La compleja historia de las fábricas recuperadas por sus trabajadores. Triste cumpleaños del BAUEN – Por Adriana Meyer

Todo estaba previsto para festejar una década y un año más de la recuperación del hotel más frecuentado por la militancia del campo popular. Y el brindis se transformó otra vez en comité de apoyo porque la justicia renovó la orden de desalojo, ahora con un plazo de treinta días. Los protagonistas de esta historia se preparan para una nueva resistencia, en el frente judicial y en el mediático. “Esto es una hermandad, no nos van a quebrar tan fácil”, dicen. Y como la vida sigue, en el Bauen presentaron las cifras de las ERT (empresas recuperadas por sus trabajadores) en la actualidad en todo el país.

Los trabajadores y trabajadoras del recuperado hotel Bauen se disponían a festejar sus 11 años de autogestión del emblemático hotel de Callao casi Corrientes, pero la justicia les aguó la celebración. La jueza comercial Paula Hualde los emplazó a desalojar el inmueble en los próximos treinta días. Y encima no los notificaron formalmente, se enteraron por el edicto publicado en los diarios del viernes 21, el mismo día del brindis del décimo primer aniversario. Sus logros en más de una década, generar 150 puestos de trabajo e invertir 15 en el edificio, están una vez más en jaque. “Esta vez va en serio, vamos a tener que pintarnos la cara”, dijo Federico Tonarelli, vicepresidente del Bauen, a Ojos Vendados.

“El brindis estuvo muy bien, vino toda la gente que nos viene apoyando y aprovechamos para armar una comisión con los partidos, las personalidades y los referentes sociales, sindicales, políticos y de derechos humanos, porque los necesitamos más que nunca”, agregó Tonarelli, quien además preside la Federación Argentina de Cooperativas de Trabajadores Autogestionados (Facta). Minutos antes había admitido a este portal que la noticia les arruinó la fiesta. “Me enteré por un cliente que vio el edicto en Clarín y llamó para preguntar si estaba todo bien”, comentó. La comisión de apoyo se reunirá el jueves, pero ya desde el martes su equipo de abogados se pondrá en acción.

La pelea del Bauen en Tribunales tuvo al desalojo como una amenaza permanente, pero se había abierto una esperanza cuando la justicia comercial aceptó suspender esa medida hasta que el fuero penal resolviera la denuncia de los trabajadores contra los antiguos dueños. Los empresarios Iurkovich fueron acusados de defraudar al Estado en connivencia con la dictadura cívico-militar. El hotel fue construido para el Mundial de Fútbol de 1978 con créditos del Banade (Banco Nacional de Desarrollo) y la sospecha es que nunca fueron pagados. “También denunciamos una presunta venta simulada, e insistimos en que el Bauen es del pueblo porque lo financió el Estado con fondos que los primeros dueños nunca devolvieron”, argumentó Tonarelli. La querella había contado con el acompañamiento del ex defensor porteño Roberto Gallardo.

Lo que pasó hace pocas horas es que el juez federal Sebastián Casanello archivó esa denuncia, y por lo tanto la justicia comercial ya no tenía razones para mantener la suspensión del desalojo. Así, el juzgado comercial 9 a cargo de Paula María Hualde determinó en la causa Solari SA s/quiebra que “habiéndose agotado procesales y las gestiones de este tribunal a los fines de intentar un acuerdo conciliatorio entre las partes involucradas, comunica que con fecha 20 de julio de 2007 se ha resuelto la devolución de inmueble ubicado en avenida Callao 346/60, que funciona como Bauen Hotel, a su titular Mercoteles SA, (…)”, y fijó “un plazo de 30 días dentro del cual la Cooperativa de Trabajo Buenos Aires Una Empresa Nacional limitada deberá desalojarlo a fin de que pueda tomar posesión el titular de dominio”.

