Tensión tras el fallo de La Haya: Chile enviará nota de protesta contra Perú por “triángulo terrestre”

El 27 de enero, parecía que con el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) las controversias entre Chile y Perú quedarían en el pasado. El clima generado por los gobiernos de Sebastián Piñera y Ollanta Humala, respectivamente, hacía presumir a las autoridades chilenas que, tras el veredicto, el país vecino daba por concluidas sus reivindicaciones territoriales. Pero nada más lejos de ese escenario. Muy por el contrario, el mandatario peruano asumió con mayor fuerza la defensa, ahora, del “triángulo terrestre”, provocando una disputa con La Moneda que, con el paso de los días, ha ido escalando al punto que, finalmente, el canciller Alfredo Moreno anunció este miércoles que Chile enviará una nota de protesta a Perú por esta controversia.

Moreno argumentó que la referida misiva apunta a “que cada vez que se publica un mapa que, de alguna manera, refleja límites de Chile que no corresponden a los límites internacionales de nuestro país, esto se hace ver a quien corresponde”. Además explicó que, hecho el análisis debido, se decidió enviar la nota de protesta al gobierno peruano para “hacer notar la equivocación del mapa y, también, para hacer notar que no es válido para nosotros como chilenos, que tenemos nuestros límites establecidos en una forma distinta a ese mapa. Eso es lo que ocurre con esto hoy, por lo tanto, en el momento oportuno vamos a hacer entrega de esta nota, en la cual vamos a hacer ver las divergencias entre lo que ese mapa señala y lo que son los límites internacionales de nuestro país”.

Con ello, la Cancillería no sólo dio por cerrado el debate acerca de la oportunidad de enviar la nota, sino que también endureció el discurso que había mantenido hasta ahora, asimilándose al que, durante estas últimas semanas, ha instaurado el jefe de Estado. Particularmente, tras las conversaciones de Piñera con Humala –en el marco de los dos encuentros internacionales en que ambos participaron– y tras las cuales el mandatario peruano ha insistido en su postura, asegurando que “le he expresado al Presidente Sebastián Piñera, y a su canciller, la posición del Estado peruano, que reconoce ese triángulo como parte de la soberanía nacional, como parte del territorio en el marco del Tratado de 1929. Por lo tanto, para nosotros no hay ninguna controversia. Ese triángulo es nuestro”.  E incluso, en declaraciones realizadas a su regreso a Perú, advirtió que en el caso de que Chile enviara una nota de protesta, “responderemos con toda firmeza”.

Si bien Moreno aclaró que “no hay plazo para esto” y que la nota “es simplemente para hacer notar esta diferencia”, también fue enfático en explicar que la misiva se enviará sólo “cuando se terminen los análisis correspondientes, que son los que estamos haciendo”. Y aunque el documento aún no sale de la Cancillería, su anuncio da cuenta de que la presión de Perú está escalando un conflicto que el gobierno de Piñera hubiera preferido evitar. Por lo mismo fue que, durante casi cuatro años y con mayor hincapié en los meses previos al polémico fallo, tal como lo recuerda el ex subsecretario de Guerra y analista internacional Gabriel Gaspar, la actual administración profundizó la idea de que “vivíamos el mejor momento de las relaciones con Perú, que el tema de la Haya había que encapsularlo; que la política de las ‘cuerdas separadas’ era buena para la relación entre ambos países; condecoraron a Alan García”. Sin embargo, nada de eso sirvió, ya que “terminado el tema de La Haya, no pasa una semana y los peruanos ya nos están presentando otra demanda”, agrega.

Adicionalmente, Gaspar está de acuerdo con que es necesario enviar la nota de protesta. A su juicio, “hay que hacer algo, que Chile manifieste su disconformidad, porque el que calla otorga”. El experto está convencido de que era necesario reaccionar ante “este nuevo desplante que nos hace la diplomacia peruana, muy alimentado por la política interna” de ese país. Pero también tiene la convicción de que lo sucedido se debe a la política que el actual gobierno tuvo con relación a Perú; por lo mismo, respecto al tono con que el jefe de Estado ha respondido a su homólogo peruano, sostiene que “me hubiera gustado que la firmeza en el tono hubiera sido siempre”.

