Francia, Brasil y México respaldarán a Argentina en el litigio contra los fondos especulativos en Nueva York

Por Cristian Carrillo

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner adelantó ayer que el gobierno francés concurrirá como amicus curiae (amigo del tribunal) en apoyo a la Argentina en el pedido de revisión a la Corte de Estados Unidos sobre el diferendo contra los fondos buitre. Lo hizo luego de reunirse en París con el presidente de ese país, François Hollande (ver página 3). El Gobierno apeló el 18 de febrero pasado los fallos de primera y segunda instancia de los juzgados neoyorquinos, que obligan a la Argentina a pagarle a un grupo de fondos buitre 1330 millones de dólares por sus tenencias de deuda en default en 2001. El país es forzado a abonar ese monto sin quita y en efectivo. El próximo lunes concluye el plazo para la presentación de los amicus curiae, y en el Gobierno esperan un apoyo masivo a la postura argentina, entre los que se encuentran los gobiernos de Brasil, México, cámaras compensadoras, empresarias y bancos de inversión extranjeros y locales con deuda argentina, entre otros.

En febrero de 2012, el juez del segundo distrito de Nueva York, Thomas Griesa, emitió un fallo en el que ordena a la Argentina pagarles a los fondos Elliot, NML Capital, Dart, Aurelius, AC Paster y Blue Ange unos 1330 millones de dólares de la deuda que reclaman, sin quita. El Gobierno apeló esa sentencia y el 26 de octubre de ese año la Cámara de Apelaciones de Nueva York convalidó la sentencia en favor de los fondos especulativos a partir de una reinterpretación de la cláusula pari pa-ssu, que establece la igualdad en el trato entre acreedores. La Argentina llevó a la Corte el pedido para que se expida sobre estas decisiones. “Quiero agradecer que Francia se haya presentado ante la Corte de Estados Unidos por el caso de los holdouts que intentan tumbar el acuerdo del 93 por ciento de los acreedores logrado por Argentina por el canje de deuda; el acuerdo de deuda soberana más importante del mundo”, señaló ayer Cristina. Tras la presentación ante la Corte se abrió un plazo, que concluirá este lunes, para los amicus curiae a la posición argentina. Luego los fondos buitre tendrán cerca de un mes para argumentar su posición. Se espera que el lunes próximo –sobre el filo del vencimiento de este plazo– comiencen a conocerse los amicus. Por lo pronto. Francia ya le adelantó a la Presidenta su apoyo. En la presentación anterior ante la Corte estadounidense, por la interpretación del pari passu, Francia acompañó esa apelación, bajo el argumento de que el país tiene derecho a reestructurar su deuda, y avaló los llamados a canje de 2005 y 2010. Previo a este acompañamiento, el grupo de bonistas que ingresó a la reestructuración, denominado Exchange Bondholder Group (EBG), liderado por Gramercy Management, hizo punta con un escrito en el que solicita a la Corte que se los considere como “parte interesada” en el litigio debido a sus tenencias en deuda argentina.

En esta misma línea se repetirán otros acompañamientos. Del plano local se destaca la presentación que realizará el banco de inversiones Puente, tal como hizo ante la Cámara de Apelaciones de Manhattan (segundo circuito), cuando asistió como “tercero interesado” en representación de bonistas locales, que podrían verse afectados en caso de que este tribunal mantenga el fallo que obliga al país a pagar la totalidad que demandan estos fondos especulativos. Adelantaron su acompañamiento los gobiernos de Dilma Rousseff y Enrique Peña Nieto, de la American Chamber of Commerce of Argentine y del Premio Nobel en Economía, Joseph Stiglitz. También se espera que vuelvan a presentarse la American Bankers Association (ABA), la Clearing House (cámara compensadora estadounidense) y la Euroclear (compensadora europea), entre otros. En esa lista se encuentra también la ex número dos del Fondo Monetario, Anne Krueger, aunque sin confirmación de que vuelva a presentarse.

Si bien las chances para que la Corte tome el caso son escasas, el apoyo que reciba el país en la apelación podría aumentar las posibilidades. El principal acompañamiento por el que aguarda el equipo económico es el que provenga de la Casa Blanca. El canciller de Estados Unidos, John Kerry, aseguró que el gobierno estadounidense no presentará un escrito de manera voluntaria a la Corte Suprema en respaldo a la posición argentina. No obstante, si la Corte solicita a la administración Obama que se expida, ésta deberá responder al pedido con su posición, la cual, según ya fue adelantada, es positiva para la Argentina. En la presentación de la Casa Blanca por la causa satélite del juicio de la Argentina con los fondos buitre –en una nota al pie– sostiene que la interpretación del pari pa-ssu (tratamiento igualitario entre acreedores) que se dio en los fallos anteriores son contrarios a lo que se establece con el acta estadounidense de inmunidad soberana extranjera. La Corte no tiene plazo para expedirse, pero en el Gobierno especulan con que no habría una definición hasta principios del año próximo. 

http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-242186-2014-03-20.html