Escenario de históricos lanzamientos políticos, sindicales y sociales de la última década, sus instalaciones han sido cedidas para las más diversas coyunturas del campo popular. Y en parte viene ganando la batalla por el apoyo recogido entre los referentes de un amplio espectro ideológico. Otro de sus pilares sigue siendo mantener convenios de contraprestación, por ejemplo con la empresa neuquina de cerámicos Zanon bajo control obrero, con el frigorífico recuperado Incob de Bahía Blanca y con la textil Pigüé, ex Gatic. Estas autogestionadas aportan sus productos y quienes los fabrican pueden parar en el Bauen si pasan por Buenos Aires. Los primeros dos años no pudieron abrir el hotel porque estaba casi destruido, y los trabajadores vivían de las colectas. El peor momento fue en 2007 cuando llegó la primera orden de desalojo, los pasajeros escapaban del hotel casi sin terminar de hacer las valijas y en la calle recibían el apoyo de León Gieco con un recital multitudinario. Las sucesivas instancias judiciales confirmaron que debían irse, incluida la Corte Suprema, hasta que la apuesta de la causa penal frenó provisoriamente la ejecución de la medida tan temida. Pero la tregua no duró, y ahora volvió a comenzar la cuenta regresiva.

Mientras tanto, el Bauen se fue convirtiendo en un referente de las empresas recuperadas, junto con Zanon, Aurora Grundig y otras, de un total de 311 ERT (empresas recuperadas por sus trabajadores que funcionan en casi todas las provincias del país), que según relevó el cuarto informe de Facultad Abierta, sostienen a 13.462 personas. En sus salones y habitaciones se fueron gestando varias de las movidas políticas fundamentales que marcaron el pulso de las protestas, las campañas, las tomas de tierras o de fábricas, los repudios y los lanzamientos. En el brindis del 11º aniversario, Tonarelli lo definió como “un espacio que ha funcionado como la casa de todos los trabajadores y los sectores más postergados de la sociedad”, y destacó que “lo que sostuvo la autogestión del Bauen durante todos estos años es la decisión de sus trabajadores de abrir las puertas del hotel a miles de compañeros que se apropiaron del espacio para darle vida y defenderlo junto a nosotros”.

Ubicado a pasos del mejor tramo de la avenida Corrientes, el de sus centros culturales, teatros y cafés tradicionales, el hotel autogestionado ofrece un servicio de alojamiento de idéntica categoría que cualquier otro bajo patrón. Sea on line o por teléfono, se puede reservar habitación para dos personas para el fin de semana largo por 2.100 pesos, con desayuno. Y los días de semana tiene acceso a piscina por un convenio con el Ateneo de la Juventud, ubicado a dos cuadras. La diferencia está en que el Bauen (Buenos Aires Una Empresa Nacional) es literalmente atendido por sus propios dueños. O al menos será así por los próximos 30 días, porque la lucha de once años parece haber llegado a su punto definitorio.

 

Informe del IV relevamiento de empresas Recuperadas en la Argentina. 2014

Las empresas recuperadas en el período 2010-2013.

Programa Facultad Abierta.

El programa Facultad Abierta ha realizado desde el año 2002 una serie de relevamientos nacionales de empresas recuperadas por los trabajadores (ERT). Estos relevamientos mostraron una información lo más completa posible del universo total de las empresas recuperadas en la Argentina a través de una muestra amplia de casos en los que se recolectaron datos a través de una encuesta –que se fue complejizando y reelaborando a través del tiempo transcurrido.

El primer relevamiento, en los últimos meses de 2002 y los primeros de 2003, se hizo sobre la base de 59 casos, el segundo, en 2004, sobre 72 y el tercero sobre 85. Aunque desde el cierre de la etapa de campo del tercer relevamiento han pasado apenas tres años, y menos aún desde la presentación del informe final y su publicación en forma de libro en 2011, hemos determinado la necesidad de una actualización de esos datos a partir de la percepción de un crecimiento cuantitativo del fenómeno de las empresas recuperadas en los últimos tiempos.

