Mujica dispuesto a mediar en Venezuela y tres ex presidentes condenan “violenta represión”

El presidente José Mujica se mostró dispuesto este miércoles a mediar en la crisis interna venezolana si “lo piden las dos partes” en pugna.

El mandatario fue consultado por la misiva enviada por uno de los sectores de la oposición política del país caribeño, que cuestiona la política económica de Nicolás Maduro y la represión iniciada tras el surgimiento de protestas callejeras.

“Si me piden sí. Me tienen que pedir las dos partes porque si no sería entrometerme en temas ajenos”, afirmó Mujica, quien se negó a opinar sobre el conflicto. “Si me piden que trate de interceder y negociar, mal camino es hacer declaraciones”, apuntó.

El jerarca hizo estas declaraciones luego de recorrer en Canelones las zonas afectadas por las últimas tormentas.

http://www.radiouruguay.com.uy/innovaportal/v/47251/22/mecweb/mujica_dispuesto_a_mediar_en_crisis_de_venezuela_si_lo_piden_las_dos_partes?parentid=44871

 

Venezuela: Lacalle, Batlle y Sanguinetti condenan violencia

Los expresidentes Jorge Batlle, Luis Alberto Lacalle y Julio María Sanguinetti publicaron una carta en la que alertan que los “dramáticos” acontecimientos en Venezuela “hieren la conciencia democrática del hemisferio”. Según los expresidentes, las protestas pacíficas que tuvieron lugar en Venezuela en las últimas semanas, fundamentalmente por estudiantes, “fueron reprimidas violentamente pese a que ellas eran la previsible consecuencia de un progresivo recorte de libertades”.

Entre estas limitaciones, destacan el cierre de medios de comunicación, “un desquicio económico que ha llevado al país a la inflación y a un desabastecimiento incompatible con la vida de una sociedad contemporánea”.

Para los exmandatarios, la violación a los derechos y a las libertades en ese país exigen que “todo Estado latinoamericano, toda organización de las tantas que proclaman un objetivo democrático” ayude al pueblo venezolano a retornar a la paz, basada “imprescindiblemente en el ejercicio de una irrestricta libertad de reunión y expresión”.

Los actos violentos que han puesto a Venezuela en el foco de la atención internacional, y que le han costado la vida tanto a civiles en manifestaciones pacíficas, como a defensores del gobierno, generan una fuerte polarización en Uruguay.

Ayer el Pit-Cnt y la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUU) fueron los convocantes de un acto realizado en la Plaza Libertad en apoyo a Maduro.

Allí los oradores, frente unas doscientas personas, entre las que se encontraba el embajador venezolano ante Uruguay, Julio Chirino, rechazaron pronunciamientos que consideran parten de una “derecha política y social” dedicada a “defender intereses de las clases dominantes” uruguayas.

El sindicalista Jorge Bermúdez dijo que los estudiantes que se manifiestan en Venezuela son “reaccionarios”. Los medios de comunicación también fueron objeto de críticas por “desdibujar” la realidad. El Pit-Cnt se afilia a la tesis de un intento de golpe en Venezuela para derrocar al gobierno de Maduro.

En Uruguay, mientras que el Partido Nacional ha expresado la necesidad de que el gobierno defienda, en la medida de lo posible, el respeto de los derechos humanos y la existencia de libertades fundamentales en Venezuela, el Movimiento de Participación Popular (MPP) se solidarizó, además de con el pueblo, con el gobierno venezolano.

En una carta publicada el pasado 17 de febrero, el MPP expresó su preocupación “por los terribles hechos de violencia” que vive el “hermano pueblo de la República Bolivariana de Venezuela”. En este sentido, manifestó su “más sincera solidaridad con el gobierno y el pueblo venezolano confiando en que encontrarán la salida democrática, pacífica y de consenso” para terminar con esa “escalada violentista organizada por los sectores más reaccionarios de la derecha venezolana”.

Si bien el MPP mostró su solidaridad con las víctimas de estos enfrentamientos y sus familias, afirmó que confían en que el pueblo y el gobierno de Venezuela sean capaces de “encontrar caminos para consolidar el Proyecto Bolivariano”.

Según las líneas publicadas por el MPP, la consolidación de este proyecto se lograría, una vez que se supere “el continuo boicot de los sectores más poderosos de la economía venezolana, que provocan desde hace ya tiempo la escasez de elementos esenciales y de primera necesidad para la ciudadanía”. La carta finaliza con un deseo de que se encuentre una solución al conflicto lo antes posible y “que se respete la soberanía de los pueblos”.

http://www.elpais.com.uy/informacion/venezuela-lacalle-batlle-sanguinetti-condenan.html