gobiernos federal, estatal y municipal actuaron en total impunidad en contra de la integridad física de nuestros compañeros y sus tierras recuperadas desde 1994”.

Recordaron que en el marco de la Escuela Zapatista, las maestras y maestros encapuchados les explicaron la importancia de las tierras recuperadas en la construcción de su autonomía, y “este atentado refleja el odio y la saña que el mal gobierno y sus lacayos partidistas tienen a la dignidad y rebeldía zapatista”.

Añadieron:

“Nos unimos a los llamamientos de solidaridad y acompañamiento que se hacen desde distintas latitudes, haciendo de manifiesto que si nos tocan a uno nos tocan a todos”.

Como adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y alumnas de la Escuelita Zapatista, advirtieron, seguiremos denunciando y señalando a los responsables de los ataques de los que son objeto nuestro/as compas”.
http://www.proceso.com.mx/?p=365357