Chile: la “Ley Monsanto” ya no se tratará en el congreso

El Gobierno y los parlamentarios de la Nueva Mayoría acordaron retirar una serie de proyectos de ley enviados por la antigua administración de Sebastián Piñera e incluso algunos más antiguos.

Uno de ellos es la iniciativa que regula derechos sobre obtenciones vegetales y deroga la ley N° 19.342, más conocida como “Ley Monsanto“.

El anuncio fue realizado por la ministra secretaria general de la Presidencia, Ximena Rincón, tras reunirse con los jefes de bancada oficialistas.

El timonel del PPD y coordinador de la Nueva Mayoría, Jaime Quintana, había indicado horas antes que “hay proyectos de ley que se encuentran al interior de las comisiones, muchos de los enviados por el gobierno anterior no guardan ninguna relación con las reformas estructurales y esta nueva agenda de transformaciones”.

“Por tanto una gran parte de esos proyectos van a ser retirados de las comisiones, para viabilizar que se despliegue efectivamente, una agenda de transformaciones en los distintos ámbitos que la Presidenta Bachelet está impulsando”, explicó Quintana.

LA POLÉMICA “LEY MONSANTO”

El proyecto de ley que regula derechos sobre obtenciones vegetales fue ingresado al Congreso en enero de 2009, durante el primer Gobierno de Michelle Bachelet.

En su texto original, el Ejecutivo sometía a votación “un proyecto de ley que deroga la actual ley Nº 19.342, actualizando el régimen jurídico que regula los derechos del obtentor de variedades vegetales y el privilegio del agricultor“.

Todo esto, según el mismo documento firmado por Bachelet y los ministros relacionados a la materia, “a fin de impulsar la investigación y el desarrollo de nuevas variedades vegetales y mejorar la productividad agrícola nacional“.

En la Cámara de Diputados, en marzo de 2010, a sólo días de la llegada de Piñera a La Moneda, se aprobaron los artículos 11, 35 y 36 del proyecto, tanto en general como en particular, con el voto a favor de 76 diputados.

Las disposiciones aprobadas de manera íntegra fueron:

Artículo 11: “Créase el Comité Calificador de Variedades, en adelante el ‘Comité’, órgano encargado de conocer y pronunciarse sobre las solicitudes de inscripción de una obtención vegetal en el Registro”.

Artículo 35: “Las resoluciones que pronunciare el Comité, que tengan el carácter de sentencia definitiva o interlocutoria, serán apelables ante el Tribunal Arbitral establecido en la ley Nº 19.039, el cual conocerá y sancionará según lo señalado en dicha ley”.

Artículo 36: “El recurso de apelación deberá ser interpuesto ante el Conservador del Registro, quien deberá remitirlo, con sus antecedentes, dentro de décimo día, al Tribunal de Propiedad Industrial, el que de oficio o a petición del interesado, podrá solicitar informes sobre la materia al Conservador del Registro y a los peritos que estime pertinente”.

En el artículo 1, en tanto, se añadió que “no podrán registrarse variedades de especies vegetales, en cuya tramitación no se haya verificado el cumplimiento de los requisitos establecidos en la presente ley“.

LAS CRÍTICAS AL PROYECTO

En una declaración pública, 30 organizaciones firmaron su rechazo a la “Ley Monsanto”, entre ellas la Asociación de Agricultores Biológico Dinámicos de Chile, la Red de Semillas Libres Chile y Greenpeace Chile

“No estamos de acuerdo con esta ley que da nuevas atribuciones y garantías para que las empresas (obtentores) sigan aumentando sus registros de semillas ‘certificadas’, ‘híbridas’ o ‘mejoradas’ y expandiendo la monopólica industria agroquímica”, indicaron.

En la misma línea, advirtieron que “ello constituye una amenaza de apropiación del patrimonio natural y biológico con fines de lucro por parte de empresas transnacionales particulares, gobiernos, institutos o universidades”.

Los nuevos ‘derechos de obtentor’ contenidos en esta ley liquidan los derechos ancestrales de los campesinos a guardar la semilla, intercambiarla y disponer libremente del producto de su cosecha. De ser aprobada la ley, los obtentores podrán ejercer acciones judiciales contra quienes sean acusados de usar libremente esa semilla. Nos oponemos tajantemente a aquello”, sentenciaron.

LA POSTURA DE LA EMPRESA

La empresa Monsanto, a través de un comunicado enviado a 24Horas.cl, descartó cualquier tipo de participación en la creación o en la tramitación del proyecto.

“Queremos aclarar que dicho proyecto de ley no tiene ninguna incidencia particular sobre el negocio ni las operaciones de nuestra empresa en el país, sino que responde a compromisos adquiridos internacionalmente por Chile relacionados con el respeto de la propiedad intelectual en el ámbito agrícola”, indicaron.

Asimismo, aseguraron que la iniciativa “tampoco tiene nada que ver con la supuesta introducción de los transgénicos en el país, como también se ha informado de manera interesada”.

“De hecho, existen varios países en el mundo, entre ellos Perú, Francia, Alemania, Rusia, Japón, entre otros, que han ratificado UPOV 91 y en el cual o existen moratoria para el ingreso de transgénicos o bien éstos están prohibidos”, agregaron.

 http://www.24horas.cl/politica/gobierno-y-nueva-mayoria-acuerdan-retirar-la-ley-monsanto-1132947