Este cuarto relevamiento muestra una cantidad de 311 ERT en el territorio de la Argentina, ocupando a 13462 trabajadores. De estas, las “nuevas recuperadas”, surgidas desde el cierre del tercer relevamiento en marzo de 2010, son 62, 41 de las cuales corresponden a los dos últimos años (2012 y 2013). Si tomamos como línea de corte el año 2004 (inclusive), las ERT actualmente existentes (en 2004, en el segundo relevamiento de nuestro Programa habíamos concluido que había 161 ERT) y surgidas con posterioridad a ese año, es decir, después de la crisis, en situación de crecimiento y recuperación de la economía nacional, son 144. Podemos decir entonces, que ya son casi tantas las empresas recuperadas que iniciaron su actividad en el período pos crisis como las asociadas al 2001 y años inmediatamente anteriores y posteriores.

 

1. Total de casos de ERT y cantidad de trabajadores por provincia.

total de casos 2013 % por provincia Cantidad de trabajadores % del total de trabajadores
Argentina

311

13462

100

CABA

58

19%

1902

14,14

GBA

97

31%

4406

32,76

Bs. As. (interior)

46

14,79

1726

12,83

Chaco

9

2,89

343

2,55

Corrientes

5

1,61

454

3,38

Entre Ríos

5

1,61

328

2,44

Santa Fe

26

8,36

1191

8,85

Chubut

3

0,96

45

0,33

Córdoba

14

4,5

1003

7,46

La Pampa

5

1,61

157

1,18

La Rioja

4

1,29

133

0,99

Mendoza

7

2,25

173

1,29

Neuquén

6

1,93

837

6,22

Río Negro

8

2,57

256

1,81

San Juan

2

0,64

39

0,29

Tierra del Fuego

1

0,32

30

0,22

Catamarca

1

0,32

27

0,2

Jujuy

2

0,64

80

0,6

Misiones

4

1,29

93

0,69

San Luis

5

1,61

232

1,72

Tucumán

1

0,32

7

0,05

 

3. Distribución por regiones

AMBA

155

50%

Pampeana

96

31%

Noreste

18

6%

Noroeste

8

3%

Cuyo

14

4%

Patagonia

18

6%

Total

100%

 

5. Total de casos de ERT y cantidad de trabajadores por rubro.

Rubros cantidad ERT %ERT Cantidad Trab.
metalúrgicas

61

19,61

2937

gráficas

31

9,97

879

textiles

26

8,36

1070

gastronomía

16

5,14

328

vidrio

7

2,25

327

químicas

8

2,57

197

plástico

5

1,61

95

industria de la carne

22

7,07

2041

astilleros

2

0,64

62

alimentación

40

12,86

1036

construcción

17

5,46

938

industria del cuero

6

1,93

380

salud

11

3,53

517

educación

7

2,25

215

hotelería

5

1,61

233

maderera/aserradera

8

2,57

146

combustible

4

1,28

77

papelera

2

0,64

71

calzado

5

1,61

601

transporte

7

2,25

720

logística y mantenimiento

6

1,93

154

medios de comunicación

6

1,93

244

caucho

1

0,32

13

comercio

3

0,97

109

minería

1

0,32

13

otros

3

0,97

59

 

6. Total de casos de ERT en el período 2010-2013 por provincia

total de casos 2010-2013 % por provincia Cantidad de trabajadores % del total de trabajadores
Argentina

63

100

2644

100

CABA

15

23,8

509

19,3

GBA

9

14,3

947

35,8

Bs. As. (interior)

11

17,5

389

14,7

Chaco

1

1,6

14

0,5

Entre Ríos

1

1,6

11

0,4

Santa Fe

5

7,9

185

7

Chubut

1

1,6

23

0,8

Córdoba

5

7,9

99

3,7

La Pampa

1

1,6

39

1,5

La Rioja

1

1,6

17

0,6

Neuquén

1

1,6

73

2,8

Río Negro

3

4,8

98

3,7

Catamarca

1

1,6

27

1

Jujuy

1

1,6

20

0,7

Misiones

3

4,8

65

2,4

San Luis

4

6,3

150

5,7

 

