Galo Mora, secretario ejecutivo de Alianza País (Ecuador): “No hay sectarismo ideológico, son parcelas de poder”

Un día después de que el gabinete ministerial analizara los resultados de las elecciones seccionales, Galo Mora, secretario ejecutivo de PAIS, destaca la victoria de la izquierda.

El dirigente rechaza la versión de Ramiro González sobre una supuesta negativa a firmar una alianza con Avanza. Sin embargo, reconoce la existencia de sectarismo y ‘defensa de parcelas’ en el oficialismo.

¿Hasta dónde Alianza PAIS valora la crítica del Presidente sobre el sectarismo y la imposibilidad de hacer alianzas? ¿Cuál es el balance que desde la secretaría ejecutiva se hace de la crítica de Rafael Correa?
Creo que todas las críticas del compañero presidente son bienvenidas; pero también tienen una inducción de una falsedad planteada por Ramiro González. Él le ha dicho que propuso una alianza nacional. Él se opuso a esa alianza nacional. John Argudo y Antonio Posso lo ratifican y dicen que la alianza habría invisibilizado a Avanza. Yo tengo la filmación de la convención de Manta donde González se niega a esa posibilidad. Por lo tanto ese es un presupuesto equivocado. Nosotros tenemos 13 alianzas a nivel nacional. El problema del sectarismo se ha dado a nivel local, pero desgraciadamente no es doctrinario. Este es un problema muy serio. Si fuera doctrinario podríamos establecer que hay un debate rico al respecto, pero en realidad lo que ha existido es  como un cuidado de parcelas, y eso  debemos censurarlo y observarlo desde adentro.

¿Entonces, por qué el Presidente valora lo de Avanza? ¿Qué información recibió? ¿Con qué argumentos y elementos lo analiza?
Porque evidentemente Avanza tiene un crecimiento que es muy respetable. Entre Alianza PAIS, Avanza y el Partido Socialista tenemos la mayoría de las alcaldías. Si sumamos los votos de Pachakutik, en los sectores donde no hay una manifiesta oposición, o izquierdista, la mayoría es contundente, del 65% en contra de la derecha, que tiene 25%, esto es lo fundamental. Las fuerzas progresistas son inmensamente mayoritarias. El sectarismo sí se ha dado, quizá lo hemos observado tardíamente y ese puede ser un error nuestro, pero desgraciadamente no es un sectarismo ideológico, son parcelas de poder que se han defendido.

En Azuay, ¿los votos de Avanza hubiesen sido suficientes para que PAIS alcanzara la Alcaldía?
Nos falta analizar, tengo el acta de la negativa de Azuay, no consta Fernando Cordero, me parece inútil una discusión de conflictos entre dirigentes.

¿Fernando Cordero nunca estuvo?
No, no consta en el acta.

Entonces, ¿por qué si no consta en esa acta, Ramiro González afirma que él se opuso?
Eso debe preguntarle a Ramiro González.

Pero, usted, viendo desde afuera…
No veo desde afuera porque yo estoy en el ojo del huracán.

¿Entonces, desde el ojo del huracán, qué opina?
Le puedo decir que la supuesta propuesta  del director de Avanza de hacer una alianza nacional es mentira, falsa, lo puedo comprobar; pero no quiero echar más leña al fuego, porque nos interesa sobre todo la verdad. Más importante que esta coyuntura es el apoyo entre las fuerzas progresistas, en las que está Avanza para fortalecer el proceso revolucionario.

Pero, quizá hay algún conflicto personal, porque muchas veces se decía que Ramiro González buscaba llegar a la Alcaldía de Quito y de pronto en PAIS no tuvo esa opción…
Pero de pronto esa es su interpretación, y yo creo que si usted le da esa interpretación ha de ser por algo.

