Haitianas realizan protesta en la frontera con Rep. Dominicana por violaciones de soldados

Violaciones sexuales en las calles por los soldados dominicanos, por los hombres en los mercados públicos y, principalmente por las autoridades judiciales. Esto padecen las haitianas que viven en la frontera con República Dominicana. Bajo el lema “Crear buenas condiciones para las mujeres para tener justicia, es un gran paso en el camino de la igualdad entre mujeres y hombres”, una serie de actividades tuvieron lugar durante toda la semana pasada en diferentes departamentos de fronteras entre Haití y República Dominicana.

Tomando como marco el Día Internacional de la Mujer, marchas pacíficas, ciclos de discusiones y actividades sociales ocurrieron en toda la región. En la ciudad fronteriza de Belladère (Centro), una gran marcha llamó la atención de la ciudad sobre el problema de las violaciones sexuales contra las mujeres haitianas, que son muchas veces víctimas hasta en los mercados públicos del país vecino, donde la discriminación contra los haitianos sólo aumenta después de la decisión de expatriar a sus descendientes de aquel país.

Con banderas y carteles en la mano, ellas gritaban consignas y pedían respeto y justicia para las mujeres, en contra de la impunidad connivente con el machismo, el racismo y la xenofobia. Las mujeres denuncian que las autoridades policiales y judiciales desprecian los derechos de las mujeres víctimas de violencia en la región. Las actividades son parte del proyecto del Grupo de Apoyo a Repatriados y Refugiados (Garr), “Fortalecer la protección de mujeres y niñas en la frontera entre Haití y República Dominicana”.

En Boc Banic, localidad de la ciudad fronteriza de Thomassique, las mujeres denunciaron la problemática del estupro recurrente en la región, pues ellas temen presentar queja ante las autoridades. Lo mismo ocurrió en la ciudad de Cornillon Grand Bois (Oeste), Jean Júnior Bertho, facilitador del debate por la ONG Garr, exhortó a las mujeres a reforzarse mutuamente en su liderazgo. En la ciudad de Anse-à-Pitre, las mujeres se han concentrado sobre las violaciones de derechos humanos a que están sujetas en mercados de frontera. La coordinadora de la Asociación de Mujeres de Vaillantes Anse-à-Pitre, Rosette Santana, denunció la violencia de los soldados dominicanos sobre las haitianas en la frontera, siendo apoyada por el vice-alcalde de la ciudad, Yli Montplalesir, que exhortó a las mujeres a denunciar y a luchar por sus derechos.

http://site.adital.com.br/site/noticia.php?lang=ES&cod=79809