7. Total de casos de ERT en el período 2010-2013 por rubro

Rubros cantidad ERT %ERT Cantidad Trab.
Total

63

100

2644

metalúrgicas

6

9,5

715

gráficas

11

17,4

305

textiles

9

14,3

480

gastronomía

9

14,3

226

vidrio

1

1,5

20

industria de la carne

5

7,9

192

alimentación

10

15,9

384

construcción

5

7,9

134

salud

1

1,5

18

educación

1

1,5

58

maderera/aserradera

1

1,5

18

papelera

1

1,5

13

calzado

1

1,5

18

medios de comunicación

1

1,5

34

comercio

1

1,5

29

 

http://www.adrianameyer.com.ar/index.php/item/143-triste-cumplea%C3%B1os-del-bauen

 

Empresas recuperadas: informe de situación y orden de desalojo contra el Bauen

El viernes se presentó el informe del IV Relevamiento Nacional de Empresas Recuperadas a cargo del programa Facultad Abierta de la Facultad de Filosofía y Letras de Puán. La ceremonia fue en el hotel BAUEN de Callao y Corrientes y coincidió, además, con el undécimo aniversario de la ocupación del hotel por sus trabajadores. Infojus Noticias habló con Andrés Ruggeri, coordinador del programa, sobre el panorama actual de las empresas recuperadas y sus desafíos, y con Federico Tonarelli, trabajador del BAUEN y expresidente de la cooperativa que lo gestiona desde 2003, sobre la situación judicial y el año movido que se viene para los trabajadores. El aniversario coincidió, además, con la publicación de un edicto que da 30 días para desalojar el hotel.

La historia del BAUEN es también una parábola del neoliberalismo y su ascenso, estancamiento y caída estrepitosa. Marcelo Iurcovich lo construyó en 1978 con un crédito del Banco Nacional de Desarrollo (BANADE) y por medio del Ente Autárquico Mundial 78, encargado de financiar construcciones para la copa del mundo. El decreto 1261/77 permitía al ente el silencio sobre su gestión, razón por la cual no hay hasta hoy un balance contable del mundial 1978. Iurcovich construyó el hotel sin poner dinero de su bolsillo y no pagó ni la primera cuota del préstamo.

Los ‘80 fueron la época dorada del BAUEN; después de la torre sobre Callao, Iurcovich construyó el BAUEN suite a la vuelta, sobre Corrientes. Durante los ‘90, el hotel fue sede de encuentros del peronismo provincial al punto de darle su nombre al Grupo BAUEN. Allí se realizó el acto de Antonio Cafiero como precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, así como varias ceremonias en pos de la reelección de Carlos Menem en 1995. “Durante su historia como empresa de capital con Iurcovich, el BAUEN era un hotel de los sectores dominantes. Después del conflicto se transforma en su versión antagónica: es la casa del pueblo, no hay asamblea del mundo del trabajo o la economía social que no pase por acá”, dice Federico. Además, todos los años se hace en el hotel la Convención Anual de Tatuajes, la mayor de América Latina, y el año pasado se realizó la elección de Miss Trans (link: http://bit.ly/1dgM6yH)

El esplendor del BAUEN se va acabando durante los años ‘90: el proceso de apertura de mercado hace que las nuevas cadenas hoteleras internacionales ganen la pulseada. En 1997, la firma chilena Solari decide comprar el hotel por 12 millones de dólares y comienza a gestionarlo, aunque sólo llega a pagar una primera cuota de 4 millones. En el medio, Iurcovich creó una nueva firma, Mercoteles, dirigida por su cuñado (hoy la dirige su hijo). A los pocos días de creada, Mercoteles compró el BAUEN: Iurcovich se vendía el hotel a sí mismo mientras Solari se derrumbaba, llegando a la quiebra en 2001, cerrando el hotel y echando a los 80 trabajadores que quedaban luego de un dilatado proceso de vaciamiento. Así comienza la disputa legal por la propiedad del inmueble, que continúa hasta hoy.

