Bolivia: estudian la incidencia de represas brasileñas en las inundaciones

Un “efecto reflujo” en las represas construidas en la frontera brasileña con Bolivia podría estar provocando “una inundación significativa” en regiones como Villa Bella, Cachuela Esperanza y Guayaramerín; sin embargo, un dato preciso será resultado de un estudio a cargo de Hidrografía Naval que estará concluido hasta abril, informó el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

Las dos represas estarían generando lo que se llama reflujo hidráulico, que es “el fenómeno a través del cual las aguas que discurren hacia el norte (de Bolivia) golpean esas represas y, al golpear las aguas, retornan a territorio boliviano”, explicó la autoridad en una entrevista con la estatal emisora Patria Nueva.

Guayaramerín, Villa Bella y Cachuela Esperanza estarían entre las regiones afectadas por los posibles efectos de la infraestructura brasileña. Una comisión boliviano-brasileña analizará el tema, aunque Hidrografía de la Naval ya trabaja en el estudio y espera contar con los datos oficiales hasta los primeros días de abril.

“No tenemos certeza rigurosa respecto a la influencia que tienen las represas. Al parecer hay un efecto derivado de la construcción de esas represas, nos preocupa el reflujo hidráulico de esa región hacia el municipio de Guayaramerín y a municipios como Nueva Esperanza y Santos Mercado en Pando”, expresó el ministro.

El presidente Evo Morales instruyó el 18 de febrero una investigación para establecer la incidencia de las represas construidas en territorio fronterizo de Brasil en la población ribereña de Cachuela Esperanza que, junto a otras zonas fue golpeada por las inundaciones. “Algo raro está pasando”, añadió, en ese entonces, sin dar mayores detalles.

La subalcaldesa de Guayaramerín, Shirley Martínez, informó ese día que las aguas del río Beni inundaron gran parte de la zona y afectaron al 80% de los habitantes de Cachuela Esperanza, considerada un patrimonio puesto que fue el asiento del empresario Nicolás Suárez.

Quintana informó hoy que ahora los esfuerzos están volcados a Guayaramerín porque hay la alerta de una crecida de hasta dos metros del caudal del río, lo que –añadió- derivaría en la evacuación de varias familias.

El canciller de Bolivia, David Choquehuanca, y de Brasil, Luiz Alberto Figueiredo Machado, sostendrán el 7 de abril una reunión para analizar ese y otros asuntos de interés bilateral.

 

http://www.la-razon.com/sociedad/Represas-Brasil-generan-estudia-inundaciones_0_2012798757.html