Críticas al “tono”

Por otra parte, tampoco pasa inadvertido el tono con que el coagente peruano ante La Haya, José Antonio García Belaúnde, ha reaccionado estas últimas semanas en la defensa de la postura de su país. Llegando incluso a acusar a Piñera de que “quiere despedirse haciendo su pataleo, como gran defensor de la nacionalidad”. Pero él no ha sido el único que ha atribuido la reacción del mandatario chileno a un tema de política interna. Sin ir más lejos, algo similar señaló la vicepresidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso del vecino país, Lourdes Alcorta, quien sentenció que “el señor Piñera, que está a pocos días de salir, dice que el triángulo terrestre pertenece a Chile. El fallo no dice eso, es una majadería del Presidente Piñera, que no quiere registrar en la historia que en su período pasó esto”.

Y el canciller Moreno no se ha quedado atrás, replicando la posición asumida por Piñera. “Son expresiones que no corresponden al tono y manera en que las autoridades, tanto chilenas como peruanas, han llevado adelante este litigio y, naturalmente, las lamentamos profundamente” y añadió que “el tono y la manera en la cual nos hemos relacionado con las autoridades peruanas difiere mucho de los que ha señalado el coagente peruano, lamentamos esas expresiones, no se condicen tampoco con cómo las autoridades peruanas se han relacionado con nosotros y con nuestro país en todo este proceso”, dijo, en referencia a los dichos de García Belaúnde.

En todo caso, García Belaúnde reaccionó apenas se conoció el anuncio de la Cancillería chilena. En medios de su país insistió en el discurso que ya se ha socializado por el gobierno peruano: “Las cosas están claras. La lectura del fallo no deja margen de interpretación sobre la naturaleza del tema. Es decir, el triángulo terrestre es parte del Perú, en virtud del Tratado del 29. Eso está muy claro. Y la Corte señala que el punto de inicio de la frontera marítima es otro”. Y añadió que “o seguimos discutiendo de quién es (el triángulo terrestre), o nos ponemos de acuerdo en reconocer que existe un límite marítimo establecido por el fallo y un tratado”.

http://www.elmostrador.cl/pais/2014/02/12/tension-politica-con-peru-llega-a-su-punto-mas-alto-tras-fallo-de-la-haya/

Coagente peruano ante la Corte de La Haya: “Las cosas están claras”

Sobre el anuncio del canciller chileno, Alfredo Moreno, de enviar una carta de protesta al Perú en lo que se refiere al triángulo terrestre, el ex canciller y coagente ante la Corte de La Haya, José Antonio García Belaunde, señaló que “todo está claro” en el caso de los límites con Chile.

“Las cosas están claras. La lectura del fallo no deja margen de interpretaciónsobre la naturaleza del tema. Es decir, el triángulo terrestre es parte del Perú, en virtud delTratado del 29. Eso está muy claro. Y la Corte señala que el punto de inicio de la frontera marítima es otro”, dijo García Belaunde en diálogo con RPP.

Agregó que la Corte también advirtió que puede haber una diferencia entre el inicio de la frontera terrestre y la marítima.

“Existe un triángulo terrestre que no ha sido alterado, porque el fallo de la Corte es sobre el mar, no sobre el límite terrestre”, sostuvo el ex coagente.

También expresó que existen dos posibilidades para resolver esta nueva controversia. “O seguimos discutiendo de quién es, o nos ponemos de acuerdo en reconocer que existe un límite marítimo establecido por el fallo y un tratado”, anotó.

Sobre cuál debería ser la respuesta del Gobierno, García Belaunde evitó opinar. “No pretendo darle consejos al Gobierno cómo debe actura”.

“Hay que tratar de mantener las cosas en un ambiente sereno. Es un tema muy sensible. Se lo he dicho reiteradas veces a las autoridades chilenas: el tema del Tratado del 29 es de la mayor sensibilidad para el país. Entonces hay que tener conciencia de ello”.