El llano en llamas

Nada de lo relatado es ajeno al contexto socio-económico del país en ese momento: los del BAUEN no eran los únicos trabajadores sin su fuente de ingreso. 30 de ellos comenzaron a relacionarse con el incipiente movimiento de empresas recuperadas y, alentados por la gráfica Chilavert, formaron la cooperativa para recuperar el hotel. Andrés Ruggeri sigue de cerca el movimiento de recuperadas desde su inicio en 2002, cuando se funda el programa Facultad Abierta que dirige hasta hoy. Ruggeri cuenta que “al principio el programa no tenía un objetivo claro. La idea era trabajar con los movimientos sociales del momento: los piquetes, las asambleas, no sólo las recuperadas. Pero rápidamente desarrollamos una buena relación con IMPA y vimos la potencialidad de estas empresas”. ¿Cuál era esa potencialidad? “El sujeto ‘trabajadores’ había quedado golpeado y un poco ausente de las luchas en los ‘90. Esto era la vuelta de los trabajadores industriales, los obreros clásicos. Por eso nos concentramos en ellos”, dice Ruggeri. Una de las muchas actividades del programa (que pueden conocerse acá: http://bit.ly/1d8ftYD) son los relevamientos de empresas recuperadas.

Estos informes muestran un crecimiento del movimiento. En 2001 había 36 empresas recuperadas documentadas en todo el país; en 2004 ya eran 163; para 2010 había 247 y actualmente son unas 311, que emplean en total 13.500 trabajadores. ¿Por qué siguió creciendo su número una vez superada la crisis? Ruggeri dice: “las recuperadas han demostrado viabilidad: cumplen lo elemental, que es conservar el trabajo, y a veces más. Además, si bien la crisis fue superada, las empresas siguen quebrando: es algo normal en este sistema. La diferencia es que los trabajadores incorporaron como una herramienta válida y posible la recuperación y gestión de las empresas. Esto es algo que no formaba parte de nuestro universo económico ni ideológico”. Entre los rubros hay de todo: la mayoría de las recuperadas son metalúrgicas, aunque su importancia relativa va disminuyendo: hoy son 61, que forman casi el 20% del total. Pero también hay dos astilleros, 31 gráficas (nucleadas en la Federación Red Gráfica Cooperativa), 26 textiles y hasta medios de comunicación, proveedoras de salud, frigoríficos y una minera.

Y ahora quién podrá ayudarnos

El informe del relevamiento se presentó en el Salón Bolívar: es sólo uno de los 6 que tiene el hotel, además del auditorio, las 220 habitaciones (de las cuales hay unas 170 en funcionamiento), el bar, la pileta y el solárium (estos dos últimos aún por reabrirse). La lucha del BAUEN se refleja en su funcionamiento. El hotel no cierra nunca y sus 130 trabajadores se dividen en tres turnos. Toman las decisiones más importantes en asambleas, y las menores las toma el encargado de cada sector, elegido por su experiencia en el trabajo concreto y el respeto que le tienen sus compañeros. ¿Cómo dividen las ganancias del hotel? Federico dice que “si bien algunas recuperadas decidieron que todos sus trabajadores cobraran exactamente lo mismo, nosotros entendemos que hay responsabilidades que merecen una paga mejor. De todas maneras, el escalafón privado es mucho más amplio: la diferencia de salario entre un gerente y un maestranza puede ser una diferencia de 10 a 1, mientras que acá es de 3 a 1 en el mejor de los casos. Obviamente hay un reconocimiento económico para los compañeros que ocuparon la fábrica en 2003, porque sin ellos nosotros no estaríamos acá”.