Podríamos caer en otros análisis que han hecho militantes de PAIS, que el mayor problema que afrontaron en estas elecciones, como lo experimentado en las primarias de 2009, es un cierto canibalismo al interior…
El Gran Combo de Puerto Rico lo definió en una sola frase: ‘No hay cama pa’ tanta gente’. Ese es el problema fundamental. Aquí hay apetitos voraces que a veces se manifiestan en una lucha incesante por una candidatura. Ahí nos falta educación política y ese es un tema que también debemos reflexionar. Pero en países con altísima educación política se da lo mismo, porque esa es una condición humana que no puede ser cambiada por decreto ni por las intenciones voluntariosas de quien quiera pretender hacerlo. También eso debemos revisar, pero disciplinariamente; creo que se ha actuado mejor, hemos ganado la mayoría. La derecha no tiene espacio en Ecuador. Ha ganado un espacio peligroso en Quito, pero ya hemos tenido la respuesta inicial del señor Rodas de que en ningún caso será un proceso de desestabilización sino de cumplimiento de sus ofertas. Enhorabuena que así sea.

Los socialistas plantean un frente de izquierda con PAIS y Avanza. ¿Por qué no ingresa a ese frente de izquierdas Pachakutik, que tiene una buena votación?
Creo que esos 25 alcaldes de Pachakutik, muchos que son antiimperialistas, soberanos, pueden sumarse a un proceso de esta naturaleza. Habría que ver cuáles son los niveles de convocatoria. De nuestra parte siempre está el brazo extendido al diálogo, con la izquierda que ha entendido que este proceso es único en la historia de Ecuador, no con la otra, aquella irreflexiva.

¿El frente sería para proponer la reelección de Rafael Correa?
Primero, pienso que es legítima la posición de los socialistas en ese sentido. Agradecemos la posición de Fabián Solano (dirigente socialista y asambleísta). No la hemos conversado, no hemos dialogado, no hay acuerdo, no hay piola  de por medio. Porque para ello habría que contar primero con una decisión del pueblo ecuatoriano, es decir, que se manifieste, previo a una voluntad del compañero Presidente, de que ceda a una decisión que la ha ratificado varias veces, la cual es terminar en 2017. Sin embargo, yo creo que la sola mención los ha puesto a temblar, a tal punto de que ya se disputan quién es el que va a quedar segundo.

¿En estas condiciones de malestar, cómo se sienten los ministros de PAIS, como Betty Tola o Fernando Cordero, del IESS,  o usted,  que participan en los gabinetes sentados en la misma mesa con Ramiro González?
Los protagonistas de la historia no son dirigentes políticos, que, finalmente, si tenemos un conflicto,  es una anécdota. No es ese el tema importante. No hay malestar en sentarse en una misma sesión de gabinete. Más aún si  las cosas se aclaran, obviamente hay que entender que todos somos políticos, pero quizá lo que nos pueda diferenciar es cuánto amamos la verdad.

¿Se prevé convocar a la convención nacional de PAIS para las próximas semanas o en el siguiente mes?
Todavía no hay una decisión al respecto, pero evidentemente requerimos hacerlo. Yo estoy prorrogado en funciones año y medio. Fui electo para el período noviembre 2010 – noviembre 2012. En la convención de 2012 se hizo una ratificación y en la de 2013 también, pero en una especie de subrogación por todos los procesos electorales que vivíamos, consecuentemente también creo que se necesita sangre nueva que venga a impulsar un proceso de reafirmación de lo actuado hasta hoy, y que es necesario actuar en ese sentido. No es cansancio, no es hartazgo. Desde cualquier espacio estaré, por supuesto…, pero sí creo que hay que ir cediendo espacios, yo me siento profundamente reconocido, alegre y optimista de que durante estos 4 años hemos institucionalizado Alianza PAIS, hemos jerarquizado una voluntad, una decisión política, disciplinaria. Sí, creo que es hora de ceder terreno, y no terrenos que han sido de mi propiedad, porque los revolucionarios no tenemos ese tipo de propiedades.

 

http://www.telegrafo.com.ec/politica/item/no-hay-sectarismo-ideologico-son-parcelas-de-poder.html