El gobierno hondureño descarta el regreso a Petrocaribe

Frente a la falta de respuesta de Venezuela con respecto a las nuevas condiciones impuestas a los países beneficiarios de Petrocaribe, el Gobierno de Honduras descartó la compra de combustibles bajo esta iniciativa energética, confirmó a LA PRENSA Alden Rivera, ministro de Desarrollo Económico.

Petrocaribe es una alianza petrolera de algunos países del Caribe con Venezuela. Consiste en que las naciones caribeñas compren el petróleo venezolano en condiciones de pago preferencial.

“Enviamos varias cartas solicitando que se nos hicieran algunas aclaraciones; sin embargo, no se logró obtener respuesta de Petrocaribe y eso de alguna manera nos da indicios de que las facilidades creadas en el período inicial de establecimiento del mecanismo de financiamiento no se mantienen vigentes”, indicó Rivera.

Dentro de ese contexto, el funcionario ratificó que el Poder Ejecutivo no aceptará los nuevos cambios y que, ante los altos costos de los carburantes, “el Gobierno descarta comprar combustibles a Petrocaribe”.

Con esta decisión, Honduras se sumó a Guatemala, cuyo Gobierno -por el mismo motivo- desistió en noviembre del año pasado de la incorporación a la alianza petrolera.

En el inicio de 2014, el gobierno de Juan Orlando Hernández solicitó por los canales oficiales aclaraciones sobre los cambios efectuados a la iniciativa para analizar la posibilidad de retomar la importación de carburantes; no obstante, su homólogo venezolano nunca respondió.

Cambios afectan proyectos

Honduras ingresó a Petrocaribe en el gobierno del expresidente Manuel Zelaya, pero en julio de 2009 fue expulsado tras el derrocamiento.

El 5 de mayo de 2013, durante la VII Cumbre de Petrocaribe en Caracas, Venezuela, el país fue readmitido en el proyecto energético, pero en los meses posteriores no fue posible materializar los envíos de petróleo.

La llegada del primer buque, que contenía 360 mil galones de diésel, se aplazó en varias oportunidades a pesar de que el Gobierno hondureño ya contaba con las nominaciones de barcos y había logrado un acuerdo con los importadores de combustibles.

Venezuela adujo en ese momento que los atrasos obedecieron a problemas de producción en las principales plantas refinadoras de petróleo.

Sobre el tema, Saraí Silva, directora ejecutiva de la Asociación Hondureña de Distribuidores de Productos del Petróleo (Ahdippe), manifestó que las modificaciones en el acuerdo por parte de Petrocaribe son resultados de la problemática en Venezuela.

“Hubo una negociación y Honduras participó en reuniones de Petrocaribe. Por los problemas que también tiene Venezuela, el Gobierno tomó la decisión de hacer cambios en el convenio”, expuso Silva.

Petrocaribe ofrecía además financiamiento para que los países miembros desarrollaran programas sociales a una tasa baja, pero fue modificada, elevándola entre 4 y 6%.

Silva consideró que la única perdida de no pertenecer a Petrocaribe es en la parte social. “Lo que se dejaría de percibir son ingresos por este concepto y se reducirán los proyectos sociales en el país”.

Consideró que eran préstamos a largo plazo, pero que siempre había que pagarlos.

Indicó que la Ahdippe siempre mantuvo la preocupación por la utilización de esos fondos para que realmente fueran dirigidos a los sectores sociales y no para gasto público.

Garantizado abastecimiento

Aunque Honduras no retorne a Petrocaribe, Fausto Erazo, director ejecutivo de la Asociación Hondureña de Empresarios de Productos Derivados del Petróleo (Ahdep), dijo que los distribuidores de los carburantes garantizan el abastecimiento y la calidad de estos productos.

“Como representantes de los distribuidores tenemos que velar por que el abastecimiento esté asegurado; el segundo punto importante es la calidad, lo que la población espera en este momento”, concluyó el empresario.

Se negoció canje de productos

El Gobierno hondureño y sus pares de Venezuela celebraron varias rondas de negociaciones para definir los mecanismos de pago de la factura petrolera y acordaron que se efectuaría con alimentos.

El acuerdo de Petrocaribe establece que Honduras recibiría de Venezuela 20 mil barriles diarios de carburantes y se propuso como fórmula de pago de la factura el intercambio de productos como leche, jugo de naranja, aceite de palma, harina de maíz, café, carne de cerdo y de pollo; no obstante, Venezuela mostró su mayor interés en lácteos y aceite. En el primer acuerdo suscrito en 2008 se establecía que el 40% de la factura petrolera se depositaría en un fideicomiso en el Banco Central de Honduras para financiar proyectos energéticos, productivos y de vivienda.

En el nuevo acuerdo, Venezuela modificó ese mecanismo: el 40% de la factura lo administraría un banco en Venezuela que asignaría los fondos para financiar proyectos sociales y de desarrollo.

Con esto se buscaba garantizar el adecuado uso de los recursos en las naciones beneficiadas y evitar la mora de algunos.

http://www.laprensa.hn/inicio/626388-96/gobierno-descarta-regreso-de-honduras-a-petrocaribe