Isabel Allende, presidenta del Senado chileno: “No hay peor cosa que pasar la aplanadora; es mejor avanzar con diálogo”

Parlamentaria por la Región de Atacama, dirigenta del Partido Socialista e hija de la figura más icónica de la izquierda chilena, la senadora Isabel Allende Bussi hizo este martes historia al asumir como la primera mujer en la jefatura del Senado de Chile, cargo que se ha propuesto poner al servicio del proyecto transformador de la Presidenta Bachelet, jugándose activamente para impulsar sus reformas en el Congreso.

-¿Qué significa llegar a la testera del Senado y ponerle la banda presidencial a Michelle Bachelet?

-Una tremenda emoción. Es un hecho inédito que dos mujeres sean las más altas autoridades políticas del país, además las dos socialistas, algo que ha provocado impacto mundial. Me siento contenta, orgullosa y además es una tarea muy desafiante.

-Su padre presidió el Senado como opositor; usted va a ser una senadora de gobierno.

-Para mí es una mayor responsabilidad porque vamos a llevar adelante un programa de reformas estructurales que obtuvo el 62 por ciento de los votos. Yo soy una persona muy respetuosa de las mayorías y minorías, creo mucho en el diálogo, pero vamos a ejercer la mayoría democráticamente porque tenemos un compromiso con la ciudadanía.

-La amplia mayoría que tendrá en el Parlamento la coalición de gobierno conlleva la tentación de “pasar la aplanadora”.

-Estoy convencida de que no hay peor cosa que tratar de pasar la aplanadora. Es mucho mejor para la gestión, la gobernabilidad y el éxito de una política avanzar mediante el diálogo. Por supuesto que tenemos pleno derecho a ejercer nuestra mayoría, que está legitimada por una votación popular, pero hay que hacerlo democráticamente, siempre poniendo por delante la posibilidad de dialogar e integrar.

Piñera y cierre del Penal Cordillera: “Le hago un reconocimiento”

-¿Cuál es su balance del gobierno de Sebastián Piñera?

-Partió con una tremenda soberbia, simbolizada en su frase de que en veinte días se estaba haciendo más que en veinte años, y haciendo anuncios muy pomposos que luego generaban muchos problemas con la letra chica y que hubo que mejorar en el Congreso. Eso fue minando su credibilidad, pero al final repuntó porque en nuestro país hay una cierta benevolencia con el gobierno que termina. Tuvo algunos logros evidentes, como la generación de empleos, porque le tocó una coyuntura favorable tras la crisis internacional que nosotros enfrentamos, además que la reconstrucción terminó siendo el motor de la economía.

-¿Y el rol que jugó Piñera en los 40 años del golpe militar?

-Ahí le hago un reconocimiento porque fue capaz de cerrar el Penal Cordillera, lo que para mí fue un acto muy notable. A lo mejor los presidentes de nuestro signo no se atrevieron o no pudieron, pero él sí lo hizo y yo se lo reconozco. Además, habló de los cómplices civiles de la dictadura, lo que terminó enemistándolo con su propio sector y también hay que reconocérselo.

-¿Hay algo de la agenda legislativa que impulsó Piñera que sea rescatable para darle continuidad o hay que archivar todo?

-No, por ejemplo el AVP yo lo continuaría de todas maneras, porque es un paso importante que da efectivamente una dignidad que hoy día no se tiene y termina con una discriminación.

-¿A quién va a echar más de menos en este nuevo Senado?

-A muchos. Partiría por Mariano Ruiz-Esquide, una persona consecuente, de una tremenda trayectoria y calidad humana. Además, se va a sentir la ausencia de Soledad Alvear, con su seriedad y estilo de profesora estudiosa, y de Camilo Escalona, que siempre era muy escuchado y respetado.

-Ignacio Walker acusó que la DC se quedó “fuera de la foto” en el Ministerio de Educación, un signo de que la falange pierde presencia y gravitación en la Nueva Mayoría.

-Somos una coalición de gobierno que está detrás de un programa y un liderazgo como el de Michelle Bachelet, donde todos somos iguales, más allá de que algunos tengan más parlamentarios. No creo que tenga que haber ejes, como el DC-PS, porque hoy vivimos un nuevo ciclo, se ha constituido esta Nueva Mayoría con una diversidad mayor y tenemos que ser receptivos a lo que nos están diciendo los movimientos sociales. Yo no veo que haya hegemonías ni de acá, ni de allá. Ignacio a cada rato hace sentir que la DC es un tercio, es su estilo permanente, nos pasa recordando lo que representa, pero se tiene que quedar tranquilo.

-Se dice mucho que el PC fue una de las fuerzas más leales con el Presidente Allende. ¿Espera una conducta similar con el gobierno de Bachelet?

-Sí. Efectivamente doy fe de que fueron un partido extremadamente leal con el Presidente Allende. Aquí hay un compromiso con un programa y un liderazgo, y yo espero que el PC se juegue por ello con mucha lealtad.

http://www.lasegunda.com/Noticias/Politica/2014/03/920289/isabel-allende-ps-no-hay-peor-cosa-que-pasar-la-aplanadora-es-mejor-avanzar-con-dialogo