Un mundo de paradojas y fuerzas antagónicas – Por Pedro Brieger, desde Caracas

Pedro Brieger, director de Nodal, está en Venezuela palpando el curso de los acontecimientos y transmitiendo sus impresiones de lo que allí sucede. Además de la información y el análisis de todos los días en Nodal, se puede seguir la situación de Venezuela a través de nuestro twitter @infonodal. Para ver todos los twitter emitidos simplemente se puede buscar #briegerencaracas

Un Mundo de paradojas y fuerzas antagónicas

La capital de Venezuela es hoy un mundo de paradojas. En los barrios de clase media y alta de Caracas se arman barricadas y se encienden fogatas para impedir el paso de los vehículos y provocar el caos. Los que salen a las calles dicen que no hay alimentos ni medicinas y que la culpa es de un gobierno manejado por los comunistas cubanos.

En las zonas populares, donde viven los sectores postergados históricamente, también hay descontento porque escasean algunos productos esenciales, pero no cortan rutas ni arman fogatas. Más bien se quejan de que los cortes les impiden llegar a sus hogares. Hoy por hoy, la protesta que lleva más de 10 días está focalizada en los barrios de clase media donde existe un liderazgo político que dice de manera abierta que el presidente Nicolás Maduro se tiene que ir porque su gobierno “es un error de la historia”.

Detrás de la queja por la falta de leche o aceite está la idea de liquidar el chavismo en su conjunto. No hay medias tintas en Venezuela: o se está firme junto a este gobierno o se lo quiere derrocar por la vía que sea. Por esta razón, los llamados a la paz y al diálogo parecen caer en saco roto. No hay diálogo posible entre estas fuerzas antagónicas y cada jugada de uno u otro lado está pensada en función de debilitar al otro.