La última sentencia judicial, de 2007, fue firmada por la jueza comercial Paula Hualde. Determinó que el hotel pertenece a Mercoteles e intimó a los trabajadores a desalojarlo en 30 días. En la fecha del desalojo hubo un recital en la puerta del hotel con unas 4.000 personas para impedir una acción que finalmente no ocurrió. El peregrinaje judicial de los trabajadores continuó: intentaron apelar la sentencia, pero en 2009 la Cámara de Comercio confirmó la titularidad de Mercoteles. Presentaron un recurso de queja a la Corte Suprema, que lo rechazó en 2012 por ser cosa ya juzgada. Como última alternativa presentaron un escrito denunciando penalmente a Iurcovich y le pidieron a la jueza Hualde que se declarara incompetente, ya que ella había fallado sobre la quiebra de Solari, que nada tiene que ver en el conflicto, y enviara la causa al Fuero Federal Penal. La jueza no se declaró incompetente, pero suspendió el desalojo. Los últimos días antes de la feria, en 2013, la causa penal prescribió: la jueza Hualde tiene que ejecutar de nuevo la sentencia de 2007. Por eso fue publicado ayer el edicto diciendo que tienen 30 días para desalojar.

¿Exprópiase?

“Desde lo legal no tenemos más alternativa. Está recontra firme la sentencia: para la justicia el hotel es de Mercoteles y la jueza debería desalojar una empresa con 130 tipos que funciona bien: una locura. Esto se resuelve políticamente, pero no vemos que haya voluntad política en el Congreso”, dice Federico. El último proyecto de ley para expropiar el hotel a favor de los trabajadores es una unificación de los presentados por Victoria Donda y Carlos Heller en 2012, y va camino a perder estado parlamentario. “Nosotros planteamos que, si el estado ejecuta las deudas que Iurcovich contrajo para construir el BAUEN, el hotel es del Estado. Y nosotros no queremos que el Estado nos lo regale: sentémonos a buscar una solución, ya sea alquiler, un comodato, un préstamo a 20 años para poder comprar el inmueble.

La jueza Hualde sabe que la situación es complicada, y en 2012 nos convocó a una audiencia de conciliación con Mercoteles. Ahí Iurcovich propuso emplearnos a todos de nuevo, lo cual es una cargada teniendo en cuenta lo que pasó”. El informe de Facultad Abierta muestra el estado legal de las empresas recuperadas hoy, a partir de un muestreo hecho con 31 de ellas. Ahí se ve que el BAUEN forma parte del 25,8% de empresas que esperan que se trate su proyecto de expropiación, ya presentado en el Congreso. La perspectiva no es muy alentadora: sólo en un 16% de los casos el establecimiento fue expropiado a favor de los trabajadores, un 9,7% tiene autorización del juzgado de la quiebra para funcionar temporalmente y otro 16% funciona con el predio ocupado.

Ruggeri plantea que esta precariedad legal “es la principal desventaja de las recuperadas. No tienen la propiedad ni acceso a créditos, y están en litigio con los dueños anteriores. Tampoco tienen capital: lo que hay son máquinas e instalaciones viejas o deterioradas, y está la fuerza de trabajo. Además, el personal administrativo, profesional o de ventas es el primero en bajarse de la lucha porque consiguen trabajo en otro lado, entonces los que quedan tienen que aprender nuevas funciones que quizás no sabía que existían, porque no era su problema. A cambio, se va lo más irritante: la explotación, el maltrato. Se recupera la dignidad del trabajo. Cambian el ritmo y el clima. Las ganancias dejan de ir a la acumulación de capital y al bienestar del patrón, por lo que se puede distribuir mejor. Cambia esta lógica empresaria de generar excedente como sea y aparecen elementos más humanos: se gana un sentido de la solidaridad que puede verse en la cantidad de centros culturales o bachilleratos populares funcionando en las recuperadas”.

 

http://www.infojusnoticias.gov.ar/nacionales/empresas-recuperadas-informe-de-situacion-y-orden-de-desalojo-contra-el-bauen-3542.html